El FMI deplora que la Argentina sea imprevisible

Vaticinó que el país crecerá 4,2% este año

18 Abr 2012
WASHINGTON.- Un alto cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI) deploró ayer que la Argentina sea "imprevisible", tras el anuncio por parte del gobierno de Cristina Fernández de que va a expropiar el 51% de la compañía petrolera YPF, controlada por la española Repsol.

"Pienso que ha habido un cierto deterioro del clima para los inversores en Argentina en los últimos años", afirmó en rueda prensa Thomas Helbling, economista del Fondo, al ser consultado sobre la medida. España tildó la decisión de hostil y Repsol anunció que está dispuesta a reclamar U$S 10.000 millones al Gobierno argentino.

"En general, las intervenciones a discreción del Gobierno que empeoran el clima, lo convierten en más imprevisible, no ayudan a la inversión ni al crecimiento a largo plazo. Ya hemos tenido en cuenta eso en las previsiones" dijo el economista. El FMI publicó ayer sus previsiones económicas mundiales, según las cuales Argentina crecerá un 4,2% en 2012. El FMI detalló que esa previsión está elaborada a partir de los datos oficiales del país, y recalcó que las cifras del Gobierno argentino son objeto de disputa.

La Argentina mantiene su propia querella con el Fondo, que conminó a que la administración kirchnerista a poner en regla sus mediciones estadísticas de inflación y Producto Bruto Interno (PBI) de aquí a septiembre, para adaptarlas a estándares internacionales. La Argentina rechaza por su parte desde 2006 las revisiones económicas del FMI, con el que saldó toda su deuda tras la crisis de la moratoria en 2001.

Italia y España

Por otra parte, el FMI también destacó que Italia y España no cumplirán sus objetivos de déficit presupuestario en 2012 y 2013. En el caso de Italia, el organismo pronosticó que su deuda pública subirá este año y el próximo pese a las medidas de austeridad del gobierno. El FMI dijo en su informe Monitor Fiscal que el déficit de Italia caerá este año a un 2,4% del PBI por encima del objetivo de Roma del 1,6%, y descenderá a un 1,5% en 2013.

En España, las cosas no lucen mucho mejor. El FMI prevé que el déficit público español se reduzca al 6% del PBI en 2012 y al 5,7% en 2013, con lo que incumplirá el compromiso de reducción que España ha contraído con Bruselas. En su informe fiscal de 2012, el FMI empeoró notablemente sus expectativas para el déficit fiscal español desde su informe anterior, de septiembre.

El gobierno español espera terminar este año con un déficit del 5,3% y bajarlo hasta el 3% del PBI en 2013. (NA-Reuters)

Comentarios