La pelea con el campo salpicó la imagen de la Presidenta - LA GACETA Tucumán

La pelea con el campo salpicó la imagen de la Presidenta

La popularidad de Cristina Fernández cayó 26 puntos desde que comenzó el conflicto, y 36 en lo que va del año, según una encuesta. Néstor Kirchner bajó aún más. En los últimos días comenzó a librarse una verdadera "guerra de encuestas".

20 Jun 2008
BUENOS AIRES.- Después de 100 días del desgastante conflicto con el campo, la imagen positiva de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se ubicó este mes en 20 puntos (seis menos que en mayo) y acumula una caída de 36 puntos en lo que va del año. Los datos pertenecen a la última encuesta de la consultora Poliarquía.

La jefa de Estado llegó al poder en diciembre del año pasado con 51 puntos de imagen positiva. Al mes siguiente trepó a 56, pero desde ese entonces hasta ahora empezó un descenso que se aceleró a medida que recrudecía la crisis con el agro. Paralelamente -según los mismos datos, que fueron reproducidos hoy por La Nacion.com- su valoración negativa trepó a 46 puntos, 34 más de los que tenía al despuntar 2008.

Según el sondeo, llevado a cabo desde el 2 al 10 de junio entre 1.000 ciudadanos de 40 localidades de todo el país, los números marcan una fuerte caída de la figura presidencial principalmente en la región pampeana y en las provincias del Nordeste, donde es más notorio el descontento de los agricultores.

La encuesta refleja que apenas el 4% de los entrevistados tiene "muy buen concepto" de la mandataria, mientras que el 16% cree que su calificación es "buena". Sin embargo, la adhesión a Néstor Kirchner bajó todavía más que la de su esposa. Cayó 14 puntos y pasó de los 47 que tenía en mayo a 33.

En otro capítulo, Poliarquía preguntó quién toma las decisiones en el Gobierno nacional. La mayoría de los consultados (41%) consideró que lo hacen conjuntamente la Presidenta y su marido, el 34% respondió que es el ex mandatario quién decide y apenas el 19% contestó que la responsable es la jefa de Estado.

Paradójicamente, el noviembre del año pasado, cuando el que gobernaba era Néstor, el 49% de los encuestados pensaba que las decisiones las tomaban de común acuerdo, el 10% que lo hacía él, y el 37% que era ella quién resolvía los temas más importantes.

En los últimos días comenzó a librarse una verdadera guerra de estadísticas entre el Gobierno y sectores de la oposición. Por un lado, aparecen datos como los de Poliarquía, que dan cuenta de una abrupta caída de la imagen presidencial, al tiempo que otras investigaciones concluyen, en forma opuesta, que disminuye el apoyo a la protesta del campo y que, por ende, se fortalece la posición del Ejecutivo.

Un ejemplo de esto sería un trabajo de la consultora OPSM, en cuyas conclusiones se asegura que el 72,5% de los consultados no está de acuerdo con el sector ruralista. Como complemento, la medición determina que el 41% considera que los gobernantes tienen la razón en el conflicto. LA GACETA.com ©

Comentarios