La Iglesia evoca la muerte de Jesús en la cruz

Se iniciaron las ceremonias de Semana Santa.

MISA CRISMAL. El arzobispo de Tucumán bendijo los óleos santos.  LA GACETA / JOSE NUNO MISA CRISMAL. El arzobispo de Tucumán bendijo los óleos santos. LA GACETA / JOSE NUNO
14 Abril 2006
El papa Benedicto XVI presidió ayer por la mañana la Misa Crismal del Jueves Santo en la basílica de San Pedro, con lo que inauguró las celebraciones de Semana Santa por primera vez en su Pontificado. Las celebraciones terminarán el domingo con la bendición "Urbi et Orbi" (a la ciudad y al mundo), desde la Basílica de San Pedro. Benedicto XVI invitó a prepararse para la Pascua con una buena confesión. Hoy, el Pontífice encabezará el Vía Crucis en el Coliseo romano, el lugar donde numerosos mártires perdieron la vida en los primeros años del cristianismo.
Durante la Misa Crismal en la Catedral de Tucumán, el arzobispo Luis Villalba instó a los sacerdotes a no perder los lazos de fraternidad. El párroco de la Catedral, monseñor José Arbó, ofició por la tarde la misa de la Cena del Señor, durante la cual lavó los pies de 12 niños del colegio León XIII.


LITURGIA DE LA PASION

Hoy es el único día del año en que no se celebra misa. La Iglesia está de luto por la muerte de Jesús.
Sí habrá ceremonias litúrgicas que recuerdan la pasión de Cristo.
A las 19, en la Catedral se oficiará la Liturgia de la Pasión. El Vía Crucis se celebrará a las 22.
En la parroquia de La Merced habrá Liturgia a las 18, y Vía Crucis a las 20.
En el templo de Santo Domingo se celebrará la Liturgia a las 17, y el Vía Crucis a las 19.
En la iglesia de San Francisco la Liturgia se oficiará a las 18. El Vía Crucis será a las 20.