Otro caso que involucra a un policía con la muerte de su pareja

La familia de una joven fallecida apunta contra el novio, un policía que está detenido Karen Vera murió por el disparo de una pistola reglamentaria. La única persona que estaba con ella era el efectivo.

14 Sep 2017
1

ASEGURAN QUE FUE UN CRIMEN. La familia pidió justicia ayer en Tribunales (arriba). Karen Florencia Vera (izquierda) tenía 22 años. fotos de francisco fernández

Antes de las 21, se escuchó el estruendo de un tiro. Según los testigos, el policía Maximiliano Sebastián Díaz salió corriendo de su casa del barrio San Telmo -Ranchillos- para pedir ayuda a los vecinos, a quienes dijo que su esposa se había pegado un tiro. Algunos minutos después, cuando llegó personal de la Regional Este al lugar, encontraron a un grupo de personas llorando en el comedor de la casa y al efectivo encima del cuerpo sin vida de Karen Florencia Vera (22). Todo esto ocurrió el 1 de septiembre.

“Yo la encontré muerta cuando llegué a la casa. Y él estaba encima de ella. No sé nada todavía de las pericias, pero creo que él la mató y que su excusa es que se trató de un suicidio. Creo que esto se va a esclarecer”, señaló Carmen Díaz, la madre de la muchacha, mientras varios familiares se manifestaban en Tribunales para pedir justicia ayer. De confirmarse lo que denuncian los familiares, sería el sexto femicidio en Tucumán en 2017.

Pericias y sospechas

El efectivo quedó aprehendido esa misma noche. Primero lo llevaron a la comisaría local, luego al cuartel de Bomberos y por último, a la Dirección General de Investigaciones, cuando el fiscal Claudio Bonari pidió su detención. El disparo que mató a la muchacha había salido del arma reglamentaria que él utilizaba al prestar servicio en la Regional Norte. El balazo le había causado dos orificios, en el labio y en la nuca. Los peritos que investigaron el lugar, determinaron que el proyectil luego pegó en una pared. En cuanto a la vaina servida, estaba a los pies de un colchón, mientras que la joven estaba en el otro extremo de la habitación. La pistola estaba próxima a la puerta, cerca de la vaina y lejos de la muchacha.

El policía Barrionuevo fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su esposa

Fuentes del caso afirmaron que, si bien la causa aún está caratulada como “muerte dudosa”, con el correr de las pericias se fueron sumando otros indicios que los llevan a sospechar que se trató de un crimen; por un lado, los peritos indicaron que la trayectoria del proyectil habría sido descendente y que la pistola habría sido gatillada a unos 40 centímetros de ella.

“Estaba llena de vida”

“El marido le pegó un tiro en la cabeza”, acusó desde Buenos Aires Ana del Carmen Stottini, una de las hermanas de la víctima, en diálogo con Crónica TV. “Mi mamá llegó a la casa y ella ya estaba en el piso, en un charco de sangre. Él decía que ella se había disparado, pero mi hermana estaba llena de vida”.

Según se pudo saber, la joven se había mudado con el efectivo en enero de este año. Su madre explicó que la joven nunca le dijo que sufriera ningún tipo de agresiones por parte del policía. “Yo veía todo normal, ella nunca dijo nada. Pero vamos a tratar de que se sigan buscando pruebas para llegar a juicio, creo que esto se va a esclarecer”, se esperanzó.

La hermana de la muchacha fallecida, en tanto, insistió en que Karen jamás se hubiera quitado la vida. “Ellos tenían peleas como toda pareja, pero nada a este extremo. Ella era muy feliz, estaba llena de vida. Era mi princesa, porque somos cinco hermanos y era la más chica. Quería ser mamá, amaba a los niños. Esto es muy doloroso”, lamentó.

El caso está siendo investigado por la división Homicidios, a cargo de los comisarios Hugo Cabezas y Daniel Cuellar.

En Esta Nota

Ranchillos Claudio Bonari
Comentarios