Efecto Brasil: se depreció el peso y subió el dólar en el país

1

Las monedas de Argentina y Brasil se depreciaron ante el dólar. FOTO DE ARCHIVO.

La cotización local de la moneda norteamericana sintió también las consecuencias de las dificultades políticas del presidente Danald Trump.

18 May 2017

El dólar saltó 39 centavos, un 2,50%, y cerró en $ 16 para la venta en el mercado mayorista. Se trató del mayor nivel en cuatro meses, debido a la presión por la crisis política en Brasil que jaqueaba a su presidente, Michel Temer. En el mercado minorista, a su vez, escaló hasta los $ 16,27 para el público.

Los operadores atribuyeron el nuevo salto de la cotización a los graves problemas de corrupción en Brasil, que podrían terminar con la presidencia de Temer, que hoy se sumaron a las dificultades políticas del presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, y que terminaron ayer con una caída de Wall Street y las bolsas europeas.

"El fenómeno del ‘cisne negro’ proveniente del exterior tuvo efecto contagio en el plano local, recreando un escenario de importante dolarización de portafolios de inversión que justificó el cambio de tendencia y la abrupta suba del dólar", mencionó Gustavo Quintana, un operador de cambio de Buenos Aires.

"Desde comienzos de enero de este año que el tipo de cambio no superaba la cota de los $ 16, una circunstancia que hoy no tuvo mucho que ver con la estrategia de compras oficiales", completó Quintana.

La fortaleza del dólar en la plaza local sintonizó con la fuerte depreciación que sufrió el real brasileño, que cayó más de 7%, en 3,32 unidades, aunque contrastaba con la debilidad que la divisa norteamericana registraba en el mundo.

“Claramente, estamos viendo un escenario internacional un poco más convulsionado. En Estados Unidos (EEUU) nada es claro, ya que hay probabilidades después de muchísimos años de que un presidente sea cuestionado y poca en duda su finalización del mandato. Brasil atraviesa complicaciones institucionales. Y hay que sumar a Venezuela.  América Latina presenta un contexto complica”, expresó el economista Eduardo Robinson.

“Esta situación genera un poco de nervioso y cautela entre los inversionistas. La gente compra más dólares o acude a activos de refugio, como el oro a nivel internacional, y a activos norteamericanos. En argentina, es el dólar. Europa, por su parte, da señales mixtas”, agregó. (DyN)



Comentarios