El Central sube la tasa para quitar pesos del mercado ante la aceleración de inflación

La variación fue de 150 puntos básicos, hasta el 26,25%, con el objeto de cumplir las metas sobre incrementos de precios.

11 Abr 2017
1

ARCHIVO LA GACETA

BUENOS AIRES.- El Banco Central aumentó hoy 150 puntos básicos (1,5 punto porcentual) su tasa de Política Monetaria, que de esta forma quedó en un nivel del 26,25%, lo que evidencia la preocupación de la entidad por los últimos índices inflacionarios, aunque ratificó su pauta inflacionaria para 2017 de no más del 17%.

Advirtió que la inflación en abril, en la que se activará el ya anunciado aumento tarifario del gas, "podría continuar en un nivel más alto que el compatible" con la pauta del 17% para todo el año, teniendo en cuenta que en el primer trimestre ya se acumuló una suba del 6,3%. "El BCRA considera apropiado endurecer las condiciones de liquidez a fin de asegurar que el proceso de desinflación en los meses próximos sea consistente con las metas planteadas para el año", indicó el organismo presidido por Federico Sturzenegger, quien a fines de febrero había anticipado que se venían "tres meses complicado en materia de inflación".

Desde mediados de noviembre, el BCRA había mantenido sin variantes una tasa de Política Monetaria del 24,75%.

En un comunicado, la autoridad monetaria repasó las últimas novedades en materia de inflación, comenzando con el IPC del Indec correspondiente a marzo, que "fue de 2,4% para el nivel general y 1,8% para el componente núcleo".

"Al igual que en febrero, se observó una incidencia importante, aunque no exclusiva, de los precios regulados", puntualizó, al tiempo que recordó que el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) previó una inflación para 2017 del 21,2% (cuatro décimas más que la medición anterior), en tanto que su componente núcleo subió del 18,5 al 18,7%.

Para 2018, los valores del REM se modificaron levemente, con un aumento para el nivel general y una reducción para el núcleo, precisó el BCRA, que admitió que esas expectativas "se mantienen por encima de las metas de inflación de la autoridad monetaria para 2017 (12-17%) y para 2018 (8- 12%).

El BCRA señaló que "preveía una cierta aceleración de la inflación tras el registro bajo del mes de enero, principalmente por los aumentos de precios regulados del período", con subas en febrero en las tarifas de electricidad, aunque también "se sumaron a ese factor esperado una incidencia importante de rubros volátiles como alimentos frescos y educación".

"En marzo, el BCRA observó y reportó señales mixtas que se aplicaban no sólo al nivel general sino también al componente núcleo de la inflación, por lo que comenzó a retirar liquidez del mercado", detalló.

La entidad presidida por Sturzenegger sostuvo que "las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA sugieren que en abril la inflación podría continuar en un nivel más alto que el compatible con el sendero establecido por la autoridad monetaria".

"A su vez, la inflación núcleo del IPC-GBA en los últimos nueve meses ha oscilado entre 1,3 y 1,9% mensual, valores que el BCRA considera necesario reducir", remarcó.

En consecuencia, el BCRA consideró "apropiado endurecer las condiciones de liquidez a fin de asegurar que el proceso de desinflación en los meses próximos sea consistente con las metas planteadas para el año".

"Por lo tanto, decidió aumentar su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a siete días, en 150 puntos básicos a 26,25%, manteniendo la amplitud del corredor sin cambios", por entender que "este nivel de tasas es compatible con el retorno al sendero pautado". (DyN)

Comentarios