Detuvieron a César Milani en La Rioja

1

La detención del ex jefe del Ejército ocurrió luego de prestar declaración indagatoria por dos secuestros ocurridos en 1977.

17 Feb 2017

LA RIOJA.- El ex jefe del Ejército, César Milani, fue detenido hoy en La Rioja por orden del juez federal Daniel Herrera Piedrabuena. La detención ocurrió luego de que se presentara esta mañana para prestar declaración indagatoria en la causa que investiga los secuestros de Pedro Adán Olivera y de su hijo, Ramón Olivera, en 1977, y la detención ilegal de Verónica Matta, en 1976, ocurridos en esa provincia.

El ex militar arribó a las 8.30 a los tribunales riojanos junto con su abogado. Su defensor, Gustavo Feldman, adelantó que Milani no iba a responder preguntas del tribunal como parte de una estrategia.

Hoy fue la segunda vez en la semana que Milani declaró en sede judicial, ya que el martes se presentó en Tucumán en la causa que investiga la desaparición del soldado Alberto Ledo mientras cumplía con el servicio militar en junio de 1976 y estaba bajo las órdenes del general retirado. Luego de tres horas de declaración, nervioso y quebrado, negó haber conocido a Ledo. 

El caso por el que fue detenido

La madrugada del 12 de marzo de 1977, un grupo de militares fuertemente armados entraron en la vivienda del barrio ferroviario donde vivían los Olivera. Los despertaron y los llevaron al porche, recordó en varias oportunidades Alfredo Olivera.

Según su testimonio, allí estuvieron alrededor de una hora hasta que un militar joven, al que Alfredo Olivera reconociera tiempo después como Milani, dijo que se llevarían al padre de familia para averiguación de antecedentes, informó el portal Infobae.com.

Pedro Olivera fue trasladado al Instituto de Rehabilitación Social (IRS), la cárcel que funcionó como el principal centro clandestino de detención de La Rioja. Al padre de Alfredo Olivera lo liberaron 48 horas después. Tenía medio cuerpo paralizado cuando sus hijos y su esposa lo encontraron en un sillón del porche, donde lo habían dejado.

Ese mismo día Alfredo Olivera fue detenido ilegalmente mientras se encontraba trabajando en las oficinas de la Dirección de Obras de Ingeniería de la municipalidad de la ciudad de La Rioja. También fue trasladado al IRS y sometido a tormentos.

Un año después, el joven Alfredo Olivera fue trasladado al juzgado federal a cargo del juez Roberto Catalán. Según su relato, Milani estuvo en el traslado e ingresó al tribunal, y allí lo acusó de pertenecer al ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo). "A vos te cortamos la carrera justo", le habría dicho en aquel momento.

Olivera fue nuevamente transferido y alojado en la Unidad 9 de La Plata. En 1979, el joven nombró a Milani en una declaración y el 28 de septiembre de aquel año fue citado a declarar. En ese entonces, Milani reconoció que se ocupaba de la custodia desde el establecimiento carcelario hasta la sede del juzgado.

Esa declaración fue la que tomó el fiscal ad hoc Luis Martínez para pedirle –en julio de 2015– al juez federal Daniel Herrera Piedrabuena que cite a Milani y a Catalán por la detención ilegal de los Olivera. También se sumó la denuncia de Verónica Matta, quien en 2014 durante una audiencia pública en el Congreso, dijo que finalmente pudo ponerle nombre a la cara de "un militar joven" que vio mientras era torturada en el IRS.

Las estrategias judiciales de la defensa de Milani permitieron posponer en varias oportunidades su paso por los Tribunales. Hasta ahora.

Comentarios