La Corte ordena una feria en el fuero Laboral por las reformas

El alto tribunal apunta a “evitar nulidades que afecten el servicio de justicia”. La oposición objeta las modificaciones Los días inhábiles -desde hoy y hasta el miércoles- permitirán adecuar la doble instancia

MENOS ACTIVIDAD. En Tribunales cesará hasta la próxima semana el trabajo en los despachos laborales. la gaceta / foto de JORGE OLMOS SGROSSO MENOS ACTIVIDAD. En Tribunales cesará hasta la próxima semana el trabajo en los despachos laborales. la gaceta / foto de JORGE OLMOS SGROSSO
03 Febrero 2017

Las reformas impulsadas por el oficialismo en diciembre pasado para el fuero Laboral del Poder Judicial provincial comenzarían a regir en el corto plazo.

Más allá de los reclamos de un sector de la oposición, la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT) dictó una acordada -la cuarta de este año- mediante la que ordenó una “miniferia” desde hoy y hasta el próximo miércoles en todos los Juzgados de Conciliación y Trámite y en las Cámaras del Trabajo.

El alto tribunal consignó en la resolución que el objetivo es “avocarse (sic) al estudio de la adecuación (de la nueva normativa) para evitar nulidades que afecten el servicio de justicia”, resolvieron los vocales René Goane, Antonio Estofán y Daniel Posse (Antonio Gandur y Claudia Sbdar están en uso de licencia).

En la última sesión de 2016, con el impulso del bloque oficialista Tucumán Crece, se sancionó la reforma a varios artículos del Código Procesal Laboral de Tucumán (ley 6.204).

Hasta ahora, en los seis Juzgados de Conciliación y Trámite se encargan de recibir las demandas, de cursar las contestaciones, de concretar las audiencias de conciliación y de recolectar las pruebas de juicio. Luego, elevan los expedientes a las seis Cámaras del Trabajo para que dicten sentencia.

Una vez que comience a regir la ley 8.969, aprobada el 21 de diciembre pasado, el trámite de los procesos laborales cambiará.

Esta órbita, denominada Magistratura del Trabajo, estará compuesta por tres niveles, y comenzará a funcionar con el sistema de “doble instancia”: los Juzgados de Trabajo de Primera Instancia (se habilitaron seis salas nuevas, por lo que sumarán 12 los despachos) que funcionarán “en forma unipersonal”; las Cámaras de Apelación del Trabajo, que deberán revisar las sentencias precedentes; y la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, como última instancia para recurrir en el ámbito local.

Debido a la necesidad de estudiar la aplicación de las reformas, el alto tribunal ordenó la miniferia hasta el próximo miércoles. Se espera que, a través de nuevas acordadas, la Corte dé a conocer cómo avanzarán los nuevos procesos y aquellos ya están en trámite (según el estado de cada expediente).

El alto tribunal aclaró que, más allá de que sean declarados días inhábiles, la asistencia “será obligatoria para el plantel completo de los Juzgados y de las Cámaras (...) en los horarios matutino y vespertino”.

El legislador Fernando Valdez (UCR) por su parte aguarda la tramitación de la demanda que planteó para solicitar una acción de amparo y una medida de no innovar contra la modificación al Código Procesal Laboral de Tucumán. Tras la feria judicial, el expediente recayó en la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que integran Rodolfo Novillo y Carlos Giovanniello. “Las modificaciones aprobadas están lejos de defender los intereses de los débiles jurídicos, como son los trabajadores, y menos (lejos) de llevar certezas a las empresas”, indicó Valdez. La UCR y el peronismo disidente, entre otros espacios opositores, habían rechazado esta norma.

La norma volverá al recinto por una falla

El oficialismo de la Legislatura tiene prevista una sesión extraordinaria para después de la segunda semana de febrero en la que serán tratadas nuevas reformas judiciales. Pero no sólo debatirán sobre iniciativas nuevas. Por una falla de redacción, la norma que modificó el Código Procesal Laboral de Tucumán, deberá regresar al recinto.

La ley 8.969 habilita el funcionamiento de la “doble instancia” en el fuero Laboral. Para eso, los actuales Juzgados de Conciliación y Trámite pasarán a funcionar como Juzgados de Trabajo de Primera Instancia. El error se produjo en el apartado referido a la creación de las Cámaras de Apelaciones de Trabajo, que sustituirán a las actuales Cámaras del Trabajo. Esos tribunales, hoy, tienen dos vocales; pero en la nueva figura se contemplaron tres jueces para cada uno. “Tendremos que llevar otra vez el proyecto al recinto para modificar ese punto. Lo demás ya está listo para ser aplicado”, indicó un vocero del oficialismo.

Ese punto fue uno de los puntos que atacó el legislador radical Fernando Valdez al solicitar el amparo y la medida de no innovar ante el fuero Contencioso Administrativo.

“En la misma sesión (de diciembre pasado) se aprobaron reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial estableciendo que las Cámaras de Apelaciones de Trabajo deberán constituirse con tres miembros; mientras que la reforma laboral dice que la Cámara del Trabajo se compondrá de salas integradas por dos miembros. Ante esta evidente incongruencia de ambos textos convertidos en ley, los tribunales de alzada tendrían dos criterios para integrarse y, por ello, las sentencias serían atacadas de nulidad”, aseguró Valdez. Indicó que esto conlleva un “perjuicio para los justiciables”.

Además de corregir esta norma, los legisladores deberán llevar otra vez al recinto la ley que estableció el 25% del subsidio a los sueldos de los operadores de la empresa de call center Aegis SA. En este caso se consignó de forma errónea una ley anterior.

Publicidad
Comentarios