Alperovich: “en 90 días se quedarían sin plata para los sueldos”

El Gobernador replicó las promesas de campaña del radical José Cano y sentenció: “no tienen ni idea de lo que es gobernar”. Desde el Acuerdo para el Bicentenario cuestionaron la gestión sanitaria de la provincia y aseguraron que los dirigentes del alperovichismo “apelan a generar miedo” en la gente porque atraviesan un fin de ciclo.

15 Jul 2015
1

EN YERBA BUENA. El gobernador recorrió ese municipio y criticó al canismo. prensa y difusión

“Cuando veo la propaganda de la oposición, siento que no tienen ni idea de lo que es gobernar”, sentenció el gobernador, José Alperovich. Según su experiencia a lo largo de estos últimos 12 años, tras el cúmulo de tres mandatos al frente del Poder Ejecutivo, el proyecto político propuesto por parte del Acuerdo para el Bicentenario (ApB) no se puede sostener en el tiempo. “Cuando hablan que van a hacer tal obra con recursos propios siento que no tienen ni idea. ¿O saben lo que va a pasar si llegan a este Gobierno? Que en 90 días no van a tener para pagar los sueldos”, amplió el mandatario.

Aseguró que durante su gestión supo cuidar “peso a peso” las arcas públicas sin sacar créditos, tal como lo haría un “almacenero”. “Lo digo con toda sinceridad, porque hablan de sacar $ 3.000 millones o que lo pueden hacer con recursos propios; parece que no tienen ni idea de lo que es cuidar”, agregó. El fin de semana, José Cano prometió construir el dique Potrero de las Tablas en caso de llegar a la Gobernación. Dijo que podría hacerlo con fondos propios, reasignando partidas presupuestarias. Entre ellas, mencionó la de la Legislatura. “Hay que cuidar la plata como si fuera propia”, completó Alperovich a modo de réplica.

Acta y encuestas

Luego, el titular del Poder Ejecutivo se refirió al acta compromiso firmada con el candidato presidencial del Frente para la Victoria, el bonaerense Daniel Scioli. “Estamos armando un equipo con Scioli y con (Juan) Manzur; yo como senador estoy estudiando el acta que se firmó con Scioli para tratar desde la Nación, si la gente me apoya como senador, de ser una persona que traerá inversiones, empresas, fábricas... Yo lo que deseo de corazón es que Juan Manzur haga una mejor gobernación que la mía, que no pare y que Tucumán siga avanzando”, expresó.

También se pronunció sobre las encuestas que circulan. El lunes, el presidente del Concejo Deliberante de la capital, Ramón Cano, había declarado que la fórmula Manzur-Osvaldo Jaldo encabezaría las encuestas. “En este momento estamos seis puntos arriba”, había dicho. Ayer, Alperovich optó por no dar números de los sondeos. “Las encuestas es la gente, es la gente la que va a resolver. Tenemos elecciones el 9 de agosto y ustedes saben que estamos apoyando a Daniel Scioli como candidato a presidente la Nación. Es el único candidato que hizo un acta compromiso donde se compromete con Tucumán a llevar el etanol a 15 puntos y arreglar el tema azucarero, por ejemplo. La gente es la que va a resolver; creemos en la democracia, y los tucumanos son los que van a resolver cuál es el destino que ellos quieren”, remarcó el gobernador.

Por un lado y por el otro

El intendente de Yerba Buena, Daniel Toledo, en tanto, reclamó la continuidad del alperovichismo. “Dios y la Virgen quieran que los tucumanos no elijan a gente que no está en condiciones de gobernar; es que no se puede juntar el agua con el aceite”, aseveró el candidato a legislador por el oficialismo en la sección Oeste, durante una recorrida con Alperovich.

El jefe municipal volvió a criticar a la alianza opositora que lidera el radical Cano y que secunda el ex alperovichista Domingo Amaya. Destacó las diferencias que separan las ideologías de ambos postulantes, y predijo un futuro caótico en caso de que logren el triunfo el 23 de agosto. “Uno va a tirar por un lado y el otro va a tirar por el otro lado”, ejemplificó. “Para ellos es fácil criticar. Pero, ¿qué hicieron ellos? Cuando hagan algo, recién después van a tener la autoridad moral para hablar”, señaló. Toledo se refirió de inmediato a la gestión del ex presidente radical Raúl Alfonsín (“cuando no se podía comprar ni un kilo de azúcar”, criticó), y a la renuncia de Fernando de La Rúa, en 2001 (“se fue escapando por un helicóptero desde la Casa Rosada”, arremetió).

Comentarios