La guerra civil desplazó a más 600.000 sirios

La ONU denunció que el flujo de refiugiados hacia países vecinos aumentó. Llegan descalzos y cubiertos de barro y nieve.

11 Ene 2013
1

UN PAIS DIVIDIDO. Viernes de plegaria y manifestaciones en Siria. REUTERS

GINEBRA, Suiza.- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) denunció hoy que más de 600.000 sirios huyeron de su país y se refugiaron en naciones vecinas desde que comenzó la guerra civil en marzo de 2011.

El portavoz del Acnur, Adrian Edwards, apuntó que -pese a las condiciones meteorológicas adversas en la región- el número de sirios que dejan su país escapando de la guerra no disminuyó.

Edwards detalló que en la primera semana de enero creció sustancialmente el número de sirios que cruzaron la frontera sur del país y se refugiaron en Jordania.

"La situación es desesperada. Muchas de estas personas llegan a Jordania descalzas, con las ropas totalmente empapadas y cubiertas de barro y de nieve", señaló el vocero.

"Los refugiados explican que tuvieron que dejar sus pertenencias por el camino para cargar a sus hijos a través de los campos inundados", agregó.

Por su parte, el portavoz de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Jean Philip Chauzy, reveló que la entidad proporcionó ayuda a 70.000 de los sirios que cruzaron la frontera jordana.

La región de Medio Oriente está sufriendo uno de los peores inviernos de los últimos 20 años, con abundante nieve y temperaturas bajo cero.

Según el gobierno jordano, 280.000 sirios entraron en Jordania en los últimos 22 meses, de los cuales 176.569 fueron registrados por las autoridades de Ammán o son ayudados por el Acnur.

En el Líbano, la agencia de la ONU para los refugiados también informó que registró o está ayudando a 200.000 personas, muchas de las cuales están padeciendo las graves inundaciones que sufre el país.

En Beirut, en tanto, más de 200 intelectuales libaneses condenaron hoy, en un manifiesto, recientes comentarios "racistas" de algunos políticos del país contra de los refugiados sirios y palestinos.

"Reclamar el regreso de los refugiados a sus casas equivale a que se los envíe a una muerte segura", argumentaron los intelectuales en el manifiesto, publicado en Facebook.

También hoy, Unicef informó que la actriz estadounidense Mia Farrow, una de sus embajadoras de buena voluntad, visitará la semana próxima a los refugiados sirios en el Líbano.

Farrow "hará un llamamiento para una ayuda internacional adicional, dado que las necesidades y el número de personas que siguen saliendo de Siria continúan incrementándose", dijo UNICEF.

Tanto en Turquía como en Irak el ACNUR está tratando de solucionar los desperfectos causados por las inundaciones tras las fuertes tormentas de nieve, en los campos de refugiados.

En Turquía, el ACNUR tomó nota de la llegada a ese país de 153.163 sirios; 69.282 en Irak; 13.292 en Egipto, y en varios países de Africa del Norte, otros 5.059. (Télam-DPA)
Comentarios