Preocupa el consumo de Viagra entre los jóvenes

Advierten que la droga para combatir problemas de impotencia es usada en combinaciones con alcohol, que pueden ser riesgosas.

17 Julio 2003
La venta de Viagra se ha incrementado en los últimos tres años, y todo indicaría que el aumento de las ventas se debe a que el medicamento dejó de ser tomado exclusivamente por hombres mayores que padecen de impotencia. Actualmente, la droga Sildenafil tiene una legión de nuevos consumidores que van de 30 a 45 años, e incluso hay quienes los consumen desde los 20.
"En el país las ventas treparon a 4 millones de comprimidos de 50 miligramos en el mes, entre todas las marcas comerciales, y Tucumán representa el 6% del total, o sea alrededor de 260.000 pastillas mensuales", dijo a LA GACETA José Luis Borrás, director comercial de una importante droguería. El directivo aseguró que no sólo la compran más los jóvenes sino que la mayoría lo hace sin prescripción médica. "Una cosa es conseguir una receta de un médico amigo y otra es haber pasado por un examen cardíaco, a fin de medir los riesgos", dijo Borrás.
Entre esos riesgos está el cardiovascular. El uso del Viagra, además, está totalmente contraindicado en pacientes que padecen enfermedades cardíacas y son tratados con nitritos o nitratos. La combinación de esas drogas con el Sildenafil puede ser mortal. Por eso es que no debe ser de venta libre.
"Las farmacias venden bajo receta archivada; si bien sabemos que no hace mal a quien está sano, existen riesgos si la persona desconoce, por ejemplo, que padece algún problema cardíaco", dijo a LA GACETA, Marina Estela Conti, propietaria de una farmacia, quien aseguró que en el último año más son los jóvenes que los adultos los que compran la droga.

Alerta y riesgos
Sin embargo, el titular del Colegio de Farmacéuticos, René Cárdenas, alertó acerca de la venta del Sildenafil sin receta y en locales no autorizados y dijo que el Colegio presentará una denuncia formal ante las autoridades del Siprosa.
"Estamos preocupados porque hay locales de venta de cigarrillos y bebidas que ofrecen Viagra a $ 5 junto con energizantes ($ 3,50) o algún tipo de psicofármacos", dijo por su parte Fernando Esper, vicepresidente de la institución y miembro de la comisión de seguimiento de medicamentos en el mercado local.
El médico farmacólogo Fernando Klyver señaló que lo más importante es tener en cuenta los riesgos a los que se enfrentan los jóvenes que usan Viagra, ya que se han presentado varios accidentes cardiovasculares, y no se sabe aún si es por el Viagra mismo, por la actividad sexual o por la combinación de ambos factores.

Sólo una por día
"En todos los casos se debe controlar si la persona ha tenido problemas cardiovasculares previos (arritmia, angina de pecho) o si está usando nitritos o nitratos, que son las drogas base de los medicamentos prescriptos por problemas coronarios", señaló. Debe controlarse además si el paciente es hipotenso o hipertenso, ya que la droga del Viagra es un vasodilatador.
"El mayor problema es el exceso: por miedo a fracasar o a no funcionar en una relación sexual puede darse el caso de que los jóvenes abusen de la ingesta", dijo Klyver. "Es una droga bastante segura siempre que se tomen resguardos: debe tomarse sólo una sola vez por día", concluyó.

Tamaño texto
Comentarios