Cañeros aseguran que no falta azúcar por su culpa

Afirman que el producto que hay en los depósitos es de los ingenios. Los agricultores refutaron dichos del titular del CART, ante el pedido de Alperovich de que se abastezca el mercado interno. Reacción.

12 Ago 2010
El desequilibrio que impera en el mercado azucarero argentino parece ser huérfano, o al menos no muestra un padre definido. Las principales entidades cañeras de la provincia, Cactu y UCIT, negaron que los productores sean responsables de posibles faltantes en la oferta de azúcar en las góndolas y atribuyen tal responsabilidad a los grandes poseedores del endulzante, entre los que se incluyen los ingenios y los grandes cañeros.

En su edición de ayer, LA GACETA difundió que el gobernador, José Alperovich, denunció actitudes especulativas en el seno del sector que produce el azúcar en la Argentina, y advirtió que si el suministro del producto no es el suficiente, aun con precios alentadores -$ 150 la bolsa de 50 kilos-, el Gobierno nacional podría disponer la importación de azúcar u otras medidas. De inmediato, el presidente del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), Julio Colombres, sostuvo que la falta de azúcar en las góndolas podría tener que ver con el hecho de que los cañeros no están retirando el producto de los ingenios con celeridad.

"El azúcar está en manos de todos, y no sólo de los cañeros. Resulta que cuando cae el precio somos responsables por las sobreofertas, y ahora que el precio sube somos culpables del faltante. Eso no es así", expresó el presidente de Cactu, Otto Gramajo.

Sostuvo que en las warranteras está la clave de quiénes son los que guardan el azúcar. "El azúcar en los depósitos no es de los cañeros, precisamente. El cañero está obligado a vender a medida que recibe su azúcar para pagar cosecha, abonos y todos los gastos de la zafra, y le resulta casi imposible guardar. De hecho, el año pasado la mayoría tuvo que vender todo antes de los buenos precios", añadió Gramajo. Sostuvo, sin embargo, que hoy el cañero se financia con la venta de menos azúcar que en campañas anteriores, porque el precio es más rentable.

El titular de Cactu negó que esté desabastecido el mercado nacional, porque sólo en Tucumán se producen 300.000 toneladas de azúcar por mes, mientras que el consumo de todo el país ronda las 140.000 toneladas. "El tema es que el mercado visualiza que va a faltar azúcar. Entonces, habría que ajustar las exportaciones", sugirió.

Por su parte, el titular de UCIT, Sergio Fara, dejó en claro que es imposible creer que las actitudes especulativas que denunció Alperovich estén vinculados a los cañeros pequeños y medianos. "El productor chico vende apenas le entregan la orden. Para colmo, somos pobres y estamos subsidiando con precios baratos a todo el país", indicó. Sostuvo que el Estado debería investigar quiénes estoquean, porque hay intermediarios y grandes cadenas de supermercados con galpones llenos de azúcar. "Si hay faltantes, es de azúcar fraccionado. Y los cañeros no participamos del fraccionado del azúcar", sentenció Fara.
Comentarios