Hablan y hablan, y no saben del tema

"No lo manejo bien al tema, pero en principio no estoy de acuerdo". Esa es una frase que suele escucharse con frecuencia en cualquier ámbito y es propia de aquellos que están acostumbrados a opinar sobre cualquier asunto como si fueran verdaderos especialistas.

12 Abr 2009
2

LOS OPINADORES. Los foros congregan a numerosos lectores que dan su parecer sobre diversos temas.

Cualquiera opina de cualquier cosa. Todos los políticos son corruptos. Los policías son ladrones. Los abogados son delincuentes, los médicos comerciantes y todos los periodistas están comprados.
Hay que reventar a los hinchas de San Martín y a los de Atlético también y viceversa.
La gente de izquierda es resentida y los de derecha son fachos. En este país no hay Justicia, porque ningún juez hace nada.
El "diez" es Dios y Maradona es el diablo. El que se droga es un delincuente y el que aborta, un asesino.
A los violadores hay que castrarlos y después quemarlos vivos. A los asesinos hay que matarlos. La pena de muerte es la única solución.
Todos los empleados públicos son vagos y los docentes viven de vacaciones. Los gremialistas son mafiosos que sólo buscan enriquecerse. Todas las modelos son tontas y si son rubias son más tontas.
El matrimonio es para toda la vida y el que no piensa así es un degenerado. Todos los hijos de padres separados son problemáticos.
Los curas son pedófilos y los evangelistas le sacan plata a la gente. Los católicos son chupacirios y reprimidos y los judíos son estafadores. Los musulmanes cabeza atada son trogloditas.
El bien es este y el mal es ese.
Las mujeres son menos inteligentes y los taxistas son todos unos babosos. Las actrices son fáciles y las bailarinas también. Todos los empresarios son explotadores y el que tiene dinero lo hizo robando, gracias a que todos los pobres son ignorantes.
La televisión es basura y los videojuegos estupidizan. El que no salta es un militar, el que no salta es un inglés. Para el pueblo lo que es del pueblo, porque si este no es el pueblo el pueblo dónde está. Cinco por uno no va a quedar ninguno, apátrida comunista, sionista pro-yanqui, hippie sucio melenudo. La sierva de la casa o la chucheta frígida...

"Grandes verdades"
Así se expresa la gente, mucha, casi toda, en los comentarios y en los foros de los diarios digitales. Estas son las "grandes verdades" que los moderadores de LA GACETA.com deciden a menudo no publicar. Y son las "grandes verdades" que los lectores, siempre anónimos, denuncian que han sido sometidas a la censura. Cuando el primer acto de censura es el anonimato.
"¿Por qué si nosotros tenemos tantas dudas ellos sólo exhiben certezas?", se pregunta el periodista Reynaldo Sietecase en "Los lectores fachos", una columna muy recomendable publicada en el diario "Crítica" (el ex de Jorge Lanata), el 16 de octubre del año pasado.
"Cuando se enojan, y todo el tiempo se enojan, son incansables, hirientes, jodidos. Además, aunque suenen confusos o tengan problemas de expresión, están convencidos. Están muy convencidos y eso es lo importante. Desde esa convicción de hierro insultan, amenazan y prometen todo tipo de represalias contra el autor en cuestión. Dicen por ejemplo que, más temprano que tarde (perdón Salvador Allende), harán tronar el escarmiento", afirma Sietecase.
Los que piden tolerancia cero son coherentes con su intolerancia. Eso sí, siempre desde las sombras, porque cuando hay que poner la cara el único argumento que se escucha es el silencio.
"Siempre tienen razón. Quien no piense como ellos está equivocado. Quien no acuerde con sus opiniones es el enemigo, o un escriba pagado por el Gobierno, o un mercenario bancado por la oposición y las multinacionales, un agente de la patria mediática, un miembro de la sinarquía internacional o un comunista solapado. Depende del tema, depende del día. Como decía mi abuela: cree el ladrón que todos son de su condición", agrega el autor de "Pendejos", un libro de cuentos sobre adolescentes marginales y violentos, publicado por Alfaguara en 2007

¿Quiénes somos?
Las opiniones "de la gente" en los foros de internet son una maraña de contradicciones donde los mismos que sufren por el hambre denuncian a los hambrientos que votan por un bolsón o los mismos que se oponen al aborto exigen la pena de muerte.
El racismo, la xenofobia, la discriminación, los insultos, la violencia y la descalificación sistemática abruman por su cantidad y por su virulencia. No existen los seres humanos que cometen errores, son todos corruptos o conspiradores y para ellos no hay otra que el paredón. Como dice Sietecase, "son los fachos de la red", los que sacan lo peor de la raza.
Ante este escenario del lado oscuro de la web, cabe una pregunta para la reflexión: ¿En esto nos transformamos las personas cuando nadie sabe quiénes somos, o en el fondo, de verdad eso somos?

 

Comentarios