“La expulsión de Williamson nos sacó un peso de encima”

El vocero del Arzobispado de Buenos Aires sintetizó la opinión de la Iglesia argentina. El presbítero Guillermo Marcó dijo que el obispo lefevrista había venido a la Argentina sin que nadie lo hubiera invitado.

23 Feb 2009
1

SIN INVITACION. Marcó (foto) aseguró que Williamson vino a la Argentina sin que nadie lo hubiera llamado. TELAM

BUENOS AIRES.- La expulsión del obispo británico Richard Williamson, quien negó la existencia del Holocausto judío, le sacó “un peso de encima” a la Iglesia Católica argentina. De esta manera, el presbítero Guillermo Marcó expresó ayer el efecto que causó la decisión del Gobierno nacional en el seno de la institución.
Marcó, responsable para la Pastoral Universitaria del Arzobispado de Buenos Aires, aseveró: “La opinión de la Iglesia no es la de un cura o la de un obispo suelto, sino que está expresada a través de sus documentos”. Con estas palabras separó al catolicismo de Williamson, quien dijo que ningún judío murió en las cámaras de gas de los campos de concentración nazis.
El religioso declaró: “La expulsión de Williamson nos saca un problema de encima”. Además, recordó que el obispo lefevrista “vino a la Argentina sin que nadie lo hubiera invitado”. El prelado inglés se desempeñó en el seminario que funciona en la localidad bonaerense de La Reja.

Declaraciones
Sobre los dichos de Williamson, Marcó indicó: “En el mundo eclesiástico hay bastante desconocimiento de lo que implica una declaración a los medios de comunicación y no sé si él pensó cuando hizo estas declaraciones, pero, por cierto, revelan su pensamiento. Es como decir que San Martín no cruzó Los Andes; discutir esto es absolutamente ridículo”, sentenció.

Gran polémica
Williamson fue uno de los obispos lefevristas a quienes el papa Benedicto XVI les perdonó la excomunión. Poco tiempo después, el religioso declaró a una revista sueca que, en su opinión, existían pruebas suficientes como para demostrar que el Holocausto judío fue inexistente.
Estas palabras generaron una gran polémica en todo el mundo e, incluso, desestabilizaron las relaciones entre el Vaticano y la comunidad judía mundial. Como consecuencia de esto, el Gobierno nacional decidió expulsarlo del país, donde estaba residiendo.
En referencia a esto, Marcó aclaró que Williamson estaba recién reincorporado a la Iglesia y el hecho de que haya hecho estas declaraciones luego de que se le hubo perdonado la excomunión no significa que la institución católica las haya avalado. (DyN)

Comentarios