Esperaban ansiosos los primeros aviones

Una larga tarde en el Benjamín Matienzo.

30 Ago 2008
“Tenía pasaje para el jueves a la noche y me lo pasaron para el sábado pero llamé y pedí que me dejaran volar en el primer avión. Así que tuve que anotarme en lista de espera y recién conseguí un lugar”, contó anoche Mabel Rodríguez, quien estaba a la espera del vuelo de Aerolíneas Argentinas que debía partir de Tucumán a las 22.20 hacia Buenos Aires, pero que reportaba más de una hora de demora.
A partir de las 20.30 pasajeros de Aerolíneas que debían viajar a Buenos Aires y de Andes que debían partir a Jujuy comenzaron a llegar al aeropuerto Benjamín Matienzo, después de la noticia de que la autobomba estaba en funcionamiento.
“Tenía pasaje para hoy a las 22.20 pero me dijeron que saldrá a las 23.10. Tuve suerte pero desde las dos de la tarde que estoy llamando a la empresa cada media hora para ver qué pasaba. Recién a las 20 supe que viajaría”, dijo Fabian Herrera.
“Estoy ansioso por volver; me dijeron que el vuelo tiene una demora pero parece que sí saldrá. Este viaje comenzó con problemas porque debía llegar a Tucumán el miércoles a la tarde pero no pude llegar. Me mandaron a un hotel y recién el jueves al mediodía pude embarcar pero me dejaron en Santiago del Estero”, se quejó Ricardo González, oriundo de Tierra del Fuego.
Molesto, Jorge Canelli de Buenos Aires, se quejó de la mala organización a causa de los incidentes. “Además de los atrasos y traslados, con la excusa de que no había autobomba, se notó que ni los mismos empleados podían manejar la situación porque anotaban gente en la lista de espera y sin saber que los vuelos estaban suspendidos”, dijo.
Comentarios