Correa: "si hubiera muertos ecuatorianos, ya estaríamos en guerra"

El mandatario rechazó arreglar el conflicto con Colombia por la vía diplomática. Amenazó con llevar el asunto hasta las últimas consecuencias si no recibe disculpas. Uribe lo conminó a hacerse cargo de albergar a las FARC.

05 Mar 2008
BRASILIA, Brasil/BOGOTA, Colombia.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, desembarcó anoche en Brasilia y lanzó duras acusaciones contra su par de Colombia, Alvaro Uribe, a quien acusó de comandar un gobierno canalla.

"Mi patria fue agredida por un gobierno canalla", señaló al arribar a la capital brasileña, donde se reunirá con el presidente Luiz Inacio "Lula" da Silva, para buscar apoyo a la posición de su país tras la incursión militar colombiana en Ecuador, que el sábado dio muerte a más de 20 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos el número dos de la organización, Raúl Reyes.

Correa sostuvo que el ataque fue deliberado, y rechazó las acusaciones colombianas según las cuales su país apoya a la organización guerrillera. Opinó que Uribe actúa como un títere de Estados Unidos, y rechazó la posibilidad de superar la crisis mediante negociaciones bilaterales.

"Estamos enfrentando un problema regional. Uribe es un factor de inestabilidad en toda la región. Después del ataque a Ecuador, puede bombardear cualquier país. Necesitamos cortar el mal por la raíz, por el bien de toda la región, si no los próximos bombardeados serán Brasil, Perú, Panamá, bajo el argumento de que existen terroristas en esos países", agregó.

En guerra
Pese a que aseveró que se dispone a buscar todas las instancias diplomáticas para resolver el problema, Correa insistió numerosas veces en que su país irá hasta las últimas consecuencias para defender su soberanía.

"Somos un país pequeño, pero nos vamos a defender con nuestros propios medios si el agresor no se disculpa. No no vamos a cruzar de brazos. Si hubiera muertos ecuatorianos, ya estaríamos en guerra", expresó.

Ecuador quiere garantías de que Colombia no repetirá un ataque en su territorio. También exige que Colombia reconozca que inventó las acusaciones de que Quito apoyó al grupo rebelde.

"Uribe miente. Después de lo que hizo para justificar los ataques ya no espero nada de él, pero de la comunidad internacional sí espero una condena vehemente", enfatizó.
Correa arribó anoche a Brasilia, en la segunda escala de una gira iniciada en Lima y que lo llevará además a República Dominicana, Venezuela, Panamá y Nicaragua.

Responsabilidad
El gobierno colombiano le pidió, por su parte, al presidente de Ecuador asumir su responsabilidad por albergar en su territorio a la guerrilla.

"Uribe ha asumido la total responsabilidad de la operación militar contra las FARC. Correa debe asumir la total responsabilidad por albergar terroristas en su territorio", señala un comunicado.

"Correa se duele porque el gobierno colombiano dio de baja a secuestradores y asesinos en territorio ecuatoriano, para lo cual aduce violación de soberanía, pero nada dice frente a la presencia del grupo terrorista en su país", añade.

Según la misiva, Quito debe explicar el contenido de los documentos que halló Bogotá al número dos de las FARC, quien expresó que Ecuador les prestaba apoyo militar y político.

"El gobierno ecuatoriano incurre en contradicciones al justificar sus reuniones con las FARC. Debe explicar los documentos, claramente violatorios de las resoluciones de Naciones Unidas", precisó. (DPA-Reuters)

Comentarios