Otra granizada en los valles; esta vez castiga a Colalao de Valle

En los Valles Calchaquíes la naturaleza no da tregua y vuelve a descargar su furia en El Pichao

COLALAO DEL VALLE. “Los cultivos que lograron salvarse de la helada tardía, ahora terminaron destruidos por la granizada”, dijo Morales. COLALAO DEL VALLE. “Los cultivos que lograron salvarse de la helada tardía, ahora terminaron destruidos por la granizada”, dijo Morales.

La naturaleza volvió a castigar ayer a la tarde a los Valles Calchaquíes. Una granizada intensa se desató en el paraje El Pichao, en Colalao del Valle, ocasionando daños totales en plantaciones de frutales.

El meteoro, que estuvo acompañado de una fuerte y breve lluvia, no provocó destrozos en viviendas de vecinos, según informó Gerardo Gustavo Morales, comisionado comunal de Colalao del Valle. En esta última comunidad sólo se desencadenó una corta e intensa lluvia. “La naturaleza lamentablemente nos viene golpeando feo. Los cultivos que lograron salvarse de la helada tardía, ahora terminaron destruidos por la granizada. El clima ha cambiado bastante en esta zona”, expuso Morales.

El meteoro en El Pichao estuvo precedido por una impresionante granizada que se registró el martes en los parajes Salas, El Tío y Ampimpa, en Amaicha del Valle. Los vecinos de la zona también acusaron pérdidas totales de plantaciones de duraznos, nogales, algarrobas y ciruelos. En esta zona, al igual que en Colalao, los viñedos que sobrevivieron a la reciente helada tardía, han recibido el golpe de gracia: ahora, según se informó, no quedó ninguna planta en pie.

“Las piedras comenzaron a caer alrededor de las 15. Fue algo sorpresivo y que provocó mucho pánico en niños y algunos mayores. No era para menos. Es que fue muy intensa y ruidosa la pedrea. En pocos minutos cubrió de blanco todo alrededor. La ruta 307 quedó tapada por una alfombra blanca. Parecía nieve”, comentó Juan Mamaní, de El Tío.

El fenómeno meteorológico estuvo acompañado de una lluvia breve y copiosa que produjo cortes en caminos terciarios. Unas 20 familias de Salas permanecían aisladas a causa de la destrucción de las vías de acceso al lugar.

El secretario de Desarrollo Comunitario de la provincia, Alberto Olea, informó que por indicaciones del ministro del Interior, Miguel Acevedo, permanece al tanto de las evaluaciones de daños que provocó el fenómeno meteorológico. Como primera medida sostuvo que el Ministerio ordenó la reparación de las vías dañadas y la asistencia a familias damnificadas.

Algunas casas con techos de barro de Salas y El Tío fueron las que principalmente sufrieron perjuicios y eran reparadas por personal de la comuna local. La granizada se extendió a lo largo de la ruta 307 en una franja aproximada de 10 kms de extensión y alrededor de cinco kms de ancho, abarcando Ampimpa, Salas y El Tío. “Recorriendo la zona, el panorama era desolador, muy triste. Plantas de duraznos con los frutos en maduración quedaron literalmente masacradas por la granizada. Lo mismo ocurrió con los nogales, las algarrobas y los ciruelos. La gente está muy angustiada”, contó el ex cacique Eduardo Nieva.

El comisionado comunal de Amaicha, César Paul Caillou, informó que luego de la granizada y la lluvia fueron los caminos de acceso a Salas y El Tío los que quedaron afectados por las correntadas. El del primer paraje quedaría rehabilitado hoy, según el funcionario.

“En toda la zona los vecinos han quedado sin frutales, incluido unos pocos viñedos que se habían salvado de las heladas. Pero lo importante es que la gente está bien y sólo algunas casas tienen sus techos de barro un poco dañado por la granizada”, precisó. Paul Caillou sostuvo que los ministerios del Interior, de Desarrollo Social y de Obras Públicas están trabajando en forma coordinada con la comuna para solucionar los daños provocados por la granizada

Comentarios