Miradas particulares sobre días de clima festivo entre los estrenos de cine

“Noche sin paz” y “Algo que pasó en Año Nuevo” ponen en cuestión, con acción y humor, las reuniones familiares tradicionales. Otras novedades.

UNA NAVIDAD VIOLENTA. Mercenarios toman de rehén a una familia sin saber que Santa Claus no es un hombre pacífico en “Noche sin paz”.  UNA NAVIDAD VIOLENTA. Mercenarios toman de rehén a una familia sin saber que Santa Claus no es un hombre pacífico en “Noche sin paz”.

La proximidad de las fiestas de Navidad y fin de año motivan producciones muy especiales, donde el clima bucólico y la premisa de que todo debe estar bien en esos días, con deseos de amor y felicidad, no siempre están presentes.

Dentro del cine comercial, como estreno en las salas tucumanas, llega “Noche sin paz”, cuya acción comienza cuando un grupo de mercenarios irrumpe durante Nochebuena en la casa de una familia adinerada, tomando a todos los que están dentro como rehenes. Pero el equipo no está preparado para un combatiente sorpresa: Santa Claus (interpretado por David Harbour) se levanta de su asiento y deja de ser un viejo rechoncho para demostrar que no es ningún santo apacible.

Este oscuro thriller navideño, que sugiere que siempre apuestes por el rojo, es dirigido por el noruego Tommy Wirkola (responsable de “Hansel & Gretel: Cazadores de brujas” y de la franquicia “Zombis nazis”) y producida por Kelly McCormick de 87North (la misma empresa de “Nadie”, “John Wick”, “Atómica”, “Deadpool 2”, y “Rápidos y furiosos: Hobbs & Shaw”), con antecedentes acreditados en lo que es cine de acción. El guión original es de Pat Casey y Josh Miller (los escritores de “Sonic: La película” y está protagonizada por John Leguizamo, Cam Gigandet, Alex Hassell, Alexis Louder, Edi Patterson y Beverly D’Angelo, quienes además aportan una dosis de humor a la pantalla. “No intentes huir” es el amenazante subtítulo con el que se difunde la película en el país.

Espacio Incaa

Vuelve esta noche a las 20 (con reposición mañana y el sábado a la misma hora) al Espacio Incaa de la sala Hynes O’Connor (San Martín 251) la comedia negra argentina “Algo que pasó en Año Nuevo”, recientemente presentada en el festival de cine de Mar del Plata y que también aporta una mirada diferente a las fiestas de fin de mes.

Es la ópera prima de Jorge Pinarello, creador del exitoso canal de YouTube “Te lo resumo así nomás”, que cuenta con más de siete millones de suscriptores. El guión gira en torno a María y Manuel, quienes decidieron pasar Año Nuevo en casa de la hermana de Manuel y de su pareja, y aprovechar para pedirles un favor muy delicado. Sus anfitriones tienen todo el dinero del que la pareja carece. Y, aunque no dejan de repetirles que nada es imposible, todo parece indicar que la felicidad solo existe para quienes pueden pagarla.

Este es solo el comienzo de sus desventuras, ya que en esa casa pasan cosas muy raras; más raras, incluso, que el discurso y las prácticas New Age de sus dueños, o que el perturbador grupo de sirvientes vestidos de blanco a los que llaman sus “ahijados”.

“Hasta los huesos”

Una perturbadora historia de amor entre dos marginales es el regreso de Luca Guadagnino a la pantalla mundial, luego de su elogiada “Llámame por tu nombre”, éxito que luego no pudo repetir con “The Staggering Girl” ni con “Suspiria”.

En “Hasta los huesos”, el director italiano cuenta la historia del primer romance entre Maren, una joven que está aprendiendo a sobrevivir alejada de la sociedad, y Lee, un vagabundo con ideas muy intensas. Cuando se conocen, se unen en un viaje de 1.600 kilómetros que les lleva por carreteras, pasajes ocultos y caminos alternos en los Estados Unidos de tiempos de Ronald Reagan. A pesar de sus esfuerzos, todos los caminos conducen a sus aterradores pasados y a una última parada que determinará si su amor puede sobrevivir a su forma de ser: son caníbales que sacian su hambre sin importarle el origen del alimento. Expulsados de una sociedad que se identificaba con la revolución conservadora de la derecha norteamericana, sólo se tienen uno al otro en paisajes desnudos y abandonados, en una road movie hacia ningún lado.

Todo indica que esta producción le volverá a dar lustre al realizador: su estreno mundial en la Competencia Oficial de la última Mostra de Venecia le valió el premio a mejor dirección y la protagonista Taylor Russell ganó la estatuilla Marcello Mastroianni a la Mejor Intérprete Joven. La pareja la completa Timothée Chalamet y también aparecen Mark Rylance, Chloë Sevigny, Jessica Harper y David Gordon Green, en la película inspirada en la novela publicada en 2015 por Camille DeAngelis, con guión de David Kajganich.

“Historia de honor”

¿Cómo no aprovechar el envión de “Top Gun: Maverick” para desarrollar una serie de películas sobre el subgénero de los aviadores militares? Esa debe haber sido el impulso que sintió J.D. Dillard al dirigir “Historia de honor”, aunque sin la espectacularidad (ni el presupuesto) del filme de Tom Cruise.

Con el atractivo de ser anunciada como basada en hechos reales, el útimo estreno de hoy se sitúa en 1950, cuando la Guerra Fría amenaza la paz internacional. Entonces dos jóvenes pilotos de diferentes mundos son aceptados en un escuadrón de élite de la Armada de EEUU para su entrenamiento: uno es Tom Hudner (interpretado por Glen Powell), un soldado impecable; el otro es Jesse Brown (Jonathan Majors), un talentoso piloto, que se convertiría en el primer afroamericano en volar en combate para la Marina de los Estados Unidos.

Iniciados juntos en el escuadrón VF-32, Tom y Jesse son llevados al límite para convertirse en los mejores aviadores de combate, donde formarán una firme amistad, la cual se pondrá a prueba en el acalorado campo de batalla, cuando uno de ellos sea derribado tras las líneas enemigas durante la Guerra de Corea. En el elenco figuran además Christina Jackson, Thomas Sadoski, Joe Jonas y Joseph Cross.

El padre del director fue el segundo miembro afroamericano del escuadrón Blue Angels, así que tiene recuerdos desde niño sobre el universo de la aviación de combate transmitidos por las historias familiares.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios