¿Cuántos tucumanos dejarán de pagar Ganancias?

Massa precisó el alcance de la actualización del mínimo no imponible del impuesto en la provincia.

GANANCIAS GANANCIAS

El ministro de Economía Sergio Massa precisó que la nueva actualización del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias a $ 330.000 será un alivio fiscal que alcanzará a más de 9.000 trabajadores radicados en la provincia. “El objetivo es defender el ingreso”, sentenció Massa.

El Gobierno nacional anunció la actualización del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias a $ 330.000. El nuevo “piso” beneficiará a más de 380.000 contribuyentes en todo el país, de los cuales 9.022 son tucumanos. El beneficio comenzará a regir desde noviembre, para que los aumentos salariales no afecten el poder de compra de los trabajadores.

El titular del Palacio de Hacienda dijo que el objetivo de la actualización del tributo es “garantizar que los trabajadores no pierdan lo que ganan en horas extra o por producto de la paritaria por el impuesto a las Ganancias”.

Según la directora del Banco Nación, Julia Strada, el 14,4% de los siete millones de trabajadores registrados (poco más de un millón)  estaría alcanzado por el impuesto a las Ganancias desde el 1 de noviembre. Remarcó que 6,3 millones de trabajadores cobran menos de $ 330.000 brutos, el nuevo piso de Ganancias, mientras que "2,6 millones de empleados están por abajo de los $ 100.000 netos".

La medida prevé una escala descendente en las alícuotas hasta los $ 431.000 para hacerla más progresiva a medida que la remuneración se acerca al piso.

En el régimen actual no se realizan retenciones cuando la remuneración bruta es inferior a los $ 280.792. Además, para evitar “saltos” en las escalas para el pago del impuesto hay una deducción especial incrementada cuando la remuneración es superior a $ 280.792 e inferior o igual a $ 324.182.

El ajuste propuesto por el Gobierno es del orden del 15% y responde al período en que se aplica la Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte), indicador que se utiliza para los reajustes.

Algunos expertos estimaron que el valor del nuevo piso debía estar en el orden de los $ 360.000 para compensar las subas salariales y la inflación que este año, según pronostican las consultoras privadas, puede cerrar en torno de un 100%.

Comentarios