¿Cuántas boletas habrá en los cuartos oscuros de Tucumán en las elecciones de 2023?

A diferencia de las nacionales, en las provinciales rige el sistema de "acoples", que permite a diferentes partidos apoyar un único candidato a gobernador.

ELECCIONES EN TUCUMÁN, 2019. Un cuarto oscuro, repleto de boletas con listas de candidatos. La escena se repetirá en 2023. Foto de Archivo LA GACETA / Antonio Ferroni ELECCIONES EN TUCUMÁN, 2019. Un cuarto oscuro, repleto de boletas con listas de candidatos. La escena se repetirá en 2023. Foto de Archivo LA GACETA / Antonio Ferroni
07 Octubre 2022

El Gobierno provincial tiene luz verde para avanzar con el adelantamiento de los comicios a junio, tal como había sucedido en 2019. Así, a falta de nueve meses para la votación, en el PJ y en la oposición ya hay clima de "año electoral". De hecho, por estas horas, uno de los interrogantes es cuántos candidatos se presentarán en 2023. Y eso incidirá en la cantidad de boletas que habrá en el cuarto oscuro.

En junio de 2019, cuando la dupla Juan Manzur-Osvaldo Jaldo (PJ-FdT) resultó reelecta con el 50% de los votos, participaron en total 18.296 postulantes a los distintos cargos (gobernador y vicegobernador, intendente, legislador, concejal y comisionado rural).

Así, hubo casi un candidato cada 67 ciudadanos habilitados a sufragar por la Junta Electoral Provincial (JEP).

Y esto se vio reflejado en los 3.600 centros de votación distribuidos en las tres secciones electorales (Capital, Este y Oeste), que totalizaron 1.958 boletas con diferentes propuestas electorales.

¿Por qué tantas boletas?

No en todos los cuartos oscuros habrá idéntica cantidad de boletas. La cifra no sólo registrará variaciones teniendo en cuenta el distrito electoral (por ejemplo, comparando una escuela de San Miguel de Tucumán y otra de Banda del Río Salí). Inclusive, en una misma sección se registrarán diferencias (por ejemplo, el municipio de Monteros y la comuna rural de Villa Quinteros). Se trata de otro de los efectos del sistema de "acoples" que -a diferencia de las nacionales- rige en Tucumán.

Este mecanismo fue incorporado a la Constitución provincial en la reforma de 2006. Básicamente, permite que distintos partidos o alianzas apoyen un mismo candidato a gobernador y/o a intendente.

De esta forma, diferentes espacios compiten entre sí por un cargo -por ejemplo, a legislador, a concejal o a comisionado rural- y, a la vez, "traccionan" sufragios para una sola fórmula gubernamental. 

ELECCIONES EN TUCUMÁN / foto de archivo LA GACETA ELECCIONES EN TUCUMÁN / foto de archivo LA GACETA

De hecho, en 2019, se presentaron nueve binomios (gobernador y vice) a nivel provincial, y 48 listas de candidatos a legislador solamente en la Capital.

La mayoría de estos armados estuvieron "acoplados" al PJ, y en menor medida, a la alianza opositora de Juntos por el Cambio (entonces denominada "Vamos Tucumán").

Otros partidos, en cambio, optaron por presentar una lista única (Fuerza Republicana, el Frente de Izquierda y Hacemos Tucumán fueron algunos ejemplos de ello).

Qué se puede esperar de cara a 2023

Si bien en la previa a los comicios de 2019 el oficialismo había avanzado con la eliminación de los partidos municipales y comunales -medida adoptada en el marco de la "reforma electoral" dispuesta tras la polémica de 2015-, lo cierto es que la reducción en la cantidad de espacios habilitados no evitó que los cuartos oscuros estuvieran colmados de boletas.

Como el régimen de "acoples" está habilitado por la Carta Magna, el sistema de alianzas que "empuja" a un único candidato a gobernador o a intendente volvió a aplicarse en los comicios pasados. Y todo hace pensar que será utilizado nuevamente por el oficialismo y por la oposición en 2023.

Si bien todavía no se confirmó la fecha de la votación, es casi un hecho que tendrán lugar en junio próximo. Por eso, los distintos espacios interesados en competir deben apurarse para estar en regla ante la JEP.

En la actualidad, hay 72 partidos provinciales registrados ante el órgano electoral de Tucumán (además de 29 de distrito, y otros tres en trámite).

Algunos de esos armados sólo competirán en una sección determinada -por ejemplo, presentan candidatos a legislador en el Oeste, pero no en el Este-. De todos modos, la cantidad de combinaciones posibles hace pensar que, otra vez, los electores tucumanos se toparán en 2023 con un mar de boletas en el cuarto oscuro.

Comentarios