Lo condenaron a prisión por un homicidio que cometió cuando era menor de edad

Los jueces resolvieron una pena de 12 años y 10 meses de prisión efectiva.

FOTO / Gentileza Ministerio Público Fiscal. FOTO / Gentileza Ministerio Público Fiscal.
17 Agosto 2022

Se dictó una sentencia para la unificación de penas y fue condenado a prisión por un homicidio cometido cuando era menor.  Ayer se realizó un juicio de cesura en el que, un joven de 21 años (al momento del hecho tenía 17 años), fue condenado a la pena de 12 años y 10 meses de prisión.

El 12 de abril de 2019, Antonio Modesto Moretta fue abordado por tres individuos que ingresaron a su domicilio del barrio Villa Luján, con fines de robo. Los delincuentes lo ataron y se apoderaron de diferentes bienes. El hombre fue hallado sin vida tres días después, cuando un familiar se presentó en la propiedad.

Nuevo Código

En la audiencia, se analizó la necesidad de imposición de una pena. Se trata de una causa adecuada al nuevo Código Procesal Penal de Tucumán. Antes, se escucharon los informes finales realizados por los profesionales.

La auxiliar de fiscal, Luz Becerra, intervino por la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale. La investigadora explicó que, el 31 de marzo de 2021, en un juicio abreviado, se declaró la responsabilidad del acusado por el delito de homicidio en ocasión de robo.

En un procedimiento similar, otro de los autores del mortal atraco, Mariano Saldaño, ya fue condenado a la pena de 20 años de cárcel. En tanto, un menor de 14 años fue sobreseído. La Fiscalía solicitó al juez Federico Moeykens, que disponga una pena única de 13 años de prisión, teniendo en cuenta que el acusado cumple actualmente otra condena.

Tres delitos

El joven llegó al debate detenido, ya condenado a seis años y dos meses de prisión, al unificarse las penas correspondientes a tres robos cometidos entre 2020 y 2022.

“Continuó con su actividad delictiva. Ya habiendo cumplido con la mayoría de edad, tiene este recorrido de otros tres hechos de delitos contra la propiedad. Es evidente que no ha podido resocializarse y comprender cuál es su rol en la sociedad respetando a terceros”, señaló la representante del Ministerio Fiscal, que solicitó una pena única de 13 años de prisión.

Tras escuchar a las partes, el magistrado pasó a deliberar, para luego comunicar lo resulto, condenando al joven a cumplir con una pena de 12 años y 10 meses de prisión efectiva.

Comentarios