“La bruja del monte” reinvindica a la mujer

La presencia femenina en la construcción de la identidad latinoamericana desde el humor y la pasión.

UNIPERSONAL. María de las Victorias Garibaldi lucha contra los mandatos. UNIPERSONAL. María de las Victorias Garibaldi lucha contra los mandatos.
13 Agosto 2022

Elisa vive en el impenetrable chaqueño; la acusan de brujería, pero solo busca cumplir con un legado ancestral, haciendo visible el papel de las mujeres en la construcción de una identidad latinoamericana entre el humor, la confidencia y la crueldad, llena de valentía, pasión y ternura.

Su experiencia es narrada en “La bruja del monte”, la obra que se verá a las 21 en el Teatro JC Torres Garavat de Lomas de Tafí (manzana 32, casa 9, barrio 600 Viviendas), con entrada a la gorra. La obra llega desde Santa Clara del Mar (Buenos Aires), con actuación de María de las Victorias Garibaldi y dirección de Mario Carneglia.

“Es un pretexto para acercarnos a la historia de las mujeres como protagonistas en la guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay. Ellas siguen enfrentando el dedo acusador y lo seguirán haciendo. Su lucha contra el patriarcado empezó hace mucho tiempo pero siguen pesando los mandatos culturales impuestos, como el control sobre su cuerpo y de su poder transformador”, afirma la actriz.

El vínculo entre el misterio y la escena no es nuevo: “el teatro se mantiene desde de sus orígenes como el espacio de encantamiento y magia; si relacionamos esas palabras con la brujería podemos decir que es su espacio por excelencia”.

“Muchas cosas que no han sido legitimadas por el poder de la Iglesia o el económico son perseguidas, siempre que atenten con cuestionar los mandatos y lineamientos impuestos. Para ciertas miradas, esas brujas de antaño quizás se cuelan ahora en quienes tienen una conciencia ambiental y social y rechazan o limitan los consumos impuestos por el sistema capitalista. También en los movimientos feministas, en las mujeres profesionales, en las mujeres en la política y en todas las que bregamos por una sociedad mas igualitaria. Quizás seamos las hijas de las brujas que no pudieron quemar”, finaliza.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios