La frutilla de Lules va hacia una producción libre de agroquímicos

La superficie plantada en Tucumán aumentó casi un 50% desde 2019.

DATO. Tucumán es la primera provincia exportadora de frutilla congelada.  DATO. Tucumán es la primera provincia exportadora de frutilla congelada.
06 Agosto 2022

De acuerdo a un relevamiento realizado por personal del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en la presente campaña de la frutilla se verifica un incremento en la superficie plantada en toda la provincia, donde esta fruta ocupa, al menos, unas 500 hectáreas.

“A esta superficie se puede añadir un pequeño porcentaje de plantaciones del año pasado, que algunos pequeños productores dejaron en el campo y cuidaron para producir este año”, señalaron en el informe el jefe de la Agencia de Extensión Rural (AER) Lules, Javier Rovira, y el coordinador del Programa Nacional de Hortalizas, Flores, Aromáticas y Medicinales del INTA, Daniel Kirschbaum.

A tono con este dato, desde la prepandemia se viene observando un crecimiento sostenido de la superficie cultivada con frutilla en la provincia, que pasó de 343 hectáreas en 2019 a más de 500 hectáreas este año; es decir, un incremento de casi un 50%.

La pandemia dinamizó el consumo de frutilla y de otros frutos rojos, debido a su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico.

En cuanto a los plantines utilizados para la producción de frutilla en Tucumán, la gran mayoría proviene de viveros de El Maitén (Chubut); en menor proporción, del Valle de Uco (Mendoza) y de Tafí del Valle (Tucumán).

En Tucumán, empresas locales están involucradas en todos los eslabones de la cadena; desde la producción de plantines hasta la exportación de fruta congelada. Cabe destacar que Tucumán es la principal provincia exportadora de frutilla congelada (industria) del país: destina entre el 60% y el 70% de su producción a ese segmento del mercado.

Además de comercializar su propia producción, gran parte de estas empresas también comercializa frutilla de pequeños productores locales, mediante convenios. Esta situación ha influido fuertemente en el aumento del área cultivada con esta berry en Tucumán.

Tendencia

Debido, sobre todo, a las exigencias del mercado exterior, se camina hacia una tendencia irreversible de producción de fruta libre de residuos de agroquímicos.

ALERTA. El tiempo actual favorece la aparición de la plaga arañuela roja.  ALERTA. El tiempo actual favorece la aparición de la plaga arañuela roja.

Para la desinfección de suelo ya no se utiliza bromuro de metilo, sino que este fue remplazado por dicloropropeno y por cloropicrina en la mayoría de los casos, o por vapam, en menor cantidad. Sin embargo, se está empezando a usar una propuesta más amigable con el ambiente: la sanitización de suelos con productos inocuos y orgánicos, como el dióxido de cloro.

En cuanto a los problemas fitosanitarios, se destacan la arañuela roja (plaga clave del cultivo), que se manifiesta con tiempo seco, cálido y ventoso -el de estos últimos días en el pedemonte tucumano-; y una enfermedad que se estableció en 2017, causada por el hongo Neopestalotiopsis, que produce manchas foliares, podredumbre de corona y, finalmente, muerte de plantas.

En la actual campaña esta representa la enfermedad más seria; y al respecto se están ensayando alternativas naturales para su manejo. El equipo técnico de la AER INTA Lules realiza monitoreos continuos de plagas y de enfermedades en campos de productores. Esta práctica y el uso de bioinsumos lograron reducir fuertemente las aplicaciones de agroquímicos en la zona, y hoy se puede decir que la frutilla de Lules tiende a ser una fruta libre de agroquímicos.

En el mercado, a partir de junio se viene entregando fruta al Mercado Central de Buenos Aires, con valores que arrancaron en $ 1.800 el kilogramo, y que hoy rondan los $ 500. A este monto ya se está ofreciendo en Mercofrut y en puestos de venta informales.

Este precio se va a sostener hasta esta semana de agosto, cuando se empieza a cosechar en Santa Fe y en Buenos Aires: ante el aumento de la oferta el precio baja. Ya en septiembre, con la explosión de la producción, la fruta se destina en mayor proporción al congelado (industria).

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios