Cambios en el gabinete nacional: críticas opositoras

04 Julio 2022

“Marca el final del frente de todos”, dijo Beatriz Ávila para referirse a la crisis del gobierno

La senadora por Juntos por el Cambio, Beatriz Ávila, sostuvo que lo que se vivió en el Gobierno nacional durante el este fin de semana “marca el final del Frente de Todos” (FdT). “En estas horas asistimos al final del gobierno de Alberto Fernández y de Cristina Fernández de Kirchner”, aseguró en una conversación con LA GACETA.

“La alquímica construcción política de la vicepresidenta no estuvo a la altura de la historia y hoy los costos de este fracaso los paga la gente. Mal puede Cristina Kirchner intentar despegarse de su creación cuando esta es hija directa de su empecinamiento en perpetuarse en el poder y así tratar de escapar de los múltiples procesos y problemas penales que tiene en la justicia”, agregó la congresal.

Además, se refirió al Gobierno actual como un ciclo, cercano a un final ineludible. “Vemos cómo la desintegración del Frente de Todos arrastra hasta a los más fervientes fanáticos del kirchnerismo. Nunca hubiésemos imaginado a un (Luis) D’Elía despotricar contra Cristina, o a Cristina hablar barbaridades del Movimiento Evita”.

Para ella esto es prueba de que “no se pueden esperar respuestas y mejoras a una situación socioeconómica que ya es grave y agravada más aun por la descomposición política del kirchnerismo”.

“Sólo nos queda esperar que prime la prudencia en esto que es una transición anticipada de un Gobierno y un presidente fracasado al que sólo le resta entregar el poder a su sucesor”, enfatizó.

A su vez, hizo hincapié en los problemas actuales de la población, a la que consideró víctima de la “impericia, inutilidad, e incapacidad” del Gobierno. “No pudo solucionar ninguno de los desafíos que tuvo a su cargo: inflación, desocupación, pobreza, deuda externa, fuga de capitales”, concluyó.

El senador Roberto Sánchez dijo que el Presidente es débil

Entre los congresales tucumanos opositores que hablaron está también Roberto Sánchez, para quien se trata de una “disputa interna de poder”. “No puede ser que el Presidente y la vicepresidenta no se hablen”, dijo.

“He sido intendente y cuando tenés un problema juntás al Gabinete. Se fija un día a tal hora para reunirse en la oficina y que opinen todos. Ahí escuchaba a todos y yo tenía mi opinión, por supuesto”, explicó sobre la forma en que buscaba resolver los conflictos internos.

Para el senador es insostenible que, ante la situación por la que atraviesa el país, el Presidente y la vicepresidenta no tengan diálogo. “Ella le venía enviando misivas y (Martín) Guzmán ya venía cansado. La tenía preparada a la renuncia y para desquitarse se fue; pero un ministro no puede renunciar por un ‘tuit’”, afirmó.

“Debería ser una conversación entre personas sensatas y esto es una jaula de locos. Se han juntado para ganar una elección, pero nunca se han puesto a dialogar sobre qué pretenden hacer con el país. Las ideas que tiene la ‘vice’ son antagónicas con las que tiene Fernández. Esto arranca mal parido desde el inicio, cuando ella lo anunció como candidato por Twitter”, añadió, nuevamente en referencia al manejo de la comunicación política a través de la red social.

Respecto a la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, indicó que fue Cristina Fernández de Kirchner, y no Alberto Fernández, quien la designó en el cargo. “Vamos a seguir lamentablemente igual. Quien pone a la nueva ministra viene del ala dura del kirchnerismo, viene de esa rama o pensamiento. Creo que no va a haber cambios. Es sacar una figurita y poner otra. Seguir con los mismos lineamientos que tiene la vicepresidenta”, indicó.

Por último, se refirió a la figura de Alberto Fernández como la de un “presidente débil”, debido a que quien sale del cargo es un ministro de su confianza para que CFK defina al reemplazante. “Esto demuestra la debilidad total. El que paga el pato es el ciudadano de a pie. Mes a mes, con esta inflación, hay cada vez más pobres”.

Juntos por el Cambio exigió “responsabilidad institucional” al Gobierno

“El país y los argentinos, en especial las clases medias y bajas, están sometidos a un creciente deterioro económico y social por causa de las disputas internas del oficialismo, la inflación en aumento, la falta de insumos y combustibles que afectan a la producción, la inseguridad creciente y la tragedia educativa, entre otros problemas urgentes que requieren de un plan y decisión que hasta el momento el oficialismo no tuvo”, así comienza el texto que difundió Juntos por el Cambio en sus redes sociales en referencia a la situación que se vive en el país desde la salida del ministro de Economía de la Nación.

A su vez, el principal partido opositor exigió “responsabilidad institucional” al Gobierno, además de “seriedad democrática, el cese en las peleas internas y poner todo el esfuerzo en resolver los problemas de los argentinos”.

“Es imprescindible llevar certidumbre y construir un piso mínimo de confianza.  La lucha abierta no hace más que aumentar la angustia social, que está llegando a niveles desconocidos, y destruir nuestras oportunidades”, insistió.

Por último, el comunicado explica que el “equipo técnico” del espacio trabajará en la planificación de nuevas políticas que sirvan para sobrellevar la crisis económica del país. “Son tiempos de templanza para todas las fuerzas políticas, sociales y económicas del país. Ante la disgregación y atomización del Gobierno nacional, reafirmamos la consistencia y unidad a través de nuestros bloques legislativos y el trabajo de los equipos técnicos para planificar políticas alternativas que devuelvan al país a una senda de estabilidad y progreso”.

Lidia Ascárate pidió que la interna no profundice la situación económica

La diputada Lidia Ascárate compartió el comunicado de Juntos por el Cambio. “Que la interna política que afecta a la coalición gobernante no profundice la ya deteriorada situación económica de la Argentina”, escribió la congresal en su cuenta de Twitter. El resto de los congresistas nacionales, en cambio, decidieron no hacer comentarios al respecto.

Comentarios