Escenas protagonizadas por hombres que dieron que hablar

29 Junio 2022

Eternals (2021)

El filme presenta al primer superhéroe no binario de Marvel. Ese héroe es Phastos, el mago de la tecnología interpretado por Brian Tyree Henry. Después de que los Eternos se separaron cientos de años antes del comienzo de la película, se descubre que Phastos se ha recuperado de su decepción por la humanidad después de conocer a su esposo Ben (Haaz Sleiman) y tener un hijo juntos.

Maestro (en rodaje)

Hay imágenes del beso entre Bradley Cooper y Matt Bomer (quien es abiertamente gay en su vida privada) en los avances de la película biográfica del compositor musical Leonard Bernstein, que tiene programado su estreno para 2023 en Netflix. Bernstein es conocido por la música que hizo para “West side story” y “Candide”. Se discutió mucho respecto a su orientación sexual.

The old guard (2020)

La película de acción de Charlize Theron en Netflix se basa en un cómic del mismo nombre. No sorprende que Joe (Marwan Kenzari) declare su amor por Nicky (Luca Marinelli), seguido de un beso igualmente apasionado, a la mitad de la película. La directora Gina Prince-Bythewood y el escritor Greg Rucka (quien también escribió el cómic) dejaron muy claro en la primera mitad de la película que Nicky y Joe, dos seres inmortales que se conocieron en The Crusades, son pareja.

Llámame por tu nombre (2017)

No es tanto una historia de transición a la adultez, sobre la pérdida de la inocencia, sino hacia la sensibilidad. Trata más sobre la creación de un nuevo hombre que es liberado por un placer que no necesariamente establece una identidad sexual. Elio y Oliver ambos tienen relaciones con mujeres, aunque a las mujeres no las tratan con mucha gentileza, a diferencia de los encuentros entre ambos, donde sí transmiten una aparente visión de la fluidez del placer.

Secreto en la montaña (2005)

Es una de las películas que marcaron un antes y después en el cine LGBTQ+ de Hollywood. Jack y Ennis, interpretados por Jake Gyllenhaal y Heath Ledger, viven una historia de amor entre dos vaqueros. Lo que no muchos saben es que otros famosos actores dijeron que no al ofrecimiento de protagonizar el filme. Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Matt Damon, Ryan Phillippe y Mark Wahlberg prefirieron no incursionar en roles tan audaces.

El padrino II (1975)

Es el claro ejemplo de que un beso no siempre implica amor sexual, e incluso puede significar todo lo contrario. Se trata del famoso beso de la muerte de Michael (Al Pacino) a su hermano Fredo (John Cazale) mientra le susurra “me has roto el corazón”. De esta manera tan pasional, lo condena a muerte.

Entrevista con el vampiro (1994)

Otro ejemplo de beso sin amor. La trama del filme de Neil Jordan narra la historia de Louis de Pointe, quien le cuenta a Daniel Malloy, un periodista, cómo se convirtió en un vampiro 200 años atrás. En la escena en cuestión, Louis (Brad Pitt) le muestra su poder vampírico a Armand (Antonio Banderas) con un “no beso”. Aunque no llega a haber contacto labial, este gesto de aproximación destila erotismo por todas partes.

La ley del deseo (1987)

Pedro Almodóvar filmó en esta película el beso de amor homosexual más conocido del cine español, lleno de deseo y protagonizado por un joven Antonio (interpretado por Antonio Banderas), que se introduce en el mundo gay en manos de Pablo (Eusebio Poncela), un maduro director de cine. En realidad no es solamente un beso sino muchos y muy apasionados, lo cual significó una transgresión considerable a los códigos de la cinematografía de la época.

Trampa mortal (1982)

Lo que más llama la atención del beso gay de esta película de Sidney Lumet son los actores que lo protagonizan: Michael Caine y Christopher Reeve. Parece que al público no le gustó que el gentleman inglés y Superman llegaran a intimar tanto en esta escena, lo que acabó provocando un fracaso de taquilla de la película. Por eso, es conocido como el beso de los U$S 10 millones, que fue la cifra recaudada.

Una casa en el fin del mundo (2004)

Es la crónica de la vida de dos buenos amigos con caracteres totalmente opuestos, que empieza en los suburbios de Cleveland en los años 60 y se extiende hasta el Nueva York de los 80, época en la que forman un triángulo amoroso con una mujer mayor que ellos. Los actores Colin Farrell (hace de Bobby Morrow) y Dallas Roberts (Jonathan Glover) protagonizan una de las escenas más románticas de amor homosexual en esta adaptación literaria de la novela de Michael Cunningham.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios