Este sábado se inicia la recolección diferenciada

El proyecto, denominado “Se-pa-rá”, comienza en un cuadrante de veinte cuadras en Barrio Sur. Se espera ampliarlo a otras zonas antes de fin de año.

CONCIENTIZACIÓN. Promotoras ambientales recorrieron las calles de Barrio Sur e informaron a los vecinos. CONCIENTIZACIÓN. Promotoras ambientales recorrieron las calles de Barrio Sur e informaron a los vecinos.

A fines de enero los vecinos de la capital se sorprendieron con la noticia de que se iniciaría un plan de recolección diferenciada de residuos. El plan se atrasó por la necesidad de poner en condiciones el nodo de reciclaje (ubicado en el ex Matadero), pero ahora ya es una realidad: este sábado empieza el Programa Permanente de Separación Domiciliaria y Recolección Diferenciada (Se-pa-rá).

El proyecto abarca -inicialmente- un rango de 20 manzanas de Barrio Sur. Dos veces por semana, los días miércoles y sábados a las 9, un camión especializado recogerá todos los residuos secos que hayan sido separados por los vecinos con anterioridad. El cuadrante elegido comprende las calles Lamadrid y 9 de Julio y las avenidas Roca y Sáenz Peña. “Pero la idea es ampliarlo gradualmente a las cuatro avenidas durante este año”, advirtió a LA GACETA Rodolfo Ocaranza, secretario de gobierno municipal.

Gran expectativa

Se calcula que en nuestro país cada persona produce, al menos, 1, 15 kilos de basura por día. Si hacemos el cálculo, el volumen de residuos es enorme. Y casi todos esos residuos pueden tener una segunda vida o entrar en la economía circular (y/o popular) si se separan. “Las agentes ambientales ya están visitando hogares para explicar cómo hacer la separación y entregan elementos educativos -destacó Ocaranza-. Tenemos muchas expectativas en esto. Somos conscientes de que los cambios culturales y de hábitos en una sociedad no son simples, si no paulatinos, pero tenemos esperanza en que va a funcionar todo bien”.

En eso coincidió Celeste Vales, coordinadora municipal de Políticas Ambientales. “Cuando se larga un proyecto de esta envergadura, con tantos actores involucrados, las expectativas son altas, pero sabemos que dependemos mucho del compromiso de los vecinos. Si el vecino no separa, no vamos a tener material para recolectar -resaltó-. Y sabemos que para que el vecino separe nosotros tenemos que tener constancia e insistencia con la concientización. Los cambios de hábitos no son rápidos, pero hay que empezar”. Si todo funciona bien -adelantó- se espera poder hacer ampliaciones de 20 manzanas cada 60 días.

Economía circular

Ocaranza destacó que este es un proyecto integral. “Involucra la educación al vecino, la separación y la recolección diferenciada en un camión especial, y el traslado al nodo, para que sea trabajado por los recuperadores para comercializarse”, aseguró.

La concientización, entonces, juega un papel fundamental. “Esto va a servir para mejorar las condiciones de trabajo de los recuperadores. Por eso es importante que los vecinos sepan cómo reciclar, qué sí se puede, qué no.... A veces tenemos que revolver los bolsones y nos encontramos con gusanos o con comida en descomposición -contó Fátima Sánchez, recuperadora y promotora ambiental-; por suerte la mayoría de la gente tiene muchas ganas de separar”.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios