Capital 2023: la estrategia de Alfaro y las ansias de Manzur

La dirigencia política de la provincia está comenzando a activar los motores con la mirada puesta en 2023. Como sucede cada ocho años (en Tucumán se permiten hasta dos mandatos consecutivos para los cargos ejecutivos y legislativos), se espera que el que viene sea particularmente movido por la renovación total de las autoridades. Tal como adelantamos en esta columna en abril, la intención del Gobierno es que las elecciones se celebren el domingo 4 de junio. Con la fecha en el calendario, los tiempos anteriores al cronograma electoral se aceleran y también, la previa a las definiciones de candidaturas. Si sucede como en 2019, la convocatoria oficial para los comicios debería ser a mediados o fines de febrero. Cuando se formalice el llamado para renovar los 347 cargos en juego, se prevé que parte de los nombres de los candidatos sean públicos.

Las “batallas” más cruentas serán en los municipios y comunas, de acuerdo con las previsiones tanto del oficialismo como de la oposición. En el caso de las ciudades, sucede que sólo tres de los 19 intendentes pueden aspirar a la reelección (Aldo Salomón, de Alderetes; Francisco Caliva, de Tafí del Valle y José Orellana, de Famaillá).

San Miguel de Tucumán, capital de uno de los distritos con más votantes del país, es un botín preciado. Después de ocho años, a fines de octubre asumirá un nuevo intendente o intendenta. El opositor Germán Alfaro deberá dejar el puesto que encabeza desde el 2015, reelección mediante. El líder del Partido por la Justicia Social (PJS) es uno de los posibles candidatos a gobernador por el sector cambiemista y comienza a otear las posibilidades para su sucesión. Algunos ya se pararon frente a la largada, para comenzar a posicionarse. Otros, consideran más prudente esperar a que se acomode más el escenario político nacional y provincial.

Tanto en el justicialismo gobernante como en Juntos por el Cambio (JxC), los sectores que reúnen mayor cantidad de sufragios, hay muchos interesados en gobernar San Miguel. El hecho de que no haya un sistema de Paso provinciales genera inconvenientes y roces puertas adentro a la hora de las definiciones.

La estrategia de Alfaro

En el oficialismo municipal el objetivo es obvio: asegurar la sucesión. Esta semana, el legislador y ex secretario de Gobierno Walter Berarducci (PJS) fue el primero en blanquear públicamente en LG Play sus intenciones de competir por la intendencia. “Yo quiero ser intendente”, lanzó y destacó como positivo que haya varias alternativas dentro del armado ¿A qué se refirió? Dijo que Alfaro abrió el juego para los dirigentes que pretendan aspirar a sucederlo. En efecto, fuentes confirmaron que hay una tríada que ya se menciona en los pasillos de la Intendencia y que habría surgido de reuniones reservadas: Berarducci, Rodolfo Ocaranza y Claudio Viña. En los alrededores de los despachos de los secretarios de Gobierno y de Ingresos Municipales, respectivamente, confirman las aspiraciones y las acciones para comenzar con el operativo “posicionamiento”. De acuerdo con distintos testigos, el intendente habría dicho a los interesados que “se larguen” y que demuestren desde sus lugares por qué merecen el lugar. En distintos sectores políticos consultados también incluyen a otro miembro del Gabinete, el secretario de Obras Públicas, Alfredo Toscano. La diferencia es que en su entorno niegan que pretenda competir. Hay un último nombre resonante: el de la senadora Beatriz Ávila.

En el alfarismo no descartan que haya más interesados que puedan sumarse con el tiempo y otros que, a la larga, se bajen de la compulsa. Hay opiniones divididas respecto de cuándo es pertinente lanzarse. Algunos creen que es un error hacerlo temprano y otros, que el que comienza antes tiene la ventaja. De hecho, hay muchos que están mostrándose más en las redes sociales o los medios sin decir a qué puesto aspirarán el año que viene. Un segmento considera que la crisis económica y el humor social empujará las determinaciones hasta último momento ¿Cómo se miden los tiempos? En términos relativos, los políticos plantean que hasta octubre hay plazo para instalarse, porque después la sociedad estaría atenta a otras cuestiones porque en noviembre será el Mundial de Fútbol, en diciembre ya vienen las Fiestas y en el verano, las vacaciones.

¿Cuál sería la estrategia de Alfaro para elegir al aspirante y retener la intendencia? En el entorno más cercano del jefe del Ejecutivo Municipal dan cuenta de las siguiente cinco claves:

1-El PJS definirá el nombre del postulante: dicen que Alfaro no estaría dispuesto a que el eventual candidato se ponga en consideración de toda la mesa de JxC. De hecho, en la última reunión entre Alfaro y su par de Yerba Buena, Mariano Campero, habrían hablado de la necesidad de que los cuatro intendentes de JxC se abroquelen para plantear que serán ellos quienes seleccionarán a los que competirán para mantenerse en las municipalidades. Aún no se avanzó más, pero está en los planes sumar a Sebastián Salazar (Bella Vista) y Roberto Sánchez-Alejandro Molinuevo (Concepción).

2-La Capital no será una “moneda de cambio”: en la intendencia sostienen que no pondrán en la mesa de negociación a cambio de integrar la fórmula para la gobernación. “No nos pueden ofrecer un espacio que ya tenemos”, afirman.

3- Antes de la “bendición” se tendrá en cuenta la imagen, el potencial de votos y la fidelidad al proyecto político.

4-A priori, señalan que Ávila no sería considerada por el rol que está desempeñando en el Senado. Reconocen que es la dirigente mejor posicionada entre los mencionados, pero consideran que ella no estaría interesada porque siempre estuvo más dedicada a la tarea legislativa; porque mantiene contactos nacionales con figuras de relevancia y porque integra comisiones importantes en la Cámara.De todas maneras, en todas las líneas del alfarismo consideran que si es ella la elegida eventualmente, todos se alinearán inmediatamente.

5-El punto más importante: sostienen que el candidato será quien más convenga y ayude a que Alfaro llegue a la gobernación.

Juntos por el Cambio y el PJ

En la coalición opositora hay distintas miradas sobre la cuestión Capital. Hay un sector del radicalismo, columna vertebral del armado en Tucumán, que cree que si Alfaro va en la fórmula para la gobernación, la UCR debería tener prioridad para competir por la intendencia. Consideran que en la negociación se debe poner sobre la mesa. Lógicamente están fuera de esta postura los radicales que vienen trabajando con Alfaro.

Entre los correligionarios más rígidos está instalada la idea de que la discusión por San Miguel es estéril hasta que no haya diálogo entre Alfaro y Sánchez ni la mesa política del armado se reactive.

En el resto de los partidos hay opiniones divididas, porque algunos apoyan a dirigentes radicales y otros, trabajan en la gestión con Alfaro. Desde distintos sectores los nombres que se consideran son varios y no varían demasiado: los más mencionados son José Cano, Silvia Elías y José María Canelada. Ninguno de ellos expresó su intención por el momento. Hace algunas semanas aparecieron pintadas de Cano, pero el ex diputado negó de manera tajante el haberlas impulsado.

En el oficialismo provincial, la dirigencia da por sentado que la candidata a intendenta será Ávila. Si bien pocos lo reconocen en público, la mayoría opina que recuperar la Capital será muy difícil y más en un contexto en el que se espera una buena elección nacional de JxC. Afirman, sin embargo, que hay muchos interesados en anotarse para pujar por la intendencia.

Los participantes de la cena que encabezaron Juan Manzur y Osvaldo Jaldo con los intendentes comentaron que el Jefe de Gabinete habría arengado a los presentes para ir “por los cuatro municipios”, en referencia a los gobernados por la oposición.

Una de las dirigentas que sostiene su interés y que lo expresa públicamente es la ministra de Gobierno, Carolina Vargas Aignasse, quien propone que quienes pretendan postularse compitan en una interna justicialista. Los otros nombres que se mencionan o mencionaron en los últimos meses son los de Fernando Juri, Rossana Chahla, Carlos Isa Assán, Gerónimo Vargas Aignasse, Pablo Yedlin, Mario Leito y Fabián Soria, entre otros. Si bien en el oficialismo dicen que la determinación surgirá de un acuerdo entre Manzur y Jaldo, afirman que pueden surgir otras alternativas. Mientras, los referentes capitalinos comenzaron a trabajar geográficamente desde las afueras hacia el centro de la ciudad. En la Casa de Gobierno aseguran que habilitarán todos los acoples posibles, en el interior y la Capital, porque la prioridad es ganar la Provincia.

Entre las estrategias y las prioridades, el calendario comenzó a marcar los tiempos para las definiciones en todos los espacios.

Comentarios