La seguridad tiene un “Gran Hermano” de más de 1.100 cámaras en Tucumán

La provincia, los municipios y las comunas apuestan por invertir en estas herramientas para la prevención de delitos.

La seguridad tiene un “Gran Hermano” de más de 1.100 cámaras en Tucumán

En Tucumán ya están funcionando más de 1.100 cámaras de seguridad y en los próximos meses se instalarán al menos otras 600. ¿Sirven tantos equipos? “Si se hace un trabajo coordinado con los municipios y comunas, sí. No sólo son útiles para la prevención del delito, sino que pueden servir como pruebas para la Justicia”, respondió el ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa.

Hace poco más de un año, cuando el ex ministro Claudio Maley presentaba su informe en la ya extinta Comisión de Seguimiento de la Ley de Emergencia de Seguridad, daba cuenta que en la provincia había menos de 500 cámaras y más de la mitad había dejado de funcionar o no servía porque estaban instaladas en zonas sin iluminación o bien las copas de los árboles las habían tapado. Pero ahora el panorama parece ser completamente diferente.

Hace no mucho tiempo, las cámaras sólo estaban instaladas en la capital y casi no había en el interior. Ya no se puede hablar de que hay estos sistemas en algunos municipios, sino en todos los departamentos de la provincia, ya que las comunas rurales también comenzaron a colocarlas de manera independiente. “Los delegados comunales llegaron a un acuerdo con el ministro del Interior, Miguel Ángel Acevedo, para ir incorporando estas herramientas. Pero hay algunos que quedaron muy conformes y por cuenta propia también están comprando con los fondos comunales los equipos para mejorar las tareas de prevención del delito”, explicó Agüero Gamboa.

“La idea de la instalación de las cámaras responde a un plan estratégico. Hemos cambiado la táctica, estamos avanzando desde el interior hacia la capital”, explicó el ministro de Seguridad. “Pero lo debemos hacer de manera coordinada, es decir, ver cuáles son los puntos donde deben ser instaladas para que no haya superposición y tengamos dos cámaras marcando el mismo lugar”, analizó.

La cantidad de aparatos que se han instalado en el territorio arroja detalles llamativos. Por ejemplo, San Pablo, con 20 equipos, es la comuna que más instrumentos de estas características posee. Aguilares cuenta con 199, una menos que las recién instaladas en el municipio capitalino, aunque la cantidad de habitantes y la superficie de ambas ciudades no son las mismas.

Los intendentes de Tafí Viejo, Banda del Río Salí, Yerba Buena y Concepción fueron los primeros en gestionar las compras de las cámaras de seguridad. Lo hicieron con fondos propios, pero a la hora de instalarlas recurrieron a distintos funcionarios del área de Seguridad para coordinar dónde las colocarían y cómo harían para trabajar en conjunto con la Policía.

“Hay una realidad y no es sólo un eslogan: debemos garantizar la seguridad entre todos. Indudablemente hay un notorio interés de los intendentes en colaborar en la lucha contra la inseguridad. Pero hay que hacerlo de manera coordinada para optimizar los resultados”, señaló el secretario de Seguridad de Yerba Buena, Mauricio Argiró. “El intendente Mariano Campero así lo entendió y desde 2018 trabaja a la par de las autoridades para coordinar tareas en conjunto. El ministro Agüero Gamboa y hasta el gobernador Osvaldo Jaldo visitaron nuestro centro de monitoreo porque se interesan en lo que podemos hacer juntos”, añadió.

Sin banderías

“Para brindar seguridad no debe haber colores políticos. Trabajamos de la misma manera con las autoridades de Banda del Río Salí, como las de Yerba Buena y Aguilares. Con Concepción trabajamos de manera conjunta, sin importar que no se haya firmado un convenio. Ahora vamos a tratar de llegar a un acuerdo con la Capital. Esta es la línea que planteé desde que asumí en el cargo”, indicó Agüero Gamboa.

La instalación de las 200 cámaras de seguridad en la capital generó una ríspida polémica porque las autoridades municipales no habían coordinado con las provinciales para mejorar la prevención del delito. De la pelea mediática se pasó a la etapa del diálogo. Agüero Gamboa le confirmó a LA GACETA que el PE ya envió el borrador de un convenio para comenzar a trabajar juntos, es decir, que la Policía esté conectada para que puedan utilizar las imágenes que registren sus sistemas.

“El plan que mandó el Ministerio de Seguridad ya está siendo analizado para determinar cómo seguir. No habrá ningún problema en colaborar; es más, ya estamos conectados con el 107 para avisarles sobre alguna emergencia. También nos comunicamos con la Policía para que intervengan cuando descubrimos de algún ilícito”, explicó el secretario de Gobierno capitalino, Rodolfo Ocaranza, que también sigue apostando a la capacitación del personal que se desempeña en el centro de monitoreo.

“Aquí no hay soluciones mágicas, si no se trabaja en manera coordinada todo esfuerzo será en vano. Por eso siempre estamos trabajando a la par de la Policía, colaborando con lo que sea necesario y ellos también nos ayudan cuando nosotros los necesitamos. No hay otra”, agregó Argiró a LA GACETA.

Finalidad

Los funcionarios de las áreas de seguridad explicaron que las cámaras que instalaron no sólo son utilizadas para la prevención del delito. “Son de extrema utilidad para cuestiones que tienen que ver con la vida de un municipio. La semana que viene se cumplirá un mes de su funcionamiento y en todo este tiempo nos ayudaron a detectar infracciones de tránsito; a un automovilista que provocó un daño en una columna de alumbrado público y huyó del lugar; y encontramos a un niño que había sido denunciado como extraviado”, explicó Ocaranza.

Argiró también ponderó los resultados que consiguieron en Yerba Buena desde que instalaron las cámaras de seguridad. “Por los resultados tuvimos que hacer todo un sistema que está perfectamente aceitado. Por ejemplo, detectamos un accidente y, con las imágenes, determinamos si hay heridos o no para enviarle una ambulancia y a los policías de alguna de las tres comisarías”, finalizó.

Anuncian la instalación de otros 600 equipos

Funcionarios provinciales, municipales y comunales estimaron que hasta fin de año se podrían instalar más de 600 cámaras nuevas en nuestra provincia. Esta novedad permitirá hacer un replanteo en las tareas de prevención.

El ministro de Seguridad Eugenio Agüero Gamboa explicó que aún quedan instalar unas 250 cámaras de las 500 que la Nación entregó a la provincia el año pasado y que el Gobierno adquirirá al menos otras 360. 

“Los equipos serán ubicados en puntos estratégicos de la capital, del interior y en los puestos fronterizos para fortalecer el Operativo Lapacho”, explicó el funcionario a LA GACETA.Agüero Gamboa indicó que una vez que estén instaladas las cámaras se hará una planificación diferente para combatir el delito. 

“Se dividirán las zonas por cuadrículas y cada una de ellas tendrá un visualizador que estará observando todo lo que ocurra. Cada sector tendrá un móvil que actuará cada vez que se lo requiera”, adelantó. 

“Para ellos tenemos que coordinar con todos los municipios, especialmente la Capital y las comunas, a fin de extremar los beneficios de los recursos”, añadió.

Por su parte, el secretario de Gobierno Rodolfo Ocaranza informó que fueron tan importantes los resultados que consiguieron con el centro de monitoreo que el intendente Germán Alfaro está decidido a comprar otros 50 equipos. 

“Nuestra meta es seguir colaborando para combatir la inseguridad y acabar con los problemas que molestan a los vecinos”, explicó el funcionario.

Por su parte, el secretario de Seguridad de Yerba Buena, Mauricio Argiró, explicó que aún quedan instalar otras 20 cámaras. “Seguiremos avanzando, pero sólo lanzaremos el centro de monitoreo cuando tengamos todo coordinado con las autoridades de la provincia”, finalizó.

Para verte mejor

LAS COMUNES.- La mayor cantidad de cámaras son las que toman imágenes que son analizadas en tiempo real en los centros de monitoreo. En caso de que detecten algún tipo de ilícito, los operadores se comunican con la Policía.

LECTORAS.- Cada vez son más las ciudades que cuentan con equipos que se encargan únicamente de tomar los dominios de los vehículos. Este sistema permite llevar un registro de quienes circulan por esa localidad.

INTELIGENTES.- En la provincia también hay cámaras con sistemas que cuentan con información sobre sospechosos. La Policía aporta la información del dominio de un vehículo que fue utilizado para cometer algún delito. El sistema detecta la presencia del auto sospechoso e inmediatamente suena una alarma. Por eso es fundamental que los municipios y las comunas firmen convenios con las fuerzas de seguridad que es la encargada de entregar todos los datos.

RECONOCIMIENTO.- Se trata de los equipos que se utilizan para el reconocimiento de rostros. Las cámaras, en su base de datos, cuentan con las caras de condenados por distintos delitos y, cuando detecta a uno de ellos, genera una alarma. Estos equipos son instalados en las cercanías de escuelas (las utilizan para detectar a las personas que violan prohibiciones de acercamientos o condenados por abusos) y de los bancos (pretenden ubicar delincuentes que se dedican a asaltar a las personas que sacan su dinero de las entidades financieras).

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios