23 Junio 2022

En el Mundial de natación que se están realizando en Budapest (Hungría) se vivió uno de los momentos más dramáticos de los últimos tiempos. La nadadora estadounidense Anita Álvarez, mientras se encontraba finalizando su rutina, se desmayó. Andrea Fuentes, la entrenadora española de su equipo, se tiró a la pileta para rescatarla. La propia Fuente, a cargo del conjunto de nado sincronizado estadounidense desde 201, relató lo sucedido: “fue algo muy intenso. Los médicos le tomaron las constantes vitales, tenía el corazón y la presión normales, pero el tema es que no respiraba. Intenté despertarla a bofetadas y abriéndole la mandíbula. Creo que estuvo dos minutos al menos sin respirar, porque tenía los pulmones llenos de agua. Pero pudimos llevarla a un buen sitio, vomitó el agua, tosió y volvió en sí. Fue un tremendo susto”.

Temas Hungría
Tamaño texto
Comentarios