La Unión Europea abre una puerta a Ucrania y a Moldavia

La decisión de aceptar a ambos países como candidatos causó un debate acerca de la identidad del bloque. Una táctica contra la influencia rusa

RECLAMO. Ucranianos que viven en Bruselas convocaron a una marcha frente al edificio del Consejo Europeo. RECLAMO. Ucranianos que viven en Bruselas convocaron a una marcha frente al edificio del Consejo Europeo. REUTERS
23 Junio 2022

BRUSELAS, Bélgica.- Los líderes europeos aceptaron formalmente a Ucrania como candidata a la adhesión a la Unión Europea, un audaz movimiento geopolítico desencadenado por la invasión rusa a su vecino, que generó alertas acerca de que el bloque de 27 países necesita una revisión para volver a ampliarse.

Ucrania y la vecina Moldavia podrían tardar más de una década en cumplir los requisitos de adhesión, pero la decisión tomada en una cumbre de dos días de la UE es un paso simbólico que señala la intención del bloque de llegar a lo más profundo de la antigua Unión Soviética.

“Un momento histórico”, tuiteó el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel. “Marca un paso crucial en su camino hacia la UE -dijo-. Nuestro futuro es juntos”.

El paso, que también supone la concesión del estatus de candidato a Moldavia, da el pistoletazo de salida a la expansión más ambiciosa de la UE desde que acogió a los Estados de Europa del Este tras la Guerra Fría.

“Toda la gente de Ucrania está observando y esperando esta decisión”, dijo Ivan Zichenko, un ucraniano de 34 años de la devastada ciudad de Járkov, que vive en Bruselas. “Es muy, muy importante elevar su moral”, dijo mientras unas decenas de personas coreaban “Ucrania es Europa” en una concentración ante el edificio de Bruselas donde se reunían los líderes de la UE.

Sin embargo, tras la retórica triunfalista, en la UE se habla de cómo hacer para que el bloque siga siendo coherente a medida que se va ampliando.

Cuando comenzó, en 1951, era una organización de seis países para regular la producción industrial. La UE tiene ahora 27 miembros que enfrentan complejos retos, desde el cambio climático y el auge de China hasta una guerra a sus propias puertas.

El presidente ruso Vladimir Putin dice que la “operación militar especial” lanzada en Ucrania en febrero fue necesaria, en parte, por la invasión occidental de lo que Rusia considera su legítima esfera de influencia geográfica.

La luz verde de la UE es una señal para Moscú de que Ucrania, y también otros países de la antigua Unión Soviética, “no pueden pertenecer a las esferas de influencia rusas”, declaró el embajador ucraniano ante la UE, Chentsov Vsevolod. Y añadió: “Hay soldados que llaman a casa desde el frente y preguntan: ¿qué está pasando con nuestro estatus de candidato? Es increíble la importancia que tiene para los ucranianos”.

Frustración balcánica

Mientras Ucrania y Moldavia eran admitidas en tiempo récord en la “sala de espera” de la UE, a Georgia se le dio un listado de condiciones para ser candidata.

Las reticencias a la ampliación de la UE frenan desde hace tiempo el avance de un grupo de países balcánicos -Albania, Bosnia, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia- cuyos líderes se reunieron ayer con sus pares de la UE en Bruselas.

Un borrador de la declaración de la cumbre mostraba que los líderes de la UE volverán a dar “un compromiso pleno e inequívoco a la perspectiva de adhesión a la UE de los Balcanes Occidentales”. Pero la vía rápida de Ucrania hacia el estatus formal de candidato aumentó la sensación de estar marginados, lo que conlleva el riesgo para la UE de que Rusia y China extiendan su influencia en la región balcánica.

El Canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que la UE debe “reformar sus procedimientos internos” para la adhesión de nuevos miembros, y destacó la necesidad de que cuestiones clave se acuerden por mayoría cualificada, y no por unanimidad.

El requisito de la unanimidad suele frustrar las ambiciones de la UE porque los Estados miembro pueden bloquear las decisiones o suavizarlas.

A pesar de las oleadas de crisis que han sacudido a la UE, desde la migración hasta la salida de Gran Bretaña del bloque, la unión sigue siendo popular, y una encuesta realizada esta semana muestra que la aprobación de la pertenencia a la UE es la más alta de los últimos 15 años.

Sin embargo, el descontento de la opinión pública va en aumento por la inflación y la crisis energética, ya que Rusia está endureciendo el suministro de gas en respuesta a las sanciones, temas que se tratarán hoy en la segunda jornada de la cumbre.

La reconstrucción de Ucrania, tras la devastación que dejó la invasión rusa será parte del debate, al menos eso es lo que pretende el canciller alemán.

Según detalló la cadena oficial alemana DW, Scholz propone un “Plan Marshall” para Ucrania, como el que ayudó a Europa levantarse entre las ruinas que dejó la Segunda Guerra Mundial.

El político alemán contó que, la visita a Ucrania, que realizó junto al primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, le recordó a las ciudades alemanas luego de la caída del nazismo.

En una declaración de gobierno frente al Bundestag, Scholz dijo que reconstruir al país destruido por la invasión rusa es parte de una “tarea generacional”.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Europa estaba en ruinas. La frágil unidad de los aliados que habían aplastado a las hordas de Adolf Hitler se rompió rápidamente y la “Cortina de Hierro” (nombre que le puso el primer ministro británico Winston Churchill) separó al mundo entre dos modelos económicos Para alejarlas de la “tentación comunista”, la respuesta fue fortalecer el bienestar de las sociedades.

El entonces ministro estadounidense de Exteriores, George C. Marshall, propuso en junio de 1947 el Programa de Recuperación Europeo, según el cual Estados Unidos ponía a disposición créditos y se comprometía a enviar productos y materias primas. Así, entre 1948 y 1952, fluyeron más de 12.000 millones de dólares a unos 16 países europeos, entre ellos, Alemania, Italia, Francia y Gran Bretaña.

Las ayudas financieras impulsaron un “milagro económico” en Europa, crearon nuevos mercados de consumo para Estados Unidos y profundizaron la enemistad con el bloque soviético, que prohibió a países como Hungría y Polonia que la acepten.

Seguridad: esperan una ayuda multimillonaria de Estados Unidos

Se espera que Estados Unidos proporcione 450 millones de dólares adicionales en asistencia de seguridad a Ucrania, incluyendo más sistemas de cohetes de largo alcance. Las fuerzas de Moscú avanzan en el este de Ucrania, en un intento de capturar el corazón industrial conocido como el Dombás, donde Kiev teme que de sus tropas puedan quedar rodeadas. Anoche se esperaba el anuncio de un paquete de asistencia, que podía incluir cuatro Sistemas de Cohetes de Artillería de Alta Movilidad adicionales. Ucrania ya recibió un primer envío del potente sistema de de largo alcance, que espera que pueda ayudar a cambiar el rumbo de una batalla que lleva meses. (Reuters)

Comentarios