Soy Rada: Un Revuelto de magia, comedia y música en vivo

Despliega su humor atemporal y su magia en un show unipersonal para reír y emocionarse. Trabajo en redes y plataformas.

TALENTO. Agustín Aristarán en el mejor lugar, el escenario. TALENTO. Agustín Aristarán en el mejor lugar, el escenario.

“Un día estaba cocinando un revuelto y pensé: voy a poner este ingrediente, que funciona bien, esto que vi en la tele y esto que no sé muy bien cómo va a quedar en la receta, pero me la juego. En ese momento estaba escribiendo este espectáculo, que es como esa receta: hacer cosas que conozco, muchas que hago en este momento y cosas que voy a hacer o que cada vez les estoy dando más bolilla, como la magia. Revuelto es eso: una mezcla entre la magia, la comedia y la música en vivo, y también es una mezcla entre lo pasado, lo presente y lo que vendrá”.

Agustín Aristarán, más conocido como Soy Rada, le revela a LA GACETA los ingredientes de “Soy Rada Revuelto”, que sube a escena hoy a las 21 en el teatro Mercedes Sosa (San Martín 479).

- No podemos hablar de un solo género, ni sólo de humor blanco.

- Si al salir de la sala le preguntás al público qué le pasa al final, resulta que se rió, se emocionó, escuchó música y vio magia de alto nivel. Por todo eso es un gran espectáculo de comedia. Me gusta pensarlo así y venderlo así.

- ¿Cómo es la estructura del show y la puesta en escena?

- Es un espectáculo unipersonal, con banda en vivo, Soy Rada and The Colibriquis. Estamos lanzando nuestro cuarto disco; es un proyecto paralelo a todo lo que hago. En este espectáculo la banda se une a mis universos, del cual este es uno. En el espectáculo anterior también participaba, pero desde otro lugar porque era un musical, “Serendipia”, que está en Netflix.

- ¿Quienes la integran?

- Me acompañan cuatro músicos: Charly Palermo, Pablito Vignati, Cai Ferraris y Martín Rosas. Al final del show se suma una murga uruguaya. Entonces entre todos cantamos una de las últimas canciones que sacamos, “Macetitas de colores”. Es un momento muy lindo porque salimos con la murga y la banda junto al público, cantando y bailando, a hacer una gran ronda a la puerta del teatro y se genera algo único.

- ¿Cómo los recibe el público en gira?

- Superbien. En cuanto a convocatoria, más no se puede pedir con todas las fechas con entradas agotadas. Sólo podemos agradecer. Más allá de ser un espectáculo inclasificable, es toda una experiencia ver las reacciones y la devolución que recibimos de la gente.

- ¿Cómo sentís el encuentro con la gente, en relación con la TV, las plataformas y las redes?

- Ya sea la tele (ahora que estoy actuando en una serie dramática, “El Reino II” para Netflix y en una sitcom para Disney), en las redes sociales, que son un trabajo de tiempo completo, todo lo hago para que la gente me conozca y un día venga a verme en el teatro. Es el lugar donde más cómodo me siento, donde más me formé y me formo, y es lo que hago de toda la vida, actuar en el escenario, en vivo, cara a cara. Es lo que más me gusta y es lo que siempre propongo.

- Por otro lado. ¿qué significa el plano de tener dos unipersonales en Netflix?

- Me dio trascendencia internacional y validó mi trabajo en redes. Es una locura: mis especiales están en 120 países, en 50 idiomas.

- Me imagino que no se puede hablar de tu personaje en “El Reino II”.

- Lo único que puedo decir es que soy un malo, pero un malo que no muestra los dientes. O sea, es peor porque es un malo psicológico.

- ¿Cómo te va trabajando en un rol dramático?

- Me encanta. Es un desafío tremendo y en una producción estilo Hollywood, antecedida por una primera temporada que rompió todos los récords. Es una gran responsabilidad porque aparte es estar fuera de mi zona de confort, que es la comedia. Estoy superfeliz, honrado y agradecido.

- ¿A quiénes nombrarías como tus referentes en la comedia?

- No puedo no nombrar a Alfredo Casero de Cha Cha Cha de los 90, que forjó mi estilo de humor; Rowan Atkinson, en el humor físico. Además tuve grandes maestros que no son conocidos como Chacobachi, un payaso callejero conocido a nivel mundial.

El 26 de agosto el show llegará al mítico Luna Park, y una semana después cruza el Atlántico en gira por España, Inglaterra y Portugal.

Tamaño texto
Comentarios