“Malvinas por mujeres”, una mirada actual sobre la guerra

Actividades escénicas performáticas en los distintos espacios del edificio de San Martín 1.545 para elaborar recuerdos y construir sentidos y mensajes.

TEJER PARA RECORDAR. Dentro de las actividades de “Malvinas por mujeres”, se reciben bufandas en el MUNT.  TEJER PARA RECORDAR. Dentro de las actividades de “Malvinas por mujeres”, se reciben bufandas en el MUNT.

A cuatro décadas del final de la guerra de Malvinas, las voces, reflexiones, sensaciones y memorias se siguen multiplicando. Las miradas tienen ahora la impronta de la distancia temporal, con el agregado de que el protagonismo generacional cambió con la incorporación de artistas que no fueron contemporáneos al conflicto armado.

Sobre esa amalgama se construyó desde el Museo de la Universidad Nacional de Tucumán una serie de propuestas para este mes en el marco del evento “Malvinas por mujeres”, que aporta reconceptualizaciones y rompe silencios. Hoy se presentará en el edificio de San Martín 1.545 “Instalaciones escénicas”, un montaje de carácter performativo que se desarrollará desde las 17 en la fachada, el hall de entrada, las galerías, los jardines y otros espacios “para trabajar la memoria como un concepto activo y dinámico desde estrategias que abren el museo a nuevas posibilidades”, adelantan las organizadoras, Ana Eustacchio, Verónica Pérez Luna y Marina Rosenzvaig.

Las tres son docentes de distintas cátedras de la Facultad de Artes de la UNT (Percepción y Diagramación Escénica; Dirección Teatral y Historia de las Estructuras Teatrales I, respectivamente) y sumaron a sus alumnos en el proyecto integral entendido como una obra colectiva que se compone de distintas partes que dialogan entre sí en “la construcción de escenas vinculadas a la memoria y a la historia individual y colectiva de quienes actúan y de quienes recepcionan”, postulan. “El formato de la intervención nos permite que la obra se convierta en experiencia artística reduciendo las distancias entre el creador y el observador como sujetos activos”, agregan.

El desarrollo permitirá recorrer las realizaciones performáticas que responden a distintos sentidos y consignas. En “Urdimbre de un anhelo”, la propuesta escénica fue construida a partir de hilos de ausencias definitivas, de cartas enviadas que no llegaron a destino, de abrazos que nunca pudieron ser correspondidos, de la espera, la infancia y la maternidad, se anuncia como eje. Esta parte contará con la participación de Carla Díaz Marchesi, Carlos Frías, Sofía Rivas, Gabriela Véliz, Flavia Rodríguez, Indra Loto, Lolo Robles, Camila Penques, Lucía Olivera, Emiliano Murga, Mariana Felipe Maza, Delfina Ávila, Nancy Argüello, Soledad Alonso y Patricia Aguirre.

“Guerra de papel”, en tanto, se plantea como una acción colectiva realizada por estudiantes y docentes con el público que asista; mientras que la tercera etapa estará integrada por tres planteos que serán coordinados por Tatiana Luján Valdez y Lucía Dzienczarski: “El naufragio”, que responde a la idea de que “cuando todas mis palabras son tragadas por el tiempo, cualquier papel se transformará en salvavidas”, con las performers Lidia Barros, Camila Delgado y Andrea Guzmán; “Lo que el agua se llevó”, con Facundo Salazar, Paula Molina Dyna, Paula Olazo y Tuly López; y “Volver a pasar por el alma. Intento agarrarme de aquello que me quieren arrancar”, a cargo de Florencia Castillo, Eliana Morillo y Serena Ricci.

En términos globales, el proyecto “Malvinas por mujeres” postula reflexionar sobre los acontecimientos ocurridos en 1982 como punto de partida que permita generar un nuevo texto escénico a partir de explorar dramaturgias grupales desde la exploración del espacio del MUNT con sus particularidades y producir intervencionesque se registren en diferentes soportes para su posterior análisis.

“Queremos aportar desde nuestro compromiso como universidad pública una mirada reflexiva y con perspectiva de género sobre el acontecer de Malvinas. Compartir con la comunidad intervenciones escénicas para reflexionar, a partir de la memoria colectiva, sobre la soberanía y la justicia”, precisaron las responsables. “Este posicionamiento invita a pensarnos como argentinas y argentinos en una coyuntura identitaria más compleja y comprometida, corriéndonos del reduccionismo histórico de pensar lo ocurrido solo como un hecho bélico. La ausencia de las voces de los sobrevivientes y de las mujeres, que proponemos recuperar, se pone en evidencia en el maltrato recibido por parte del Estado y de la sociedad a los veteranos y la invisibilización de quienes participaron de los históricos sucesos”, agregan.

Tamaño texto
Comentarios