Un condenado por robo deberá pagar $ 4 millones a las víctimas

Es uno de los miembros del grupo que se dedicaba a cometer escruches. Perjudicó a los otros imputados. Reparación con las víctimas

CAPTURA DE VIDEO. La cámara de la casa de uno de los sospechosos registró el momento en el que contaban el botín obtenido. CAPTURA DE VIDEO. La cámara de la casa de uno de los sospechosos registró el momento en el que contaban el botín obtenido.

Vicente Zenón Leguizamón (foto) no sólo se transformó en uno de los primeros integrantes de la llamada “La industria del escruche” en ser condenado sino que, también, complicó procesalmente a los otros imputados en el robo al aceptar una condena de cumplimiento condicional. Además, tendrá que pagar como resarcimiento económico $4 millones a las víctimas del grupo que está acusado de haber robado en casas sin moradores en el Gran San Miguel de Tucumán.

Un condenado por robo deberá pagar $ 4 millones a las víctimas

El 13 de marzo de 2021, aprovechando que sus propietarios habían salido por unas horas, un grupo de hombres ingresó a una vivienda de Balcarce al 100. Después de revolver todo en el interior, lograron apoderarse de $ 1 millón, U$S 8.000 (en esos días $ 1,6 millón) y varios artículos electrónicos. Personal de Robos y Hurtos y del Equipo Científico de Investigación Fiscal logró identificar los vehículos que habían participado en el hecho.

El fiscal Diego López Ávila sumó indicios y consiguió que una jueza autorizara realizar un allanamiento en una casa de Fortunata García al 1.500. En el procedimiento, los investigadores secuestraron la base de almacenamiento de las cámaras de seguridad que estaban instaladas en el domicilio. Al analizarla, los investigadores descubrieron quiénes cometieron el robo porque en las imágenes observaron cómo se repartían el botín y los elementos sustraídos a la víctima.

El representante del Ministerio Público Fiscal, en una audiencia realizada ayer, relató que el robo habría sido cometido por Miguel “La Gata” y Néstor Fabián “Tuta” Lizárraga, Luis Ricardo Carreras, Walter “Kuki”, Cristian y Francisco Caro, Mauricio Lencina y Leguizamón. Mientras que en el domicilio donde se realizó el allanamiento, estaban esperándolos Marcos Gastón Caro y Leonardo Javier Olmos Chaván.

La audiencia

Leguizamón estuvo prófugo hasta el 2 de junio y a los días, la Justicia le dictó la prisión preventiva por cuatro meses. Su defensor, Carlos Atim, acordó resolver el conflicto penal a través de un juicio abreviado con López Ávila. Ayer se desarrolló la audiencia donde el representante del MPF explicó cómo se había producido el hecho y quiénes habían sido los participantes. También contó algunos detalles sobre la investigación de la causa de la “Industria del escruche” y aclaró que sólo pudo probar la participación del acusado en uno de los 13 hechos que habría cometido la organización, por lo que no pudo imputarle otros delitos, como el de haber integrado una asociación ilícita. (Se informa por separado)

“Soy responsable de los hechos de los que se me acusa”, explicó el imputado cuando la jueza María Alejandra Balcázar le preguntó sobre el hecho del que estaba siendo acusado. Pero al mismo tiempo agregó: “el relato de la acusación del fiscal es real. Así sucedió todo”. Con esas palabras terminó complicando procesalmente a los otros integrantes de la banda que están detenidos. Balcázar aceptó el acuerdo por lo que el imputado fue condenado a tres años de cumplimiento condicional y, al no haber oposición de ninguna de las partes, la sentencia quedó firme.

Leguizamón recibió su primera condena, pese a que su nombre aparecía mencionado en numerosas causas por escruches. Espera ser enjuiciado por dos causas de robo y una por lesiones graves. En caso de que un tribunal lo encuentre culpable en algunos de esos casos, el cumplimiento de la pena será efectiva.

El ahora condenado es padre de Braian “El hijo de Zenón” Leguizamón, el joven de 20 años que fue absuelto por el crimen de la comerciante Ana Dominé y que luego fue procesado por haber formado parte de un grupo que cometía salideras bancarias. El joven había recibido un auto BMW de regalo de su progenitor por haber cumplido 18 años.

Reparación

En el acuerdo existió otro punto clave: una reparación económica de $ 4 millones. “Esa importante suma de dinero no será para la víctima de este caso, sino que se dividirá entre todos los afectados por esta banda”, explicó López Ávila. “Hubo un acuerdo entre todas las víctimas para que cada vez que se consiga una reparación económica como esta haya una división del dinero entre todas. Los damnificados escucharon y terminaron aceptando nuestra propuesta”, añadió.

Hasta aquí son 13 las víctimas que recibirán el dinero que aportará por ahora Leguizamón, aunque López Ávila explicó que en los próximos días podrían firmarse otros acuerdos similares a esto. El fiscal indicó que se realizó un informe contable para determinar cuánto es el daño económico que les generaron a los damnificados. Fuentes judiciales confirmaron que el monto llegaría a los $ 45 millones.

Después de escuchar esa parte de la audiencia, la jueza Balcázar le preguntó a Leguizamón cómo haría para pagar semejante suma de dinero y cuándo lo haría. “Soy comerciante de años y tengo el capital para cumplir con lo pactado en este acuerdo. Lo pagaré cuando se me autorice a hacerlo en cuestión de minutos”, señaló.

Además de la pena y de la reparación económica, el condenado deberá cumplir reglas de conducta por tres años. En esa lista aparece la prohibición de acercamiento a las víctimas, no podrá consumir drogas ni alcohol y deberá hacer tareas comunitarias dos horas por semana en una entidad benéfica.

“La industria del escruche”: los acusados podrían recibir penas de hasta 20 años

“La Industria del escruche” es el nombre de la causa en la que el fiscal Diego López Ávila investigó a una banda que durante más de un año realizó al menos 13 robos en viviendas del Gran San Miguel de Tucumán.

El grupo estaba integrado por cordobeses y tucumanos que habrían cometido estos hechos en ambas provincias. Investigadores de otros territorios pidieron información para determinar si no eran los mismos acusados que atacaron en sus jurisdicciones. Según los policías, los sospechosos realizaban intercambios de hombres para delinquir y no levantar sospechas.

López Ávila acusó a Miguel “Gatita” y Néstor “Tuta” Lizárraga, Juan de Dios López, Luis Ricardo Carreras, Walter “Kuki”, Cristian “Bichi”, Francisco “Macho Blanco”, Marcos “Batore” Caro, Mauricio Lenzina y Leonardo “Tetero” Olmos Chaván de integrar el grupo que cometió los escruches. “Gatita” fue considerado como el líder de una asociación ilícita formada para cometer este tipo de delitos contra la propiedad y, en el tiempo que actuaron, según la hipótesis del representante del Ministerio Público Fiscal. habría obtenido botines de hasta $45 millones.

López Ávila explicó que cerrará la investigación la semana que viene y quedarán más cerca de ser enjuiciados. En caso de que sean encontrados culpables, podrían recibir penas de entre 10 y 20 años de prisión.

Comentarios