Siete estrategias para escapar a los efectos de la Inflación

En un período de mayor disponibilidad de pesos, por el pago del aguinaldo, los argentinos tienden a anticipar compras, dolarizarse o invertir en herramientas tradicionales para cuidar sus ahorros.

1- Anticipar compras aprovechando las escasas ofertas disponibles en los comercios

Cuando la inflación mantiene un ritmo elevado, los consumidores tienden a anticipar compras de artículos no perecederos como una forma de esquivarle a las remarcaciones. Una tendencia de esta naturaleza se ha observado durante mayo con un aumento del 6,4% de las operaciones con tarjetas de crédito. “El incremento de los índices de inflación motivan a un sector de los consumidores a adelantar sus compras, sobre todo utilizando las ofertas de cuotas “sin interés”. También resultó un incentivo para la expansión del rubro, las promociones que se ofrecieron a fin de mes para las ventas a través del comercio electrónico’, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group. Esta tendencia al uso del dinero plástico encuentra su techo en los intereses que las entidades emisoras cobran a los usuarios que, en muchos casos, son superiores al índice general de precios. Los problemas se agudizan en el caso de que ese cliente no pueda abonar toda la cuota mensual y deba recurrir al pago del importe mínimo del vencimiento de la tarjeta. De todas maneras, el stockeo es una conducta natural entre los argentinos cada vez que se observan estampidas inflacionarias. De acuerdo con un relevamiento realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) cada vez son más los argentinos que utilizan la tarjeta de crédito para comprar alimentos porque, con el dinero efectivo en mano, no llegan a cubrir los gastos necesarios para el mes.

2- Precios cuidados, pero no tanto, con reajustes para mantener el stock

Desde mañana, la secretaría de Comercio Interior de la Nación comenzará a analizar la nueva etapa que se abrirá para el plan “Precios Cuidados” que no escapará a la inflación y en cuya canasta se observarán incrementos para mantener el stock de oferta de productos que componen la canasta familiar. Hasta el próximo 7 de julio, el área que actualmente conduce Guillermo Hang deberá reformular el acuerdo con las empresas alimenticias para establecer una oferta lo más económicamente posible de los productos de mayor demanda en los hogares. Es probable que hasta se cambie el nombre del plan y que los precios acompañen el ritmo de la inflación del Indec, con una oferta más acotada que los 1.350 artículos que hoy se incluyen en “Precios Cuidados”. El Gobierno intentará que esos productos abastezcan la demanda. Asimismo, consecuente con el ritmo sostenido de los precios y la modificación de tasas de interés, formulada por el Banco Central, se evalúa una actualización del financiamiento por el Ahora 12, cuya tasa hoy está en el orden de 38%. Por ahora, los productos acordados tendrá la suba establecida entre las partes que, según los empresarios, está dos veces y media por debajo de la inflación acumulada en los primeros cuatro meses.

3- El que tenga capacidad de ahorro se refugia en una moneda fuerte: el dólar

Según el economista y docente  de la Universidad del CEMA, Federico Vacalebre, aquel que tenga una diferencia en pesos que le permita ahorrar, recurre generalmente al dólar para refugiarse de una persistente inflación que este año llegará al 70%. “Lo que le conviene es dolarizarse de la manera que sea y con cualquiera de las herramientas disponibles en el mercado para atesorar divisas, porque durante el primer semestre se han acumulado pocas reservas en el Banco Central y seguramente en la segunda mitad del año el campo ya no liquidará dólares y el Gobierno, a su vez, necesitará más divisas para liquidar importaciones”, expone el analista ante una consulta de LA GACETA. Vacalebre advierte que en el segundo semestre comenzará a faltar dólares y que esa situación le pondrá más presión al alza al tipo de cambio. “Tampoco hay que perder de vista los efectos de la segunda revisión de metas del FMI que implicará que la Argentina esté más ajustada en términos fiscales y monetarios. En consecuencia, no habrá ni ancla tarifaria, porque este mes se reajustaron los valores de los servicios privatizados, ni tampoco el ancla del tipo de cambio, probablemente se refleje en más inflación y, por lo tanto, el dólar puede subir.

4- El plazo fijo, otro instrumento que permite no perder tanto ante la inflación

El plazo fijo tradicional en pesos tiene un período mínimo de colocación de 30 días, en el que paga una tasa de interés nominal anual (TNA) de 48%, cifra que representa un 4% mensual. Se trata de una tasa negativa, pero que le permite al ahorrista sortear el riesgo de sostener sus pesos en la mano, con una inflación promedio del 5% mensual. Quienes tienen capital disponible creen que el Banco Central continuará con su política de reajustes de tasa que, durante el mes pasado, subió dos puntos porcentuales, con el fin de seguirle el ritmo a la inflación y evitar más dolarización por parte de los individuos.

5- ¿Y cuál puede ser el rendimiento de los plazos fijo uva?

El plazo fijo UVA, cuyo rendimiento ajusta por inflación más un plus de 1% de premio, es uno de los instrumentos más conservadores. El requisito que se debe tener en cuenta antes de volcarse a esa herramienta de ahorro, y recibir una renta, es que se precisa tener encajados los fondos durante 90 días. “Protege el capital inversor de la inflación, a la vez que es adecuado para un horizonte de corto plazo, ya que se tiene la opción de pre-cancelar el mismo después de los 30 días”, aunque si se retira el dinero antes de los 3 meses se recibe una tasa de 43%, afirma Roberto Geretto, economista y portfolio manager de Fundcorp, en una charla con Iprofesional.com. No obstante, los plazos fijos ajustados por inflación no están exentos de riesgos, ya sea por las cuestiones estadísticas, como sucedió en algún momento o que el Gobierno se financie mediante el sistema bancario de “manera desproporcionada”, ya que se produciría un descalce de plazos. “Por ejemplo, ocurriría si el Gobierno se financia emitiendo deuda a dos años con los ahorros de la gente en bancos, los cuales son mayormente dinero transaccional y plazos fijos a 30 días”, puntualiza Geretto. En el caso del plazo fijo UVA, el rendimiento está en promedio en los 5,9% mensual, pero su plazo mínimo de 90 días. En los últimos tres meses el plazo fijo UVA rindió el 17,1% versus el 11,9% del plazo fijo tradicional, consigna por su parte Ambito.com.

6- ¿Qué hará el banco central tras conocerse el dato de inflación oficial?

La tasa de interés de referencia del Banco Central (BCRA) podría aumentar en torno a los 200 puntos básicos la semana próxima en respuesta a la alta inflación que sacude a la tercera economía de América Latina, según reveló un sondeo realizado por la agencia internacional de noticias Reuters. Analistas y operadores del mercado coincidieron en que la política monetaria tendría un nuevo rendimiento en torno al 51% anual -según la mediana-, contra el 49% vigente, aunque aún por debajo de un pronóstico de inflación del 72,6% para 2022. El sondeo entre siete fuentes -incluyendo bancos y consultoras- arrojó una tasa máxima prevista del 52,5% y una mínima estable. La entidad ha incrementado sistemáticamente la tasa de referencia desde enero, cuando estaba en un 38%, muy por arriba de los ajustes decididos por otros bancos centrales regionales.

7- Instrumentos para inversores más sofisticados

Otra de las posibilidades que cuentan aquellos inversores que quieran esquivarle a los efectos de la inflación y cuidar sus ahorros, es la compra de bonos soberanos en dólares. Se trata de una herramienta para capitalistas más sofisticados que, con paciencia, esperen la evolución de los precios de esos títulos antes de obtener la rentabilidad esperada. Algunos operadores del mercado sugieren el bono Global con vencimiento en  2030 y ley de Nueva York (GD30), ya que, de acuerdo con la experiencia del mercado, pueden llegar a ofrecer  más de 20% en dólares. Sin embargo, como los anteriores, también tiene una cuota de riesgo frente a eventuales reestructuraciones de deudas. Según Adcap Grupo Financiero, una buena alternativa para diversificar la inversión a partir del cobro del aguinaldo de mediados de año es mediante el armado de una cartera combinada de fondos comunes de inversión (FCIs). Aquellos inversores más conservadores que quieran ganarle al tradicional plazo fijo, tienen la opción del FCI Adcap Pesos Plus (T+1), con devengamiento de tasa. En lo que va de 2022, este fondo tiene un retorno acumulado del 18%, señala el grupo financiero.

El dato

El índice general de mayo, estaría por encima del 5%

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá este martes la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo, que según las consultoras privadas, estuvo cerca del 5%. De acuerdo con el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), los analistas que participaron del diagnóstico efectuado por el Banco Central estimaron que la inflación de mayo estaría en el orden del 5,2%, mientras que para junio proyectaron un 5%. Según Eugenio Marí,economista Jefe de Libertad y Progreso se espera que la inflación de este mes rsa superior al 5% “ impulsada por ajustes de precios regulados (tarifas de servicios públicos) y paritarias. Además, a medida que avanza el año y pasa el grueso de la liquidación de divisas por exportaciones de cereales y oleaginosas, es probable que el BCRA deba acelerar su ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial, poniendo presión al precio de los bienes transables”.

En cuanto al nivel general del año, el REM estima que el IPC terminará en 72,6% durante este año, mientras que para 2023, un período electoral, la inflación estaría en el orden del 60%, según los cálculos de las consultoras privadas.

Comentarios