Donde todo puede pasar

Huirapuca se quedó con el duelo de escoltas y Tucumán Rugby se recuperó con una goleada.

INSPIRADO. Huirapuca se impuso en una verdadera batalla contra Los Tarcos en Concepción, y quedó como único perseguidor inmediato del puntero Tucumán Rugby. LA GACETA / FOTO DE Osvaldo Ripoll INSPIRADO. Huirapuca se impuso en una verdadera batalla contra Los Tarcos en Concepción, y quedó como único perseguidor inmediato del puntero Tucumán Rugby. LA GACETA / FOTO DE Osvaldo Ripoll
28 Mayo 2022

Por si a alguien le quedaba alguna duda, el décimo episodio del Regional vino a certificar una sensación general: si bien ya hay una cierta tendencia marcada en el orden clasificatorio, es un torneo donde nadie puede bajar la guardia porque todo puede pasar. Por caso, Huirapuca se quedó con el duelo de escoltas sobre Los Tarcos, pero la pulseada fue tan ajustada (19-16) que bien pudo haber tenido un final distinto. Asimismo, nadie puede jurar que esperaba un resultado tan ancho entre Tucumán Rugby y Lawn Tennis (46-11), por más que el “Verdinegro” sea el campeón más reciente y que hasta la fecha pasada (antes de caer a manos de “Huira”) haya logrado amasar una racha de 15 victorias consecutivas.

Menos previsible aún (a juzgar por la foja reciente de ambos) resultaba la derrota de Universitario a manos de su homónimo salteño (36-23), que embolsó no solo los cuatro puntos del triunfo, sino también el bonus por diferencia de tries. Sin dudas, la sorpresa de la fecha y una de las mayores de entre los 60 partidos que ya se disputaron en el torneo, ya que las “Serpientes” eran top 4 y los salteños habían perdido ocho de sus nueve presentaciones.

El Regional tiene estas cosas, e independientemente de a quién le toque ganar y a quién perder, ese factor sorpresa es un signo de buena salud para el espectáculo.

SUBE Y SUBE. Natación ganó bien en Santiago y se recupera en la tabla. SUBE Y SUBE. Natación ganó bien en Santiago y se recupera en la tabla.

Mano a mano

Aunque el puntero fuera Tucumán Rugby, los reflectores en este inicio de la segunda rueda de la fase clasificatoria hacían centro en el Parque de la Joven Argentina, donde debían cruzarse Huirapuca y Los Tarcos, que llevan varias fechas inmersos en un cabeza a cabeza apasionante, mientras persiguen al “Verdinegro”. Pero en el segundo puesto había lugar para uno solo, y ese fue el conjunto del sur, que hilvanó su quinta victoria consecutiva poniendo mucho corazón y cabeza frente a un rival que le jugó de igual a igual y con las mismas armas. Se esperaba intensidad y la hubo de sobra. Al final, un penal de Juan Manuel Molinuevo terminó inclinando la balanza para el lado concepcionense de la cuestión, aunque el “Rojo” se llevó un bonus defensivo que amortiguó el golpe y lo sostuvo ahí cerca de los dos primeros puestos.

Lo de Tucumán Rugby fue una de esas tardes en las que te sale todo lo que ensayás, y al otro no. Herido en el orgullo por el traspié que le impidió cerrar una rueda completa de puras victorias, el puntero salió con el cuchillo entre los dientes y aprovechó muy bien los espacios que encontró en la defensa del “Tennis”. Para los del Parque fue un golpe en seco que les impidió sacar partido de la caída de la “U” y despegarse de ella en el cuarto lugar.

El que ahora los acompaña a un punto es Natación, vencedor de Old Lions en Santiago por 32-10. En el regreso de Gabriel Ascárate al equipo luego de descoserla en Portugal, los “Blancos” le dieron un nuevo golpe a los “Leones” santiagueños, que habían empezado con espíritu protagonista y luego se fueron deshilachando.

Para colmo, fueron desplazados del séptimo lugar (el último que asegura la permanencia en la categoría por Cardenales, vencedor de Jockey Club por 32-22. Con el triunfo “purpurado”, ahora los siete primeros puestos están ocupados por equipos tucumanos. Aunque solo por ahora: se sabe que en el Regional puede pasar de todo.

Tamaño texto
Comentarios