Poltronieri, el soldado de Malvinas al que admiran hasta los ingleses

El héroe que mantuvo a raya a los agresores mientras sus compañeros se ponían a salvo estuvo en el Concejo Deliberante de Concepción.

UN HÉROE. Poltronieri muestra el reconocimiento que le entregaron. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll UN HÉROE. Poltronieri muestra el reconocimiento que le entregaron. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll

El recuerdo reaviva el brillo de los ojos del héroe de la guerra de Malvinas Oscar Ismael Poltronieri, de 60 años. Da la impresión de que libra una dura batalla interna para evitar que una lágrima se le desprenda y desnude el otro lado del hombre valiente. Pero se muestra firme, inclaudicable en el despliegue de los relatos que repasa a periodistas y otros que no ocultan la admiración por el veterano de guerra. “Es gratificante que se haya comenzado a reconocernos, después de haber permanecido en el olvido, los que fuimos a pelear por nuestras islas”, sostiene.

Poltronieri es el único soldado conscripto con vida en recibir la máxima condecoración militar Argentina: la Cruz al Heroico Valor en Combate. El jueves pasado, el hombre oriundo de Mercedes, Buenos Aires, estuvo en el Concejo Deliberante de Concepción para recibir una distinción en reconocimiento “por su coraje y patriotismo durante la batalla del Monte Dos hermanas”. Fue ahí que mediante una acción temeraria salvó la vida de 120 compañeros del regimiento que integraba. Por esa actitud, que incluso fue admirada por los propios ingleses, se le otorgó la Cruz al Heroico.

“Vivimos dos guerras, la de Malvinas y otra, aquí, a partir de 1982. Nos trajeron encerrados, escondidos. No podíamos conseguir trabajo. En mi caso, durante años me tocó vender calcomanías en los trenes”, reveló tras recibir el reconocimiento de manos del presidente del cuerpo vecinal, Gabriel Jiménez. El héroe precisó que desde hace 20 años trabaja en el Ejército como personal civil. Al referirse al 40 aniversario de la Guerra de Malvinas, puntualizó: “hoy le agradezco a Dios por haber regresado con vida y en la guerra haber podido salvar a mis compañeros. Además, me emociona todo el cariño que recibimos de la gente. El mismo que lo necesitábamos hace 40 años y que hoy nos dan en cada lugar al que vamos”, dijo.

“Poltronieri llevó a cabo actos de coraje y patriotismo encomiables en Malvinas que merecen ser reconocidos. Es un honor tenerlo en nuestra ciudad. Por eso, a través de una resolución que fue aprobada por unanimidad lo declaramos visitante ilustre”, expresó Jiménez. Acompañaron la entrega de la distinción los ediles Katherina Mazzuco, Gladys Costa, Silvia Romero, Ramiro Beti y Eduardo Carrizo.

“Poltro”, como lo llamaban sus compañeros del Regimiento de Mercedes, en diálogo con la prensa, repasó la temeraria acción que desplegó en la batalla en el Monte Dos Hermanas. Esta se desencadenó, según contó, luego de que los regimientos cuatro, seis y siete, permanecieran dos meses esperando al enemigo. Fue el 12 de junio de 1982 cuando llegó el momento esperado. Sufrían frío y las provisiones de alimentos habían desaparecido. Apaciguaban el hambre achurando ovejas que sacaban de un corral cercano. “Los ingleses comenzaron a bombardear todo el camino. Estábamos como en un valle. Y como a las seis de la mañana nos comenzamos a tirotear. A uno de mis compañeros se le traba la ametralladora y cuando se puso a tratar de acomodarla lo bajan. Sentí ese grito de que le habían dado y me dio mucha bronca. Quería en ese momento bajar a todos porque veía como intentaban subir hasta donde estábamos nosotros”, contó Oscar. Enseguida recordó que cuando la batalla se hizo insostenible llegó la orden de la retirada. “A un teniente y a un sargento les dije: ‘váyanse que ustedes tienen hijos, yo no’. Me quedé solo. Mientras tanto lo sostenía a los ingleses con la ametralladora. Mis compañeros se iban, retrocedían. Si yo no hacía eso, nos mataban a todos. Hacía ráfagas y no dejaba tirar para que mis compañeros pudieran seguir huyendo”, relató. El soldado tenía 18 años. “Me movía de un lado a otro. La ametralladora, una MAC, pesaba 10 kilos. En ese momento de mucha adrenalina parecía que tenía un papel en las manos. Ahora tranquilo, con la mente limpia, siento lo que pesa esa arma. Sé lo que es el peso de la Mac. Tuve un Dios aparte porque las balas picaban por todos lados”, recordó.

ILUSTRE. El soldado fue convocado por el Concejo Deliberante ILUSTRE. El soldado fue convocado por el Concejo Deliberante

Reconocimiento

Poltronieri durante su permanencia en “La Perla del Sur” participó también del reconocimiento post mortem que se brindó al ex combatiente Rodolfo Buadas, fallecido el año pasado, durante un acto realizado el jueves en el salón del Centro de Defensa Comercial del sur (CDCS). Allí asistió el legislador Raúl Albarracín, promotor de la distinción y la visita del héroe de Malvinas.

Tamaño texto
Comentarios