Yerba Buena: disputa política por la instalación de una comisaría

Los ediles opositores le ofrecieron a la Policía utilizar la casa ubicada en el ex predio de Radio Nacional. Los oficialistas rechazan la iniciativa

EL FRUTO DE LA DISCORDIA. El destino de la casa que está ubicada en los ex predios de Radio Nacional desató una polémica en Yerba Buena. EL FRUTO DE LA DISCORDIA. El destino de la casa que está ubicada en los ex predios de Radio Nacional desató una polémica en Yerba Buena. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Le dicen La Casona. Esa abandonada construcción que está ubicada en la puerta de entrada del barrio Procrear se transformó en una batalla política en Yerba Buena. Los concejales opositores la ofrecieron al ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa, para que se instale un nuevo destacamento policial y un centro de monitoreo y los ediles oficialistas rechazan de plano el proyecto. La mayoría de los vecinos están a favor de la iniciativa, aunque hay algunos detractores.

La edificación está instalada en los ex predios de Radio Nacional, donde antes se encontraba una cancha de fútbol y actualmente hay una plaza con juegos y equipos para realizar actividad física. Hace unos años, a través de una ordenanza, los ediles la destinaron a la construcción de la sede del Concejo Deliberante del municipio. “¿Todos los meses tenemos que hacer magia para pagar el alquiler del lugar donde estamos y vamos a pensar en la construcción de un nuevo edificio? Hay que ser realistas y aportar nuestro granito de arena para luchar contra la inseguridad”, dijo el concejal opositor Alejandro Sangenis.

El edil oficialista Marcelo Rojas replicó que “La Casona” no sólo estaba destinada a la construcción del Concejo. “En realidad es un proyecto diseñado por el fallecido arquitecto Máximo Cossio que no sólo contemplaba nuestra sede, sino también un espacio para toda la comunidad, ya que allí funcionaría una especie de centro cultural para que los vecinos disfruten de espectáculos y tomen clases de inglés, canto y pintura”, comentó. “No vemos la necesidad de cambiar su fin y menos que no lo hayan planteado en el recinto, sino que lanzaron la idea sin consultar a nadie”, añadió.

“No puedo creer que se estén matando por un tema como este. Mientras ellos se pelean, los vecinos nos enteramos de un robo a una persona que esperaba el colectivo o que en la casa de tal ingresaron y se llevaron algo. La verdad es que tenemos los dirigentes que nos merecemos y así le va al país”, explicó Luciana de García.

El proyecto

En Yerba Buena hay cuatro dependencias policiales: Yerba Buena, Marti Coll, Cebil Redondo y El Corte, aunque esta última no cumple con su función por la falta de personal. También funcionan otras dependencias como la Brigada de Investigaciones Yerba Buena y la División de Patrulla Motorizada en el mismo edificio que está ubicado al frente de la plaza de Marcos Paz.

“Nuestra idea es hacer otra dependencia policial porque entendemos que es parte de nuestra obligación darle herramientas a la Policía para que pueda brindar mayor seguridad a los vecinos”, insistió Sangenis. “La idea es entregarle por comodato por un determinado tiempo y que además de destacamento sirva para que funcione un centro de monitoreo con las cámaras que se instalen en el barrio Procrear”, agregó. Rojas, por su parte señaló: “estamos mal si pensamos que poniendo una comisaría se acabarán los problemas de inseguridad. Hay otras cuestiones que se deben atender, empezando por un plan de seguridad, que la provincia no lo tiene, continuando con educación y trabajo”.

“Tenemos miedo de que se pierda la esencia del barrio porque una comisaría puede transformarse en un depósito de chatarra. Además, si llegara a tener lugar para alojar detenidos, podríamos tener problemas porque estamos viviendo una crisis carcelaria y se pueden escapar”, argumentó Justina Herrera.

“Y... una comisaría puede ser muy útil en cualquier zona de Yerba Buena. Sabemos que los recursos que hay son pocos y todos los edificios se están cayendo de viejos. Los vecinos pueden preocuparse, pero que después no salgan a quejarse porque hay inseguridad”, dijo Carlos Melián.

El secretario de Seguridad de Yerba Buena, Mauricio Argiró, también se mostró sorprendido por la iniciativa de los ediles opositores. “Esta gestión le consiguió un terreno en el ingreso a Ciudad Oculta para que edifiquen una comisaría allí, pero todavía no hay novedades al respecto. No tiene sentido crear un nuevo centro de monitoreo porque ya habrá uno”, explicó. “Desde hace tiempo que trabajamos junto con la Policía; no veo el sentido de lanzar un proyecto así utilizando un espacio que está destinado a cumplir con otra función”, finalizó el funcionario.

Las comisarías que tiene la ciudad

La de Yerba Buena, que es sede de la Brigada y de la Motorizada, funciona en un antiguo edificio cuya capacidad quedó chica por la función que cumple.

La de Marti Coll se inunda cada vez que se produce una tormenta. Hay un proyecto para cambiarla de lugar, pero los vecinos se oponen.

La de Cebil Redondo está en una casa que está en un litigio judicial, ya que los dueños de la tierra exigen su restitución.

En El Corte, camino a San Javier, está ubicada la cuarta comisaría, pero al tener sólo dos hombres asignados, no puede cumplir con su misión.

Comentarios