Crimen del cadete: ¿Por qué el acusado de matar a Sahad no estaba preso si estaba acusado de otro crimen?

Cristian Emanuel González tuvo preventiva por un crimen de 2021, pero meses después se determinó que se había defendido.

RECLAMO. El gobernador se quejó de que González estuviera libre. twitter @OsvaldoJaldo RECLAMO. El gobernador se quejó de que González estuviera libre. twitter @OsvaldoJaldo

¿Cómo puede ser que el imputado del crimen de Guillermo Sahad haya estado libre si el año pasado fue acusado de otro crimen? La respuesta está en un expediente: Cristian Emanuel “Vino” González (30 años) abandonó el penal de Villa Urquiza en agosto de 2021 después de haber sido sobreseído por un homicidio registrado hace poco más de un año.

El 14 de mayo del año pasado, Franco Sebastián Chaile se retiraba sin autorización de la guardia del Hospital Padilla al poco tiempo de haber sido atendido por la puñalada que recibió en una de sus piernas. “No voy a decir nada, cuando salga de aquí yo mismo voy a solucionar el problema”, explicó el joven. Horas después falleció. Los médicos le habían advertido que podría tener consecuencias graves si no era operado.

Por el hecho fue detenido González. Los familiares de la víctima señalaron que él lo había herido mortalmente con un cuchillo durante una pelea. El fiscal Carlos Sale logró que se le dictara la prisión preventiva durante seis meses. Al poco tiempo fue trasladado a la cárcel, donde permaneció detenido poco más de 90 días.

Con el correr de las semanas, el investigador consiguió al menos cinco testimonios sobre cómo fue la mortal pelea. Las personas entrevistadas señalaron que en realidad fue Chaile al lugar donde se encontraba el imputado. Y después de una discusión, la víctima extrajo de entre sus ropas un cuchillo e intentó agredir a González. En el forcejeo, resultó herido el joven que luego fallecería.

El desencadenante de la pelea nunca quedó del todo esclarecido. Se sabe que González le debía a Chaile $100 y que sólo le había devuelto $50. Pero no se logró determinar si esa suma de dinero era por una deuda de drogas o por la división de un robo que ambos habrían cometido antes. Los dos habían sido detenidos en varias oportunidades por delitos contra la propiedad y también sufrían severos problemas de adicción. El acusado del crimen del cadete Sahad, en la audiencia donde le dictaron seis meses de preventiva, reconoció que sólo fumaba marihuana.

Con las pruebas acumuladas, el fiscal Sale mantuvo una reunión con los familiares de la víctima para adelantarles que solicitaría el sobreseimiento a “Vino” porque había actuado en defensa propia y, según consta en el expediente, la familia no se opuso. Sin embargo, cuando se desarrolló la audiencia, los allegados a Chaile dijeron que no estaban de acuerdo con que se le retiraran los cargos. El juez interviniente cerró el debate y, como lo indican las normas vigentes, ordenó revisar el planteo.

En caso de que se presente una controversia de este tipo, es el fiscal regional el que debe analizar el planteo antes de tomar una decisión. En este caso, Mariano Fernández analizó la tarea realizada por Sale y coincidió con él: no había elementos para acusar de homicidio simple a González. Por ese motivo, hubo una nueva audiencia donde se ordenó su libertad.

Pero “Vino” tenía otras causas pendientes con la Justicia. Según pudo establecer LA GACETA, desde 2014 el acusado tuvo problemas con la ley. Fue detenido en otras cuatro oportunidades por robos y sólo en una de ellas recibió una condena de ejecución condicional. También en su prontuario policial aparece que fue arrestado en ocho oportunidades por contravenciones entre 2010 y 2020.

Queja del gobernador: “esa lacra tenía un largo prontuario”

Durante la presentación del Operativo Lapacho, en Yerba Buena, que combatirá al narcotráfico, el gobernador Osvaldo Jaldo se quejó de que el acusado de matar a Sahad no haya estado preso. “Ese asesino, esa lacra que ha asesinado al cadete, tenía un prontuario de más de ocho causas; tenía causas por asalto a mano armada, de drogas, había matado el año pasado a una persona. No se entiende cómo una persona con esos antecedentes puede andar suelto, y vuelve a matar, y cuando lo van a capturar, le hace tres tiros a la Policía”, reprochó.

Comentarios