El porqué del letargo político de Juntos por el Cambio

Los tiempos de ebullición parecen haber quedado atrás en Juntos por el Cambio (JxC), el armado opositor más numeroso. Después de las elecciones nacionales del año pasado parece prácticamente inactivo. En estos meses, el conflicto fue protagonista entre los distintos actores y dentro de los partidos que lo componen. Entre los asuntos que alimentaron esto estuvieron el vínculo distante entre los “ganadores” de la contienda, el diputado Roberto Sánchez y el intendente Germán Alfaro; la interna turbulenta de la Unión Cívica Radical (UCR); la tirantez entre CREO y el alfarismo; el resurgimiento del debate sobre incluir o no a Fuerza Republicana y las fotos cruzadas, entre otros. Al menos tres sectores sostienen las intenciones de llevar candidatos a gobernador: los que promueven a Sánchez, Alfaro y Sebastián Murga (CREO).

Hasta aquí parece que el espacio no ha podido capitalizar el haber logrado números promisorios en los comicios de medio término ni la coyuntura nacional marcada por un Gobierno nacional en crisis. Tampoco parecen sacar ventaja de la contienda pasada, que perfiló a quienes podrían liderar la oposición con la mirada puesta en 2023.

La única certeza que repiten es que todos tienen que estar adentro para tener expectativas reales de enfrentar al oficialismo provincial. En menor o en mayor medida, sin embargo, los distintos sectores se manifiestan incómodos en relación a los otros.

La mesa política de la oposición, conformada por las cabezas de los partidos, se reunió a principios de febrero en Tafí del Valle. Fue la primera y última en lo que va de este año. Había otro encuentro previsto para el cuatro de marzo, pero fue suspendido y en esa ocasión se iba a fijar la fecha siguiente. En el temario que quedó pendiente figuraban la situación de CREO en el armado o la posibilidad de conformar un interbloque en la Legislatura.

El único oasis son las comisiones de trabajo para la elaboración de un plan de gobierno. Aunque de manera irregular, los grupos en los que se mezclan todas las vertientes avanzan en reuniones y en proyectos. Entre las temáticas que están planificando están Economía, Producción, Política Social, Educación, Seguridad y Narcotráfico, Obras Públicas, Salud, Justicia, Reforma Política, Medio Ambiente, Turismo y Cultura y Ciencia.

La última cita entre los coordinadores fue hace una semana. Se llamó la atención sobre aquellos que vienen más rezagados y se compartieron las ideas más desarrolladas. En las conversaciones, coincidieron en que es necesario que la mesa política se reactive y dé un marco a las iniciativas.

Los porqués, los cómo y los tal vez

Las líneas internas tienen miradas distintas sobre los motivos del parate político. Con distintas palabras y conclusiones, los referentes generalizan en que hay desconfianza, en que hay egos que están exacerbados y que los sectores esperarán hasta último momento para mostrar sus cartas. La realidad, dicen, es que todos buscan llegar lo mejor posicionados posible a un escenario en el que se pone en juego el recambio total de autoridades.

El cómo se definirá la fórmula es incierto y eso genera desencuentros. La duda que mina la confianza es si todos se encolumnarán detrás de los que eventualmente sean elegidos. La mesa nacional será clave en la definición, porque analizó alternativas para las provincias sin sistema de primarias. Advierten, sin embargo, que la palabra final estará en el espacio local.

Dentro del radicalismo de JxC hay posturas distintas. Hay un grupo heterogéneo que no concibe que Alfaro y Sánchez no hablen y que considera que eso condiciona las relaciones en el espacio, porque si bien falta para los comicios, es fundamental determinar quiénes estarán y quiénes no. Recalcan que hubo intentos para acercarlos, pero fueron infructuosos. Considera que JxC, como colectivo, está ausente en los grandes temas como la inseguridad o la crisis económica. Más allá de los pronunciamientos individuales, el armado ha tenido muy pocas manifestaciones conjuntas este año. Subrayan que, con la elección por delante, no hubo cuestionamientos al sistema. Sí hay un grupo que impulsa la idea de llevar adelante acciones judiciales en contra de las normas vigentes. Hay otro “cómo” vinculado con los comicios: de dónde saldrán los fondos para una campaña que, a la luz de la inflación y de la competencia, será muy costosa.

Otra línea radical más cauta, cercana a Sánchez, considera que la demora en los encuentros de JxC tienen que ver con que estuvieron abocados a la normalización y confían en que la situación se normalizará pronto. Resaltaron que las conversaciones entre los distintos partidos sí se están dando, aunque no sean formales. Sí reconocen que con Alfaro no las hubo. Creen que el entuerto se destrabará y restaron importancia a la “pirotecnia” verbal. En cuanto a la forma de definición de candidaturas, consideraron que algún tipo de interna sería lo más saludable y que se tendrán que revisar en su momento encuestas confiables.

El viernes, los 12 convencionales nacionales recientemente electos y Sánchez viajarán a La Plata para la Convención porque se elegirán las autoridades. Se esperan diálogos sobre diferentes asuntos del espacio y novedades.

En el camperismo, que impulsa a Sánchez, consideran que hay cuestiones a definir como si se ampliará el frente y cómo se distribuirán los roles. Insisten en que quieren ganar y que están dispuestos a dar pelea en una interna abierta. Sostienen, como desde el inicio, que hay que sumar más partidos. La reunión entre los intendentes Mariano Campero y Alfaro, consideran, abrió las posibilidades de descongelar las relaciones.

En el alfarismo tienen una postura muy firme: no concurrirán a la mesa política mientras no haya para qué reunirse. Parte de sus dirigentes creen que la mejor manera de determinar los candidatos es mediante un acuerdo, que saben que es difícil, pero no imposible. Descartan por ahora la idea de internas, porque opinan que no ordenaron las diferencias el año pasado y aseguran que los liderazgos que surgieron de las PASO no se reconocieron. Aliados de Horacio Rodríguez Larreta sí esperan que JxC nacional sea gravitante en la decisión de las candidaturas.

Hay un tema que irrita en el Municipio: las críticas de CREO. Consideran que cada vez que asistieron a una reunión, luego sufrieron los cuestionamientos públicos de ese partido. Sostienen que no tienen diálogo con ese sector, pero advierten que no es un impedimento para convivir en el espacio.

CREO no participó de las últimas reuniones y anuncian que tampoco lo harán si es que no se incluyen en los temarios asuntos más coyunturales sobre las elecciones. Esperan que las candidaturas se definan lo antes posible. “No hay posibilidad de acercamiento con Alfaro, él es más de lo mismo”, sentenció Murga ¿Por qué? Afirma que no representa sus pensamientos sobre las testimoniales o el “uso del Estado”. En CREO también molestan los cuestionamientos de miembros del alfarismo ¿Qué pasaría si Alfaro va en la fórmula? Probablemente busquen otras alternativas.

El sector sí es cercano a Sánchez-Campero y espera poder cimentar cada vez más el vínculo. Los referentes del partido también mantienen charlas con sectores liberales y tiene la propuesta de sumarse a la Confederación de Partidos Provinciales, que promueve el diputado Ricardo López Murphy. La intención es ser la línea liberal dentro de JxC Tucumán.

Hay otros partidos más pequeños que parecen invisibilizados en el armado. Un dato llamativo, por ejemplo, es que en la Coalición Cívica, uno de los fundadores del espacio, se enteraron por los medios de la reunión en Tafí del Valle. Las otras organizaciones políticas que integra también consideran que hay muchas definiciones por tomar y que tienen que avanzar. La posibilidad de una interna es la que más se considera en estos partidos.

A diferencia de meses anteriores, el oficialismo ya puso fecha a las elecciones y puso en marcha los engranajes electorales. La cuenta regresiva para los comicios se acelerará en los próximos meses y, mientras más pase el tiempo, JxC se verá en más aprietos para las definiciones.

Tamaño texto
Comentarios