Censo 2022: Cómo se explica que la población haya crecido más de lo previsto

En 12 años, se incrementó el 18% la cantidad de habitantes en el país. El aumento en la expectativa de vida puede explicar en parte que el porcentaje sea mayor al esperado. Se duplicó la diferencia entre mujeres y varones.

RELEVAMIENTO NACIONAL. El miércoles pasado, los censistas salieron a las calles a entrevistar a la población. LA GACETA / FOTOs DE Analía Jaramillo y franco vera RELEVAMIENTO NACIONAL. El miércoles pasado, los censistas salieron a las calles a entrevistar a la población. LA GACETA / FOTOs DE Analía Jaramillo y franco vera

Los demógrafos ya imaginaban que este censo 2022 los iba a sorprender. Y así fue: los primeros datos del relevamiento que se hizo el miércoles mostraron que la población argentina aumentó más allá de las proyecciones que había hecho el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Si bien se pensaba, de acuerdo a los estudios intercensos, que la cantidad de habitantes del país iba a ser el 13% mayor a la de 2010, fue de casi el 18% más que en ese año. Y es el 30% más de la registrada a principios del siglo. También se incrementó la diferencia entre mujeres y varones.

¿Cómo se explica que la población haya crecido más de lo que estimaban los expertos en estadísticas?

“Hay varias hipótesis”, adelanta Fernando Longhi, investigador del Conicet y docente de demografía. Sin embargo, aclara que estas cifras que dio a conocer el Indec son preliminares y, por lo tanto, provisorias. “Todos los censos tienen un margen de error mínimo. Ese error (no debería ser mayor al 5%) se explica por conteos dobles o por casos de personas que no fueron visitadas. Por eso es que ahora se extendió el operativo una semana más para contar a aquellas personas que no fueron censadas. Luego, hay todo un proceso de consolidación de esa información que lleva tiempo y luego podremos saber con exactitud cuántos somos”, resalta.

Según estos números preliminares, hay 47.327.407 habitantes en nuestro país. Entre los censos de 2001 y 2010, el crecimiento poblacional había sido del 10%, mientras que ahora llega al 18%. Los cálculos indicaban que en 2020 (cuando se debía a realizar el censo) íbamos a ser 45.376.763 habitantes (el previsto 13% más). Dado que el relevamiento se retrasó dos años, era esperable que seamos más habitantes, pero no el 18% de aumento, según los especialistas. Concretamente, las proyecciones oficiales esperaban 46.234.830 argentinos para este año, más de un millón menos de los resultados obtenidos.

Longhi señala que siempre habrá diferencias entre las estimaciones y la realidad. “Las proyecciones se construyen así: se evalúa cómo era el crecimiento poblacional en los censos anteriores; por ejemplo, entre 2001 y 2010, y cómo se venía comportando lo que se conoce como ‘ecuación compensadora’. Esto es, la diferencia entre nacimientos y muertes y entre migraciones e inmigraciones”, remarca.

Factor de confusión

En esta oportunidad, según el experto, además tenemos algo que en demografía se llama “factor de confusión”. Habla de la pandemia, que se trata de un evento histórico, que puede haber modificado los comportamientos de algunas de esas variantes, señala Longui, del Instituto Superior de Estudios Sociales (ISES).

“Cuando se hacen proyecciones, es como agarrar una bola de cristal. También se pueden plantear algunas hipótesis en escenarios en los que hay un crecimiento económico sostenible u otros más estancados; y así se pueden prever consecuencias demográficas”, remarca.

Lo realmente inesperado fue la crisis sanitaria. “Habrá que reconstruir qué es lo que pasó”, explica. Antes del censo, muchos demógrafos creían incluso que el crecimiento poblacional no iba a ser tan acelerado, en un contexto donde las mujeres tienen cada vez menos hijos (la cantidad de hijos por mujer es de 2,9 en 1991; de 2,4 en 2001, de 2,3 en 2010 y de 1,8 en 2019).

Varios aspectos

La cifra fue una sorpresa que puede interpretarse desde varios aspectos: por un lado, hay que tener en cuenta que tenemos una población que envejece cada vez más. Habrá que ver cuál es la esperanza de vida según este censo 2022. En 2010 ya había subido a los 75,28 años promedio (78,65 años para las mujeres y 71,84 para los hombres).

El componente migratorio es más complicado de medir. ¿Será que ingresó más población al país de la que se fue?

“Probablemente la pandemia también haya impactado en eso, atenuando o incrementando la emigración y la inmigración. Con una pandemia de por medio es muy difícil proyectar escenarios hipotéticos. Eso explica, en principio, la diferencia entre los números estimados y los que se obtuvieron con el censo”, insiste Longui, aunque repite que la información es preliminar y no se tiene que tomar como definitiva. Incluso, la ampliación del tiempo para censar va a alterar los datos.

Más mujeres

La otra novedad del censo provisional fue que la disparidad entre géneros ha crecido en los últimos 12 años y la diferencia roza ya los tres millones. El 47,05% de los habitantes de Argentina son hombres, un total de 22,2 millones, frente al 52,8% de mujeres, 25 millones.

En 2010, Argentina contaba con un millón más de mujeres que de hombres: 20,5 millones frente a 19,5 millones (el 5,5% más mujeres que hombres). Esa diferencia ahora se duplicó: es del 12,2% (dejando de lado el 0,12% de la población que respondió ser “x” en la consulta por el sexo registrado al nacer.

“Esto se explica porque la mortalidad masculina es mayor que la femenina para todos los grupos etarios en todo el mundo”, aclara la demógrafa Nora Jarma.

“Aunque nacen más varones, también estadísticamente ellos mueren más. La mayor presencia femenina se da en especial a partir de los 70 años, dada la mayor esperanza de vida de las mujeres”, agrega Longhi.

Los datos del Indec muestran que en Argentina históricamente, hubo más hombres que mujeres hasta las décadas del 60 y del 70, cuando empieza claramente a haber más mujeres.

A partir de la cantidad de mujeres y varones, se calcula el índice de masculinidad, que es cuántos varones hay por cada 100 mujeres en una población, resalta la demógrafa Patricia Ortiz de D’Arterio.

Así, según los datos preliminares del censo 2022 hay 89 hombres por cada 100 mujeres. En 2010, los varones eran 95. ¿Para qué sirve este dato? “Sirve cuando se lo analiza en un contexto territorial junto a otros indicadores. Normalmente en áreas rurales el índice de masculinidad es mayor que en áreas urbanas”, analiza Jarma.

Algunas personas más

El Indec informó que en 90 días difundirá datos preliminares discriminados por sexo, provincia y localidad y será necesario esperar hasta el año que viene para conocer los datos definitivos. De todas formas, los demógrafos coinciden en algo: aunque los censos tienen un margen de error al comienzo y pueden mostrar un subregistro, se acercan bastante a la realidad. ¿Qué se puede esperar cuando termine el conteo final? Lo más probable es que se sumen algunas personas más, aunque seguramente no serán más de entre 200.000 y 300.000, se calcula.

Temas Censo 2022
Tamaño texto
Comentarios