Los Martín Fierro y una fiesta que podría haber sido contagiosa

Mirtha Legrand y Jay Mammon tienen covid.

SANA AL ENTRAR. Legrand acreditó no tener covid al llegar a la gala. SANA AL ENTRAR. Legrand acreditó no tener covid al llegar a la gala.
20 Mayo 2022

Para entrar a la gran fiesta de los premios Martín Fierro del domingo, todos los invitados debían someterse a un test de covid-19 o acreditar un resultado negativo. Esa previsión de la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (Aptra) no habría sido suficiente: dos de las estrellas de esa noche, la eterna Mirtha Legrand y el ascendente Jay Mammon anunciaron ayer que están contagiados de coronavirus, y todas las miradas (y los temores) se dirigieron hacia esa reunión de lujo en el Hotel Hilton, sin barbijo ni distanciamiento, tras tres años sin realizar la ceremonia.

“Estoy asintomática y me siento muy bien. Tengo mis vacunas al día y estoy muy tranquila”, escribió en su cuenta de Twitter La Chiqui, quien a sus 95 años pidió que la “dejen descansar y transitar esto con serenidad”. “Gracias por la preocupación y el cariño de siempre”, agregó. En la celebración del domingo recibió un reconocimiento especial e insistió con su posible regreso a la televisión, si prosperan las negociaciones con Telefe.

En tanto, Mammon (quien recibió el Martín Fierro como revelación) debió postergar por una semana el estreno de su espectáculo unipersonal “El mundo de Jey” en el complejo Multiteatro de la Capital Federal (estaba originalmente previsto para el miércoles). Por la enfermedad, tampoco podrá conducir “La peña de Morfi” el domingo, aunque aún no se anunció quién será su reemplazante.

Ya en la previa de la gala del domingo se habían encendido luces rojas, cuando varias personas (entre técnicos, ayudantes y periodistas acreditados) no pudieron trabajar porque se les detectó covid en el laboratorio montado dentro del mismo hotel de la fiesta. Ahora no se descarta que haya más casos entre las cientos de celebridades que estuvieron en el lugar, aunque nunca se sepa dónde se contagiaron.

Comentarios