El gasoil escasea en el interior y hasta cobran sobreprecios

Algunos transportistas de Concepción se quejan por la espera. Uno de ellos llegó a las 21 a la estación de servicio y cargó a las 13 del día siguiente. Cuesta $ 122 el litro y llegan a pagar $ 190

PALABRA OFICIAL. Hay 100 distribuidoras YPF Agro para la provisión de gasoil a productores agropecuarios. PALABRA OFICIAL. Hay 100 distribuidoras YPF Agro para la provisión de gasoil a productores agropecuarios. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Una notable escasez de gasoil se advirtió en los últimos días en el interior tucumano. La venta del combustible es limitada y en algunos casos se detectaron sobreprecios. El sábado pasado algunas estaciones de servicio de Concepción llegaron a expender a $ 190 el litro, cuando el precio oficial en los surtidores de YPF en promedio oscila entre $ 122 (Ultra) y $ 158,20 (Infinia).

El problema podría profundizarse con la generalización de la zafra azucarera y la cosecha del limón. Es cuando se multiplica el movimiento de los transportes y las maquinarias agrícolas. Y esto es lo que advirtió Julio Delgado, titular del Centro de Defensa Comercial del Sur (CDCS). “Una de las principales causas es que se debe importar más de la mitad de la cantidad de litros que se comercializan en las estaciones de servicio. Y todo esto tiene que ver con el contexto político y macroeconómico mundial que se vive por el conflicto bélico en Ucrania y las medidas que tomaron Estados Unidos y la Unión Europea, que llevó a elevar el precio del barril de petróleo a más de U$S 110”. “Es decir un 30% más caro que el producido en el país”, explicó el dirigente.

“Las petroleras están obligadas a mantener un precio a nivel local que no supera los U$S 70 en las bocas de expendio. Así es como pierden dinero” añadió.

En tanto, Guillermo Lego, de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (Cecha), en el portal Surtidores de las estaciones de servicio, dijo que en este marco de coyuntura internacional “las empresas que deben importar para completar el abastecimiento del mercado interno, generalmente no están integradas y deben afrontar precios internacionales difíciles de pagar, más aún cuando a nivel local lo deben vender a casi la mitad”.

Y agregó: “las estaciones de servicio al no tener el producto que necesitan para poder vender, también ponen un cupo que depende de la región o la provincia, pero el producto no llega directamente a los surtidores, o lo hacen en un período de tiempo mayor al habitual”. A la par, advirtió que en algunas zonas del país, el sector transportista y el agro-productivo comenzaron a cargar en las estaciones de servicio debido a la alza del precio mayorista. Esto hace -indicó- que se termine el combustible antes de lo previsto. “Sumado esto a la demora en la reposición, se generan los quiebres de los stock”, y apuntó que esto no ocurre con la nafta.

“Enfrentamos una situación difícil. El expendio de gasoil es limitado y complica la tarea de traslado de productos. Para ir a otras provincias hay que ir cargando en distintos lugares con esperas a veces de varias horas. Se pierde mucho tiempo y se viaja con bastante incertidumbre”, explicó el transportista Carlos Ortiz. Remarcó que en Concepción, el fin de semana pasado, estuvo esperando para cargar gasoil a una de sus unidades desde las 21 hasta las 13 del día siguiente.

Observó que en el marco de esta crisis también aparecen las especulaciones. Así, cuando se anunció la última suba de los combustibles “todas las estaciones de servicio dejaron de vender hasta que se oficializó la nueva tarifa”, se quejó.

Mientras tanto, a través de un comunicado, YPF informó que está garantizado el abastecimiento de gasoil para los consumidores del canal mayorista, en especial a los productores agropecuarios a través de sus más de 100 distribuidores YPF Agro.

Actividades normales: queja industrial por los elevados precios

“Los industriales tucumanos me manifestaron que el precio del gasoil es exhorbitante y que, en algunos casos, también padecen el desabastecimiento”, explicó ayer a LA GACETA el presidente de la Unión Industrial de Tucumán, Jorge Rocchia Ferro. “El tema gasoil es un problema en estos momentos: la realidad es que hay combustible pero el precio es altísimo”. Y apuntó que en las fábricas azucareras de su propiedad (La Florida, Cruz Alta y Aguilares) es normal el abastecimiento para transporte de caña y cosechadoras. Por su lado, Emilio Luque, dueño del ingenio Concepción, dijo que no tienen un consumo elevado, y que cuando inicien la zafra verán si falta gasoil.

Comentarios