Poder Judicial: “Hace falta capacitación en todos los fueros”

Diego Vals, titular de los Abogados del Sur

Los abogados matriculados para litigar en los centros judiciales de Concepción y de Monteros consagraron a Diego Vals como presidente del Colegio de Abogados del Sur. El letrado, que fue candidato por la lista Manuel Belgrano, ya se desempeñó en ese cargo entre 2012 y 2016. Con la elección del martes pasado también se regularizó la situación institucional de la institución. Cuando concluyó su primer mandato, Vals fue sucedido en el cargo por Ángel Fara, cuyo mandato culminó en 2020. Dada la situación de pandemia, y la cuarentena dura dispuesta por el Gobierno nacional para combatir el coronavirus, ese año no pudieron celebrarse elecciones. Cuando venció el mandato, a cargo de la presidencia quedó el vicepresidente de la institución, Gustavo Geria Lépore.

“Ha sido compleja la etapa de la pandemia para todas las profesiones. La abogacía no es la excepción, especialmente en Tucumán”, manifestó Vals en diálogo con LA GACETA. El letrado hacía referencia a que en simultáneo con la pandemia, entró en vigencia para toda la provincia el nuevo Código Procesal Penal, a partir del 1 de sep-tiembre de 2020. El Poder Judicial tucumano, además, aceleró a fondo con la implementación del expediente digital y del sistema informático que lo administra (el portal del SAE). Y la Legislatura acaba de aprobar la reforma del Código Procesal Civil y Comercial, que entrará en vigencia a partir del 1 de octubre. “Hace falta desplegar una urgente tarea de capacitación en todos los fueros. Con los cambios implementados en Tribunales, o por implementarse, las especializaciones son impostergables”, aseveró el profesional.

El ejercicio de la profesión ocupará un lugar central en la gestión, según puntualiza Vals. Uno de las propuestas que emprenderá la nueva conducción del Colegio de Abogados del Sur, justamente, tendrá que ver con la remuneración que reciben los profesionales del Derecho por sus servicios. “Vamos a crear un Observato- rio en Honorarios. El objetivo de ese organismo será que los colegas acerquen sugerencias, críticas y posturas y que la institución les colabore”, manifestó.

Vals también impulsará la creación de un “fondo de emergencia”, al que se destine un porcentaje de los bonos profesionales que pagan los abogados para atender urgencias de salud de los letrados.

La apertura de la institución hacia la comunidad es una suerte de doble desafío que emprenderá la nueva gestión. Por un lado, para que la entidad colegiada se pronuncie en cuestiones de interés colectivo que se tramiten en los tribunales de Concepción y de Monteros. “Nuestro interés es que los colegas nos acerquen planteos sobre diversas problemáticas con la idea de que el Colegio, inclusive, pueda presentarse como amicus curiae en temas de trascendencia”, aseveró. Por otro, Vals se propone emprender la digitalización completa de la institución, tanto en materia de trámites de los abogados como en lo referido a la gestión y la rendición de cuentas. “Convertir al Colegio de Abogados del Sur en una institución abierta es garantizar la transparencia”, definió.

La agenda de las autoridades electas se completa con la relación institucional con el Poder Judicial. Por caso, el Colegio de Abogados del Sur sentó un representante, el letrado Martín Tello, en la comisión redactora del nuevo Código Procesal Civil y Comercial. Vals, en tanto, advierte que la puesta en vigencia del paradigma adversarial, a partir del nuevo Código Procesal Penal, representa todo un desafío para los abogados, por cuanto enfrentan a la defensa pública, que cuenta con más recursos y estructuras. “Por eso es indispensable que celebremos convenios con el Ministerio Público Fiscal y con el Ministerio Pupilar y de la Defensa para que los letrados particulares reciban capacitación. Eso no sólo tiene que ver con los abogados, sino con la sociedad cuyos intereses representan en los tribunales”, aseveró.

Comentarios