San Martín chocó contra sus propias limitaciones

POCO PREMIO. Mauro Bellone encabeza la salida de los jugadores de San Martín, que se fueron insatisfechos con el resultado ante Instituto. POCO PREMIO. Mauro Bellone encabeza la salida de los jugadores de San Martín, que se fueron insatisfechos con el resultado ante Instituto. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Otra vez fue San Martín el que propuso, manejó la pelota y se encontró con sus propias limitaciones para generarle peligro al rival. Anoche fue Instituto el que esperó y trató de jugar de contra, aunque encontró a una defensa local más sólida.

A lo largo de todo el juego dio la sensación de que el único que quería ganar era el conjunto tucumano, frente a un ordenado pero mezquino planteo de la “Gloria”.

Pero claro, la obligación, de antemano, era del “Santo”, que aunque fue paciente no encontró los caminos para poder abrir el marcador.

Lo intentó Federico Jourdan, después Tino Costa, más tarde Diego Sosa y hasta Nicolás Sansotre, aunque la más clara estuvo en la cabeza de Hernán Lopes. Pero todas las veces que la pelota parecía llegar al área visitante, un mal pase truncó las posibilidades de los conducidos por Pablo De Muner. Después del partido, el propio DT reconoció que “le faltó el gol” a su equipo y que deberán seguir trabajando. Sabe que la responsabilidad es de los suyos y que deberán mostrarse más finos si quieren darle pelea a Belgrano, que, por ahora, sólo sabe ganar y tomar distancia.

La sucesión de malas decisiones condicionó al “Santo”, que debió ganar, pero no tuvo las herramientas necesarias, a pesar de que se cambiaron piezas y se intentaron algunos retoques. El empate sirve, pero se lamentará en unas semanas.

Comentarios