Pierde terreno el bioetanol de caña

08 Mayo 2022

Franco A. Fogliata

Ingeniero Agrónomo

Quienes de una u otra forma estamos vinculados a la actividad sucroalcoholera de Tucumán desde muchos años, nos sorprendió totalmente la noticia sobre modificación y notable aumento del precio del litro del bioetanol de maíz, muy superior al de la caña de azúcar. Debemos recordar que la Cámara del Bioetanol de Maíz de Córdoba había hecho ese planteo el 6 de abril (aduciendo mayores costos por la suba del precio del maíz, etc.), mientras el Centro Azucarero Argentino no apoyaba el planteo, declarando públicamente que estaban satisfechos con el precio vigente (LA GACETA lo reprodujo entonces) y por cadena de la TV el CAA se expresaba “que este precio de $73,11/l nos viene bien porque el alcohol fue producido el año pasado”. El hecho actual es el siguiente: el Boletín Oficial del Gobierno Nacional (Ministerio de Economía) hizo conocer el texto que damos a continuación: “Aumento de precio en base a Etanol de Maíz”. Art. 1º.- Fíjanse los siguientes precios de adquisición del bioetanol elaborado a base de maíz destinado a su mezcla obligatoria con las naftas en el marco de lo dispuesto por la Ley Nº 27.640, para los períodos que se detallan a continuación: a) $ 94,93 por litro para las operaciones a llevarse a cabo en el mes de abril de 2022, a partir de la entrada en vigencia de la presente medida; b) $ 96,35 por litro para las operaciones a llevarse a cabo en el mes de mayo de 2022; c) $ 98,28 por litro para las operaciones a llevarse a cabo en el mes de junio de 2022; d) $ 100,74 por litro para las operaciones a llevarse a cabo en el mes de julio de 2022; e) $ 103,76 por litro para las operaciones a llevarse a cabo en el mes de agosto de 2022.

Mientras tanto comparemos con el precio base del etanol de caña de azúcar por litro para los mismos períodos: Caña en marzo 2022 $73,11, y sin anuncios posteriores de actualización, en tanto el de maíz en abril es $94,93 (sin IVA). Hasta marzo 2022 los precios eran similares. Esta enorme diferencia en el precio base (sin IVA) es del 29,84% para abril a favor del etanol de maíz. Pero también es interesante señalar que, desde el año 2009 al 2020 la estadística que proporciona la Secretaría de Energía de la Nación, indica que el etanol de caña viene perdiendo en su coparticipación como componente en la mezcla de biocombustibles, pues del 100% en aquel año (cuando se inició el programa) bajó al 48% en 2020. Se inició con un modesto aporte en la mezcla de 23.297 m3 de etanol solo de caña y en 2019 para una necesidad total de nafta de 1.073.495 m3, el 48% correspondió a caña (519.667m3), y el resto al maíz.

En 2020 hubo una fuerte baja en las necesidades totales de nafta, con 808.725 m3, pero manteniendo la proporción del 48%, con 385.150 m3 de etanol cañero. Es evidente que se pierde terreno. ¿Cuál será la reacción frente a lo expuesto?, ya lo expresamos en publicaciones anteriores que en los últimos 15-20 años se planta más caña y se muele más pero no hay un correlato con más producción de azúcar. Algo está pasando. Por ejemplo en 2012 se produjeron 1.289.458/t/azúcar y en 2021 1.322.621, apenas 2,57% mayor en 10 años.

Un rápido vistazo a los precios del azúcar y alcohol viene bien. Cactu nos informa que la bolsa de 50 Kg del blanco “A” entrega ingenio (con IVA) al 29 de Abril estaba en $3.530 (promedio). De una bolsa de 50 Kg con el coeficiente aceptado de 1,645 salen 30,4 l/alcohol hidratado y 29,3/l del anhidro. Esto son $88,46/l (con IVA) o sean $2.592/bolsa equivalente. Pero si lo adecuamos al precio del etanol de maíz ocurre algo interesante. El litro del etanol con IVA costaría lo mismo que la nafta súper YPF en Tucumán ($114,6 vs $114,86 l/maíz). Así la bolsa equivalente alcohol/azúcar estaría en $3.365,40. Para reflexionar. Con los precios internacionales al 29 de abril, el refinado era U$S 533,4/t o sea $3.198/bolsa y el crudo con U$S 428,4/t resultan $2.569/bolsa, son valores en bruto. Así el azúcar blanco “A” es mejor. El dólar es a $120 (Banco Nación). Pero si lo comparamos con la que el valor equivalente del etanol maíz la ecuación cambia. ¿Qué actitud asumirá el sector azucarero argentino?

Comentarios