05 Mayo 2022

Vivimos en una sociedad individualista en la que algunas personas no respetan el derecho del otro; imperan el egoísmo y falta de empatía. Sé que hay miles de situaciones graves. Vivo en un edificio planta baja; el vecino del departamento de arriba me traslada toda la humedad por su baño y me llega hasta la cocina. Se trata de inquilinos; hace un mes y 10 días, la humedad avanzó; he ofrecido pagarles el arreglo y siempre tienen una excusa. Vivo con mi hijo con capacidades especiales, esquizofrenia. Los hablé en reiteradas oportunidades y no acceden; ya tengo parte del cielorraso caído. Hasta el momento quise llegar a un diálogo. Espero que a través de esta carta, si la lee Dios, les toque el corazón y deje entrar al plomero a revisar la reparación que daña mi departamento.

Silvia Noemí Vera

Diego de Rojas 1.419

San Miguel de Tucumán

Tamaño texto
Comentarios