Canciones de amor que invitan a suspirar

Pablo Vera, Federico Cerisola y Matías Manzur harán clásicos de fines del siglo pasado.

POR PRIMERA VEZ. Federico Cerisola, Matías Manzur y Pablo Vera actuarán juntos en un show musical. POR PRIMERA VEZ. Federico Cerisola, Matías Manzur y Pablo Vera actuarán juntos en un show musical.
05 Mayo 2022

“Cantemos de amor: canciones para suspirar” es la propuesta que, en formato café concert, desplegarán esta noche Pablo Vera, Federico Cerisola y Matías Manzur a partir de las 22 en CiTá Abasto de Cultura (La Madrid 1.457), en una extraña conjunción del primer proyecto conjunto del trío.

“Queremos ofrecer y compartir con el público un viaje musical para conectar con ese momento de la vida en el que vibramos y sentimos mariposillas en el estómago. El repertorio será solamente de canciones en español y como los tres somos más o menos contemporáneos, con la música que escuchamos en los tiempos jóvenes desde finales de los 70 hasta los 90”, anticipa Vera a LA GACETA.

Cerisola aporta que no será un recital clásico: “iremos un poquito más allá; la idea es compartir también experiencias y propias visiones con respecto al amor e invitar a que el público haga lo propio en distintos momentos, en los que vamos a abrir el juego para divertirnos y para construir juntos un nuevo paradigma”.

El listado abarca “Paisaje”, de Franco Simone; “Quereme, tengo frío” y “Puerto Pollensa”, de Marilina Ross; el tema central de “El beso de la mujer araña” y “Manuelita, la tortuga”, de María Elena Walsh, entre muchas otras canciones, alternándose en el micrófono entre los tres.

“Son temas que marcaron una línea biográfica en cada uno de nosotros y tienen olor a nostalgia… Remiten a la hora de los besos, los abrazos, las caricias, de las visas de permanencia sin olvido. Son autores y compositores que nos llevan a distintos paisajes del amor, que cuentan y cantan historias de sentires, unas veces correspondidos y otras no. De soledades compartidas, de temores, de esperanza y felicidad”, afirma Manzur.

La elección respondió a ciertos parámetros claros. “Son canciones emblemáticas porque cada una, en su estilo y género, atravesaron décadas y siguen vigentes. Están reversionadas constantemente por distintos artistas, que es lo que hemos hecho nosotros. El amor duele, pero también es disfrute. Es goce, ilusión, pena, anhelo; pasado, presente y futuro; pasión, locura, éxtasis”, enumera Cerisola. “Uno termina decidiendo cantar lo que siente y ama, con momentos muy acústicos de guitarra y piano y con la explosión de las pistas, con múltiples matices y diversos paisajes musicales”, añade.

A lo que Vera suma: “tenemos preparadas un par de canciones para que el público salte de su silla y se ponga a cantar con nosotros, con una selección de temas que se fue armando en función de lo que cada uno tiene ganas de hacer”. “Como a los tres nos gusta hacer música y nos encanta lo que fue sucediendo en los ensayos, armamos este show de una manera tan orgánica que cada propuesta o idea que aparecía, era tomada y puesta en marcha”, añade.

Manzur reivindica que el ensamble del espectáculo “se dio de manera natural, escuchándonos siempre y desde el primer encuentro”. Y aclara que tras este primer show con Vera y Cerisola, va a querer más: “todavía estoy en edad de merecer”.

Temas Tucumán
Tamaño texto
Comentarios