Los piquetes enfrentan al Gobierno con grupos sociales

Distintos sectores se posicionan a favor y en contra de las protestas callejeras; se abre un debate sobre esta modalidad de lucha.

COSECHEROS DEL LIMÓN. Trabajadores autoconvocados del citrus cortaron ayer la ruta provincial 315, a la altura del ingreso a Tafí Viejo. COSECHEROS DEL LIMÓN. Trabajadores autoconvocados del citrus cortaron ayer la ruta provincial 315, a la altura del ingreso a Tafí Viejo.
05 Abril 2022

A causa del malestar social que atraviesa el país por la crisis económica, en los últimos meses se produjo una gran cantidad de reclamos, movilizaciones y acampes. Ayer por la mañana, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Juan Zabaleta, criticó duramente los cortes de calle y dijo que son medidas “de laburantes contra laburantes”. Pidió además a los sindicalistas y dirigentes sociales que “busquen otra modalidad de protesta porque los que transitan por la calle también tienen derechos”.

En el plano local, el concejal Agustín Romano Norri, había presentado en el año 2017 una propuesta de ordenanza para regular los piquetes en la capital. “El derecho a manifestarse es un derecho constitucional pero se debe hacer sin perjudicar a terceros. Así como cuidamos y respetamos el derecho que tienen al reclamo legitimo cada una de las organización sociales, también hay un porcentaje más importante de la sociedad que necesita trabajar y cumplir con sus obligaciones correspondientes, entonces no nos parece que terceros obstaculicen el normal funcionamiento de una sociedad por una protesta”, manifestó el concejal.

Y sostuvo que son ellos quienes tienen la responsabilidad de generar políticas desde el Estado para regular estas situaciones, “a través de multas para las organizaciones o gremios que corten indebidamente y sin previa autorización el tránsito de la ciudad”.

Por otra parte, el legislador Federico Masso – Libres del Sur- tildó el discurso de Zabaleta como “discriminativo” y opinó que se equivoca en sus declaraciones, aludiendo que “son propias de un ministro que está avalando una Argentina para pocos. Lo que se pide es trabajo genuino, ninguna persona que hoy gana un programa social puede vivir con $16.500”. Y agregó que la pobreza y la crisis económica no se solucionan “haciendo oídos sordos a los reclamos, ni generando miedo ni represión, sino con políticas públicas de inclusión”. El legislador aseguró que, luego de la crisis del 2002, todos los sectores de la sociedad utilizaron la movilización callejera para expresarse y que actualmente “la gente no pide planes, pide para comer”.

Por último, afianzó la idea que “la única manera de poder expresarse es hacerse escuchar y en Argentina es mediante una medida de fuerza, ya que no están dados los mecanismos para el diálogo entre el Gobierno y los sectores perjudicados. Una persona que no tiene con que darle de comer a sus hijos no irá a pedir permiso para cortar una calle, si no la sufren no la sienten”, apuntó.

El mes pasado, Ramiro Marra, un legislador porteño, lanzó un movimiento antipiquetero para frenar los cortes de tránsito. En el mes de febrero, Marra junto al bloque de Javier Milei, presentaron un proyecto de ley con el objetivo de prohibir la realización de piquetes en la vía pública de la capital bonaerense.

Esta iniciativa generó polémica y obtuvo la adhesión de algunos sectores de la sociedad, pero también críticas de los dirigentes sociales. Tal es el caso de Omar Diez, dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). “Lo que pretenden es silenciar los reclamos del pueblo y eso no va a ser posible, desde el momento que no nos tomen en serio los reclamos y no busquen una solución, nosotros no vamos a cambiar la modalidad de protesta”, indicó. Dijo, además, que los piquetes son “la única herramienta que tienen los argentinos para hacerse escuchar, lamentablemente no hay otra posibilidad de que el gobierno nos tome en serio para darnos respuesta”.

Con respecto al pedido de Zabaleta de un cambio de modalidad en los reclamos, Díaz señaló que “hace muchos años que se busca otra forma de protesta, por el momento no se ha conseguido”. “Al principio las protestas eran con quema de cubiertas, luego sentimos que estábamos perjudicando al medio ambiente y a la sociedad, entonces eso se transformó en ollas populares para mostrar la necesidad”, acotó.

Por su parte, la dirigente del Polo Obrero, Gabriela Gramajo, respondió a las críticas que califican a los piqueteros de “gente vaga que no quiere trabajar” y dijo: “no queremos un plan social, al contrario no los generamos los piqueteros a los planes sociales, fue el mismo gobierno. Tenemos un gobierno que cree que estamos caprichosos y queremos cortar la ruta porque si y no es así, queremos que vean la realidad”. Y agregó, “creemos que es legal salir a protestar y no quedarnos en casa cómodamente viendo el hambre que sufre la gente. Alguien que impulse una ley antipiquete lo hace porque no ha vivido la situación que vivimos nosotros, no han vivido la pobreza no han sentido el hambre y la necesidad”.

Y resaltó que desde su organización seguirán reclamando a través de esta metodología. “El gobierno debe dar una respuesta. No hay otra salida, no estamos pidiendo que nos regalen nada, pedimos nuestros derechos: trabajo genuino para vivir dignamente”. (Producción periodística, Graciela Di Vico).

Cortes de Uatre: trabajadores rurales se instalarán en varias rutas

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) anunció para hoy cortes de ruta en la provincia y protestas en empaques, en reclamo por un aumento del salario de los cosecheros del citrus. Germán Farreri, subdelegado de Uatre, dijo que piden un jornal superior a los $ 3.000, para que el cosechero cobre una maleta de $ 100. “La única propuesta que recibimos hasta ahora es un aumento escalonado, pero nunca se habló de porcentajes”, afirmó. “Nosotros consideramos que es una burla. El salario actual es miserable, el jornal es de $ 1.730 y con los descuentos queda $ 1.300”, agregó.

Los cortes serían en Tafí Viejo, Lules, Famaillá, Monteros, Aguilares, Alberdi, La Cocha, Burruyacu y Bella Vista, y habrá manifestaciones en la ruta 307 que conduce a los Valles, Ruta 302, Ruta 9, Ruta 38, en los puentes Lucas Córdoba (a Banda del Río Salí) e Ingenio Barros (al aeropuerto), Ruta 304 en Garmendia, Macomitas, Mariño, El Chañar y rotonda de Los Gutiérrez.

Los trabajadores autoconvocados del citrus también anunciaron que hoy realizarán medidas de fuerza. Sin embargo, marcaron distancias con Uatre. “A diferencia de ellos nosotros reclamamos un jornal de $ 3.400, para que el cosechero cobre una maleta de $ 120 y el embalador cobre una caja de $ 34”, sostuvo Mario Villacorta, autoconvocado. “Nosotros no vamos a aceptar un salario bajo. Las medidas de fuerza van a continuar hasta que no haya una solución”, cerró.

Comentarios