El VAR es una ayuda, pero no la solución

NO SE TERMINARÁN. Pese a la llegada del VAR, las discusiones seguirán vivas. tycsports.com NO SE TERMINARÁN. Pese a la llegada del VAR, las discusiones seguirán vivas. tycsports.com

Algunos aseguran que la tecnología en el fútbol es una necesidad de acuerdo a los tiempos que corren. Otros, opinan que ello conspira contra el verdadero espíritu de este deporte.

Podemos estar o no de acuerdo con la implementación del VAR en las diferentes competiciones, lo cierto es que para dar un diagnóstico más certero, todo depende de la manera en la que se utiliza la herramienta.

La llegada de la tecnología al fútbol nuestro de cada día abrió el debate. En una Liga en la que los errores (muchas veces horrores) arbitrales están a la orden del día; muchos piensan que la “bendita” tecnología será la encargada de enterrar las mil y una polémicas que hay cada fin de semana. Pero no, señor lector. No se haga muchas ilusiones.

Así como los jueces de campo fallan en múltiples ocasiones, el VAR está controlado por mentes humanas y ese es el principal quid de la cuestión: mientras personas estén a cargo del asunto, las polémicas no cesarán; para eso pueden tomarse como ejemplos lo que pasó en otras ligas y competiciones a lo largo y a lo ancho del planeta.

Por eso, mientras no hayan jueces capacitados para dirigir, la tecnología no obrará milagros. Eso sí, los partidos serán más largos, más conversados y algo más tediosos debido a los parates.

Habrá que esperar para poder dar un veredicto final al respecto. Pero en los papeles, el VAR llega para ayudar; aunque no necesariamente sea la solución a un problema que tiene otra raíz.

Tamaño texto
Comentarios