Al doble de Di María le cayó un árbol encima y se salvó de milagro

Alejandro, quien tiempo atrás se hizo conocido por su impactante parecido al jugador de la Selección, estuvo a punto de ser aplastado por un árbol

¡ESTÁS IGUAL! El churrero Alejandro, y Di María. ¡ESTÁS IGUAL! El "churrero" Alejandro, y Di María. Foto de Yahoo Noticias
26 Marzo 2022

Un vendedor de churros rosarino, Alejandro, que por su parecido a Ángel Di María hizo furor en las redes, fue sorprendido por los efectos del temporal que azotó a la ciudad santafesina recientemente y casi fue aplastado por un tronco de árbol.

El churrero que circulaba en bicicleta fue captado por una cámara de seguridad instalada en una vivienda de la calle Ramón Lista al 3600, en el barrio Acindar de la ciudad de Rosario. Ocurrió el miércoles por la tarde, cerca de las 15:30, y el video logró hacer famoso nuevamente a este hombre, cuya existencia ya había sido notoria en redes sociales por su llamativo parecido al futbolista de la Selección.

Hubo vecinos que notaron la situación y corrieron para auxiliar al trabajador ambulante atrapado entre su bicicleta y el tronco. “Digamos que tuve un Dios aparte y fue de milagro, porque igual el árbol impactó en mi espalda, en el asiento de la bicicleta y en el portaequipaje, que lo rompió todo. El árbol hizo un sonido, sentí un ‘crack’ y cuando me di cuenta ya lo tenía casi encima. Traté de esquivar con el cuerpo lo que más podía para que no me diera de lleno, y gracias a Dios no fue tan grave”, dijo Alejandro en diálogo con el canal TN.

El momento del accidente El momento del accidente

Por estar concentrado en llamar la atención de la gente con su corneta, el churrero no pudo reaccionar rápido en el momento. “Vinieron unos vecinos que justo estaban ahí y me ayudaron a salir de abajo de la rama que estaba sobre mí. Agradezco a la gente que se acercó a ayudarme, a los que me acercaron una silla para que me siente y me quede tranquilo”, expresó.

A pesar del mal susto, Alejandro no tuvo heridas graves. “Me hicieron todos los estudios y gracias a Dios no tengo nada grave”, dijo. “Estoy bien. Lo que tengo son los raspones que quedan pero ya se van a cicatrizar. Yo digo que Dios estuvo guardándome. Tuve un Dios aparte”, agregó.

Temas Rosario
Tamaño texto
Comentarios